La Wikly de Emilio Doménech
La Wikly
🎯 Objetivo: el hijo de Biden
1×
0:00
-15:06
🎯 Objetivo: el hijo de Biden
Y también: una película con una Sydney Sweeney imperial

21 de septiembre | Madrid

📬 La semana pasada, los suscriptores de La Wikly Premium pudieron leer nuestra cobertura sobre algunas de las ideas de política, cultura y tecnología que mueven el mundo:

Si quieres recibir nuevas entregas exclusivas y apoyar este proyecto, puedes probar la suscripción de La Wikly Premium de forma gratuita durante siete días y sin compromiso aquí:

🕰️ Leer esta newsletter te llevará 14 minutos y 42 segundos.

👋 Aguanta hasta el final para un buen meme de Harry Potter. Bienvenido a La Wikly.


El presidente estadounidense Joe Biden vía Facebook

🎯 A por Hunter

Lo importante. Los republicanos llevan meses intensificando su ofensiva contra Hunter Biden hasta alcanzar el punto álgido de la semana pasada, cuando el líder de los republicanos en el Congreso anunció el inicio de un proceso de impeachment contra su padre, el presidente Joe Biden.

  • Las acusaciones de los republicanos tildan a Biden de corrupto por haberse inmiscuido en los negocios controvertidos de su hijo, pero no hay pruebas fehacientes de que así haya sido.

  • Aun así, los republicanos se atan a indicios anecdóticos y circunstanciales para justificar la extensión de las investigaciones contra Hunter.

Explícamelo. El hijo del presidente es desde hace años foco de investigaciones y especulaciones sobre sus negocios, posible tráfico de influencias y un pasado sensacionalista de sexo y drogadicción.

  • La diana puesta en los problemas legales Hunter ha ayudado a los republicanos a encontrar una forma de equilibrar la balanza mediática entre Biden y Trump, su probable rival en 2024.

  • Porque lejos de la búsqueda de la verdad, es evidente que el objetivo principal de los republicanos es perjudicar a la reelección de Biden y alejar a la prensa de las imputaciones a Trump.

¿Pero por qué pueden los republicanos investigar a Hunter desde el Congreso? ¿Por qué puede Kevin McCarthy, líder de los republicanos en ese Congreso, lanzar un proceso de impeachment contra Biden?

Contexto. Al tener mayoría en la cámara baja, los republicanos controlan los comités más importantes del órgano desde donde iniciar investigaciones como la de Hunter.

  • Eso les permite guiar las narrativas que ellos elijan, invitando a testigos y presentando pruebas que encajen con sus objetivos políticos.

  • Los demócratas hicieron lo propio en la legislatura pasada, pero las pruebas contra Trump en los dos procesos de impeachment que se hicieron contra el expresidente eran mucho más contundentes.

La pregunta es: ¿pueden equipararse investigaciones como la de la llamada de Trump a Volodímir Zelenski o la del Asalto al Capitolio con la de una dirigida contra Hunter sin pruebas fehacientes de un crimen por parte del presidente en el cargo? Y por otro lado:

  • ¿Qué de verdad hay en las acusaciones a Hunter?

  • ¿Tiene el presidente algo que ver en los negocios controvertidos de su hijo?

  • ¿O es todo un nuevo abuso de poder republicano?

En esta newsletter, ahondamos en los hechos que se conocen hasta ahora sobre Hunter, sus negocios y la posible implicación de su padre, así como la ofensiva republicana desde el Congreso.

🫵 Las acusaciones

Biden ha sido senador, vicepresidente y ahora presidente de Estados Unidos, lo que le ha convertido en una figura clave de la política exterior del país norteamericano durante décadas.

  • Eso ha puesto un foco destacado sobre su familia, especialmente en Hunter, que a lo largo de su carrera ha acumulado roles polémicos en banca y como lobista.

  • Pero son sus negocios como consultor e inversor en el extranjero los que le han granjeado más escrutinio conforme su padre aspiraba a la presidencia.

Siendo Estados Unidos la mayor potencia global, tener siquiera un atisbo de acceso a una de las personas más importantes del gobierno es un caramelo suculento para agentes extranjeros, tanto por interés político como económico. Eso incluye a grupos en China o Ucrania.

  • Varios de esos grupos rociaron a Hunter con millones de dólares con al menos cierto propósito de tener cercanía con el gobierno estadounidense, aunque nunca se ha demostrado que recibieran trato de favor por parte de ese mismo gobierno.

  • El problema es que muchas de esas transacciones no fueron en principio reconocidas y/o declaradas por el menor de los Biden, lo que le acarreó problemas con la justicia (y de ahí algunos de los focos de las investigaciones actuales).

Cabe aclarar que ser pagado por extranjeros no es un delito, incluso si uno de los servicios que buscan sea la proximidad al poder (¡aunque sin duda es cuestionable!). De hecho, los problemas legales que enfrenta Hunter no tienen que ver con la iniciativa en sí de su actividad empresarial, sino con el hecho de no haber rendido cuentas de la misma.

  • En un acuerdo que Hunter había alcanzado anteriormente con la fiscalía, el hijo de Biden admitió no haber presentado declaraciones de impuestos ni haber pagado lo que debía en 2017 y 2018.

  • En 2021, su abogado personal le prestó dinero para pagar hasta 1,9 millones de dólares en impuestos, intereses y multas.

Los informes elaborados por los republicanos en el Congreso señalan flujos de dinero procedentes del extranjero que enriquecieron a Hunter y a otros miembros de la familia Biden de forma sospechosa. El foco está en dos países:

  • En Ucrania, donde Hunter fue directivo de una compañía energética en los años de vicepresidencia de su padre. En esos años, Biden visitó Kyiv con el propósito de acabar con la corrupción en el país.

  • Y en China, donde Hunter colaboró con un conglomerado de inversión que buscaba participar en empresas energéticas y financieras en varias partes del globo. Ese grupo luego desapareció del mapa bajo orden china y uno de sus altos representantes fue condenado por soborno en Nueva York.

En ambos casos, la cercanía de Hunter con esos socios extranjeros generaba preocupación por el posible conflicto de interés de Biden con los negocios de su hijo.

  • Primero, porque Hunter podría estar vendiendo acceso al gobierno a cambio de grandes sumas de dinero.

  • Y segundo, porque esos socios podrían haber usado a Hunter para hacer avanzar los intereses de países rivales de Estados Unidos como China.

En ese sentido, el testimonio más explosivo fue el de Devon Archer, exsocio de Hunter que declaró frente al Congreso hace más de un mes. En sus declaraciones, Archer explicó la forma en la que Hunter daba una «ilusión de acceso» a su padre y el gobierno estadounidense, pero sin darlo del todo.

  • Por un lado, Archer dijo que Hunter hablaba con su padre diariamente y en unas 20 ocasiones lo puso en altavoz durante reuniones de negocios. En al menos dos ocasiones, Biden incluso participó en cenas en las que también lo hicieron Hunter y algunos de sus asociados extranjeros.

  • Por otro, Archer dijo que Biden nunca entró en asuntos de negocios en esas cenas y conversaciones. Y a la pregunta de si Biden cometió alguna irregularidad, Archer sentenció que «no».

Las declaraciones de Archer, así como otros testimonios y pruebas, ponen a Biden muy cerca de los negocios de su hijo y sin duda ilustran la forma en la que Hunter se ha ido aprovechando del apellido de su familia, pero no demuestran una mala conducta del presidente. Al menos, por ahora.

🔫 Nueva arma política

Todas estas revelaciones se conocen tras años de investigaciones y exclusivas periodísticas que han desencadenado una batalla política esencial en Estados Unidos en los últimos años, especialmente conforme se acercan las elecciones presidenciales de 2024.

  • Pero para entender el momento actual primero hay que remontarse al cambio de mayoría en la Cámara de Representantes en 2022.

  • Es ahí cuando se inicia la ofensiva legislativa de los republicanos contra Biden y su hijo Hunter en contraposición a la investigación de la fiscalía que indaga en Hunter desde 2018.

Tras los resultados de las elecciones de medio mandato de 2022, los republicanos anunciaron en su primera rueda de prensa que usarían su mayoría en la Cámara de Representantes para lanzar investigaciones contra las actividades de Hunter.

  • Los republicanos se justificaban aduciendo que el Departamento de Justicia1 es un órgano politizado por los demócratas con el fin de lanzar imputaciones contra Donald Trump, pero incapaz de hacer nada contra Hunter.

  • Para evitar esa clase de críticas, el líder del departamento, Merrick Garland, otorgó poderes especiales a un fiscal que investigaba a Hunter desde 2018: David Weiss.

Es decir, por un lado están los republicanos del Congreso, que quieren moldear la justicia a su antojo, y por otro está el Departamento de Justicia, que ha puesto una investigación sobre Hunter en manos de un fiscal independiente como Weiss.

Ofensiva republicana. A finales del pasado junio, tres comités congresuales con mayoría republicana unieron fuerzas para reforzar sus investigaciones sobre Hunter tras escuchar a dos trabajadores del IRS2 hablar sobre supuestas interferencias en la investigación de Hunter sobre «evasión de impuestos».

  • Esos trabajadores aseguraban que al fiscal encargado del caso se le había rechazado la petición de ser nombrado fiscal especial3, que le daría más poderes e independencia, aunque la acusación ha sido negada tanto por el propio Weiss como por el Departamento de Justicia.

Finalmente, y tras meses de legisladores republicanos solicitando al fiscal general que ascendiera a Weiss a fiscal especial, Garland lo hizo.

  • Pero los conservadores siguen creando confusión declarando que ahora Weiss no es la persona adecuada y presentan el nombramiento como una confirmación de sus sospechas.

  • El senador republicano por Iowa Chuck Grassley, que pidió hace un año que se nombrara a Weiss fiscal especial, dijo tras el nombramiento: 

«Dado el acuerdo clandestino negociado por el fiscal federal del estado natal4 del presidente Biden, está claro que Weiss no es la persona adecuada para el trabajo».

⚠️ Dato a resaltar: en 2017, David Weiss fue nominado como fiscal federal por Trump. En 2021, cuando Biden asumió el cargo, prometió mantener a Weiss en el cargo pese a que es habitual que los llamados Fiscales Estadounidenses (U.S. Attorneys) presenten su dimisión con el cambio de presidencia para que sea el nuevo mandatario el que elija a su sucesor. Biden quería así evitar denuncias por deshacerse del fiscal que estaba investigando a su hijo Hunter desde 2018.

A lo largo de las investigaciones congresuales sobre Hunter, los legisladores republicanos han producido informes y han hecho intervenciones en medios de comunicación cuyo propósito principal ha sido amplificar o exagerar información ya de por sí tendenciosa.

  • Uno de los objetivos habituales ha sido el de etiquetar los negocios de Hunter, así como su vida personal, como un entramado turbio y corrupto.

  • The Washington Post hizo hace poco una comparación de frases de los informes y declaraciones de un líder republicano al día siguiente de su publicación que ilustran a la perfección esta dinámica:

«El Comité ha identificado más de 20 empresas afiliadas a ciertos miembros de la familia Biden y sus socios comerciales», publicó el comité en el segundo memorando el 10 de mayo.

«Hemos identificado más de 20 empresas pantalla que los Biden han creado para lavar el dinero que recibían de ciudadanos extranjeros hasta su cuenta bancaria personal», decía Comer a Fox Business el 11 de mayo.

«El Comité ha identificado ahora más de 20 millones de dólares en pagos de fuentes extranjeras a la familia Biden y sus socios comerciales», publicó en el tercer memorando el Comité el 9 de agosto.

«La familia Biden recibió más de 20 millones de dólares de nuestros enemigos en todo el mundo. ¿Qué hicieron para recibir el dinero?», decía Comer a Newsmax el 10 de agosto.

La congresista republicana Marjorie Taylor Greene muestra imágenes explícitas de Hunter Biden en un comité de la Cámara de Representantes vía Fox News

La cumbre de este ensañamiento la lideró, cómo no, la congresista republicana Marjorie Taylor Greene cuando apareció en la cámara baja con un montaje fotográfico de Hunter desnudo practicando sexo.

  • La vida personal de Hunter está plagada de excesos de alcohol, drogas como el crack y sexo con prostitutas, todos ellos recapitulados en las filtraciones de su famoso ordenador portátil.

  • Pero sus adicciones son irrelevantes en las investigaciones salvo por unos cargos federales que se han presentado contra él por haber mentido al comprar y tener un arma de fuego pese a estar bajo la influencia de las drogas.

Entonces, ¿qué pretenden realmente los republicanos al ensañarse con las fallas personales de Hunter, incluso llegando a exponer sus imágenes pornográficas en las cámaras del Capitolio? Dos motivos:

  • Primero, asociar las imágenes más escandalosas de Hunter a las investigaciones sobre sus negocios con el fin de conseguir el favor de la opinión pública en su ofensiva contra Biden. Cuanto más turbio todo, mejor.

  • Segundo, acaparar titulares que distraigan de las causas judiciales que ahora mismo se ciernen sobre su paladín para 2024: Trump.

🔥 El impeachment

El bombazo de estos días es que el líder republicano en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, anunció la semana pasada que ordena a los tres comités ya mencionados «una investigación formal de impeachment contra el presidente Joe Biden».

  • Este movimiento es una manera de aplacar al ala más dura de su partido, que lleva reclamando este movimiento desde hace meses y que han amenazado a McCarthy con retirarle su apoyo si no cumple con sus exigencias en este y otros asuntos, como las leyes de gasto.

  • De hecho, McCarthy evitó presentar a voto el inicio del proceso de impeachment en la cámara baja al completo, lo que indicaría que no cuenta con todo el apoyo que necesita de los republicanos moderados.

Esta victoria de los republicanos más extremistas sobre McCarthy conseguirá extender durante meses el escrutinio sobre la familia Biden y ampliar el foco al presidente, ensuciando el debate político nacional.

  • El Partido Demócrata publicó un informe el lunes en el que calificaba a las investigaciones de uno de los comités republicanos de «fracaso».

  • Ese informe indica que tras el análisis de 12.000 registros bancarios, 2.000 páginas de informes de actividad sospechosa y de horas de entrevistas con socios de Hunter, los republicanos no han conseguido ni una sola prueba contra el presidente.

«Este es un esfuerzo transparente para impulsar la campaña de Donald Trump al establecer una falsa equivalencia moral entre Trump —el expresidente cuatro veces imputado que ahora enfrenta 91 cargos penales federales y estatales, basados en una montaña de evidencia condenatoria de una sorprendente variedad de delitos graves, incluyendo mentirle al FBI, poner en peligro la seguridad nacional al conservar ilegalmente documentos clasificados y conspirar para subvertir la Constitución de los Estados Unidos— y el presidente Biden, contra quien no hay evidencia de ningún delito», dice el informe demócrata publicado el pasado 11 de septiembre.

Y tú, ¿qué credibilidad le das a las acusaciones contra Joe?


🎬 Una recomendación

Con la colaboración de Filmin
Por Emilio Doménech

Reality es una película estadounidense de 2023 dirigida por Tina Satter. Sigue el registro que el FBI hace de la casa de Reality Winner, una contratista de inteligencia acusada de filtrar información confidencial. La historia, basada de forma íntegra en grabaciones reales, se produce en el contexto de la influencia rusa en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016.

  • Sydney Sweeney interpreta a Reality en una nueva demostración de lo que puede hacer en el cine y la televisión con esa mirada. Sea en The White Lotus, Euphoria o The Handmaid’s Tale, Sweeney por fin tiene la oportunidad de llevar una película ella sola de principio a fin.

  • En la dirección está Tina Satter, una laureada dramaturga y productora de teatro que debuta en largometraje adaptando una obra con la que ya triunfó en Off Broadway en 2017.

En tan solo 83 minutos, Satter y Sweeney recrean el registro de la casa de Reality con una tensión que se crea con los silencios y un hilo musical generalmente sutil. Esa tirantez, a veces asfixiante por las incógnitas que envuelven a las conversaciones entre ella y los agentes del FBI, explota con los atropellos que intervienen como lo harían unos sustos en una película de terror.

  • Hay en concreto un punto de inflexión en el que por primera vez vemos a Reality de espaldas. Ella se retuerce ligeramente de cuello y cabeza en un instante que casi parece sacado de una escena en la que el protagonista empieza a convertirse en monstruo.

  • Luego, es su fragilidad la que se apodera de la película conforme empiezan a resolverse preguntas sobre si de verdad es culpable de las acusaciones. Ahí es cuando de verdad se aprecia de verdad lo pletórica que está Sweeney desde los primeros compases.

Es importante resaltar que Reality es una película con una clara intencionalidad política, pero sin sentirse manipuladora, solo muy humana. Eso la convierte en una joya si cabe mayor.

Reality estará disponible en Filmin.


En otro orden de cosas, esta fin de semana estaré por el Festival de San Sebastián, así que atento a las notificaciones en Twitter y Twitch para saber cuándo abriré directo para contaros mis impresiones de los estrenos más sonados del certamen, incluido lo nuevo de J.A. Bayone que representará a España en los Oscar, La sociedad de la nieve.

¡Compártenos!

Feliz miércoles,

Posdata: no apto para débiles.

1

El Departamento de Justicia es un órgano encabezado por el Fiscal General, una figura que es nominada por el presidente en ejercicio y confirmado por el Senado. La persona en el puesto ahora mismo es Merrick Garland, un exjuez que fue nominado por Biden y confirmado por un Senado de mayoría demócrata.

2

La Hacienda estadounidense.

3

El nombramiento de un fiscal especial por parte del Departamento de Justicia se suele producir cuando puede existir un conflicto de interés entre el líder del departamento, designado por el presidente, y la persona o el caso que está siendo investigado. En este asunto, Joe Biden nominó a Merrick Garland como Fiscal General, líder del Departamento de Justicia, para que luego fuera confirmado por un Senado de mayoría demócrata. Es decir, que un fiscal especial evita las críticas de un posible conflicto de interés y además eleva los poderes de ese fiscal para pedir testigos, pruebas o presentar cargos.

4

La investigación de Hunter se inicia en el estado de Delaware, que es donde creció Biden en su adolescencia y después como político, llegando a ser senador en representación del estado.

0 Comentarios
La Wikly de Emilio Doménech

La Wikly

Las noticias estadounidenses de Washington D.C., Hollywood y Silicon Valley, contadas por el periodista Emilio Doménech desde Nueva York. Ahora, en formato podcast.

Escuche en

Substack App
Apple Podcasts
RSS Feed

Aparece en el episodio

Emilio Doménech
Anita Pereyra
Bosco Bárcena