La Wikly de Emilio Doménech
La Wikly
🌅 4 formas de... ¿jugar a ser Dios?
1×
0:00
-21:19

🌅 4 formas de... ¿jugar a ser Dios?

Y también: los japoneses compran CD y selección genética

🏅 Hey, qué tal. En esta entrega, te hablamos sobre cuatro formas en las que el sur humano pretende luchar contra el cambio climático con tecnología. La pregunta es: ¿debemos poner nuestros esfuerzos en ello? Vente, que te contamos más.

🕰️ Leer esta newsletter te llevará 6 minutos y 36 segundos.

👋 Aguanta hasta el final para ver a un perro que es pura cultura de internet. Bienvenido a La Wikly.


Imagen creada con DALL-E

📚💵 Conocimiento y dinero

Lo importante. La emergencia climática se acelera y, con ella, los proyectos de intervención climática.

  • ¿Qué es eso? La intervención climática trata de combatir el cambio climático de manera consciente, activa y, normalmente, tecnológica.

  • Por ejemplo: tirando polvo de hierro al mar para captar más dióxido de carbono (CO2), abrillantando las nubes o incluso tapando el sol.

¿Pero es ese el camino o nos hacemos trampas al Solitario?

Contexto. Los últimos 10 años han sido los más calurosos desde que se tienen registros. 2023, el que más, y lo que llevamos de 2024 va por el mismo camino.

  • Es cierto que desde el año pasado nos afecta el fenómeno más o menos cíclico de El Niño (y de ahí más calor), pero los científicos se han sorprendido de que las temperaturas subieran tanto.

  • La realidad es que el récord de la última década se debe principalmente a la acumulación de los gases de efecto invernadero que los humanos enviamos a la atmósfera. No hay duda.

En los Acuerdos de París de 2015, se fijó el objetivo de limitar el aumento de la temperatura media a 1,5 grados respecto a la era preindustrial1. La tendencia de los últimos años apunta a que estamos cerca de superar esa cifra (o que ya la hemos alcanzado con la ayuda de El Niño).

  • Otro récord que hemos batido en 2023: el año con más emisiones de CO2 por la quema de combustibles fósiles.

  • A este ritmo, la ONU estima que conseguiríamos calentar nuestro planeta 3 grados para el año 2100, un escenario de alto riesgo.

Ante esta inercia fatalista, hay quien propone la intervención climática como la solución realista para una comunidad global que no da señales de reaccionar a tiempo.

Explícamelo. Proyectos que hasta hace unos pocos años se quedaban en teoría y experimentos científicos anecdóticos empiezan ahora a recibir inyecciones de dinero millonarias por parte de empresas, fundaciones y gobiernos.

  • En esta entrega, ponemos el foco en cuatro tipos de intervención climática para intentar descifrar las claves de un campo en expansión.

🌊 Fertilizar el océano

Nuestros mares y océanos absorben en torno a un cuarto de las emisiones de CO2. Una parte importante de esa cantidad se hace a través de algas y plancton, que luego lo convierten en carbono orgánico.

  • El polvo rico en hierro, que de forma natural vuela desde tierra hasta el mar, fertiliza estas algas, aumentando su capacidad de absorción.

  • Por tanto, hay una línea de investigación que propone estudiar si podemos añadir artificialmente todavía más hierro al agua.

Es decir, se trata de profundizar en hasta qué punto podemos aumentar esa capacidad y qué problemas podríamos generar como contrapartida.

☁️ Abrillantar las nubes

Sin salir del océano, otra de las propuestas es rociar el aire con aerosoles de sal para que las nubes brillen más y reflejen parte de la radiación solar. Qué loco, ¿no?

  • Resulta que la idea no es nueva, la introdujo un físico británico en los 90. Pero ahora andamos desesperadillos.

  • Además, varios científicos creen que los mares se han calentado algo más desde que los barcos contaminan menos. Los sulfuros que emitían abrillantaban las nubes hasta 2020, momento en que se introdujo una regulación para eliminarlos.

  • Esta vez, no se trata de volver hacia atrás, sino de hacerlo con sal.

La Universidad de Washington tiene un proyecto en marcha para tratar de esparcir la sal de manera efectiva y con el tamaño adecuado.

  • Los defensores de este sistema dicen que es más seguro que otras propuestas en la misma línea, como la que propone enviar aerosoles a la estratosfera.

😎 Oscurecer el Sol

Aún más extrema resulta la propuesta de Yoram Rozen, un científico israelí que dice que él y su equipo están listos para colocar un paraguas reflectante entre el Sol y la Tierra.

  • Rozen y su equipo dicen necesitar entre 10 y 20 millones de dólares y tres años para lanzar al espacio un prototipo.

  • No son los únicos que creen en este tipo de artilugios para ensombrecer ligeramente la luz que llega a la Tierra.

💨 Captar CO2 del aire

Y ahora ya poniendo los pies en tierra: Climeworks y Occidental están construyendo dos plantas en las que capturar CO2 del aire e inyectarlo a gran profundidad para que se solidifique bajo el suelo.

  • La primera una startup suiza y su instalación está a punto de entrar en pleno funcionamiento en Islandia.

  • La segunda es una petrolera y, con su técnica, además de capturar CO2, extraerán todavía más petróleo del subsuelo.

  • No son las únicas empresas en esto de la Captura Directa de Aire (DAC). Es la industria de intervención climática de moda. Biden le ha inyectado 1.200 millones de dólares.

Planta de Climeworks en Islandia vía IGN en Twitter/X

La teoría dice que esta tecnología es capaz de absorber gases de efecto invernadero que ya tenemos acumulados.

  • Por lo que, si algún día dejamos de emitirlos, sería una posible solución para eliminar nuestros excesos pasados.

  • Pero la realidad es tozuda. Ahora mismo, apenas capturamos el 0,1 por ciento de las 36.000 millones de toneladas métricas que emitimos.

La cuestión es: ¿hasta dónde podemos subir ese porcentaje?

💡 La idea

Los mecanismos que se han puesto en marcha alrededor de la industria de la captura directa de aire y el perfil de estas empresas, como la petrolera Occidental, dan munición a los escépticos del potencial de las intervenciones climáticas. ¿Pero por qué estas compañías se meten en esto?

  • Primero, porque hay subvenciones para los proyectos y exenciones fiscales por el carbono capturado. Occidental dice que esto les daría licencia para «preservar su industria» 80 años más.

  • Segundo, vender a otras empresas2 créditos de carbono. Esto es: pagar a otras empresas para reducir artificialmente la cuenta de contaminación de tu propia compañía.

  • Claro, que, ¿tiene sentido usar energía limpia para gastarla en capturar carbono en vez de para otros propósitos?

A diferencia de la captura de CO2, fertilizar el mar, abrillantar las nubes o el parasol son proyectos muchas veces liderados desde instituciones académicas.

  • En este ámbito, los enfoques tienden a ser mucho más prudentes, poniendo énfasis en la ventaja añadida de seguir avanzando el conocimiento sobre nuestro clima.

Pero de esta necesidad de seguir aprendiendo parte una crítica común a estos proyectos: cuidado con «jugar a ser Dios».

  • Intervenir en la naturaleza de manera drástica genera gran oposición. Hay muchas cosas que no entendemos.

  • No sabemos por qué hizo tanto calor el año pasado. No sabemos si la corriente del Atlántico que nos permite vivir bien en Europa colapsará pronto. No lo sabemos.

  • Por tanto, resulta difícil pensar que podamos controlar con cierta precisión intervenciones climáticas a gran escala.

Entonces. Lo que la comunidad científica sí sabe es que eliminar la quema de combustibles fósiles es el camino que mejor entendemos para frenar el cambio climático.

  • ¿Son las intervenciones climáticas un potencial negocio innecesario que nos distrae de la solución real que todos conocemos?

  • ¿O son un arma que no podemos desechar en tiempos de emergencia?

¿A ti qué te parece?


🛩️ Con LEVEL

Lo importante. La aerolínea de bajo coste y largo radio LEVEL ofrece vuelos baratos a destinos como Nueva York, una ciudad que durante los meses que siguen al invierno presenta sus mejores galas.

  • Amén del mejor lugar para escapar de la jungla de cemento: el Storm King Art Center, un museo de esculturas al aire libre un poco al norte de la ciudad.

  • Y si prefieres quedarte en Manhattan, aprovecha para visitar lugares menos conocidos (pero con mucha actividad en el exterior) como Randall’s Island.

¿Mi recomendación? Reserva ya tu vuelo con LEVEL para los próximos meses por poco más de 400 euros ida y vuelta a Nueva York, la ciudad de los sueños.

Busca tu vuelo perfecto a las Américas en LEVEL.


🗞️ Otras historias

💿 ¿Sabías que los japoneses siguen comprando un montón de CD a pesar del streaming? Yo no tenía ni idea. Una industria con mucho poder y la fuerza del fenómeno fan son los motivos principales.

🧫 La selección genética de embriones ya se usa para evitar enfermedades, pero algunas empresas y usuarios ya piden poder elegir el pelo, el color de piel o la inteligencia. Con técnicas cada vez más avanzadas, lo único que de momento frena los bebés a la carta son las leyes. Más debates pertinentes: mejora genética en adultos, superatletas y supersoldados.

🇲🇲 La guerra de Myanmar es uno de esos conflictos que tenemos olvidados. La junta militar acumula varias derrotas que la colocan en una situación complicada.

🎻 El geocientífico Hiroto Nagai compuso una pieza musical a partir de datos sobre el cambio climático. Cree que la música puede ser más efectiva para comunicar la situación que los datos. Aquí la tienes por si quieres escucharla.


¿Te ha interesado esta newsletter? Ayúdanos a seguir creciendo mandándosela a tus amigos en alguno de tus perfiles sociales:

Compártenos, porfi.

Feliz domingo,

Posdata: ¡Ya tiene 18 años!

1

En realidad se usa la media de los años 1850-1900, que es de cuando se tienen medidas globales fiables.

2

Empresas como Microsoft o JPMorgan ya tienen acuerdos con Climeworks, de manera que puedan cumplir con sus objetivos de huella de carbono cero.

0 Comentarios
La Wikly de Emilio Doménech
La Wikly
Las ideas de política, cultura y tecnología que mueven el mundo. Con podcast.