La Wikly de Emilio Doménech
La Wikly
🎬 Los guionistas marcan el camino
1×
0:00
-11:25
🎬 Los guionistas marcan el camino
Y también: una película de ranitas

4 de octubre | Madrid

📬 La semana pasada, los suscriptores de La Wikly Premium pudieron leer nuestra cobertura sobre algunas de las ideas de política, cultura y tecnología que mueven el mundo:

Si quieres recibir nuevas entregas exclusivas y apoyar este proyecto, puedes probar la suscripción de La Wikly Premium de forma gratuita durante siete días y sin compromiso aquí:

🕰️ Leer esta newsletter te llevará 8 minutos y 50 segundos.

👋 Aguanta hasta el final para una buena nueva serie. Bienvenido a La Wikly.


Imagen creada con Midjourney a partir de la descripción ‘un guionista con una corona de oro y una sonrisa escribe un guion en un plató de cine ajetreado, detallado, iluminación dramática’

🎬 Victoria total

Lo importante. El sindicato de guionistas de Hollywood (WGA) llegó a un acuerdo este septiembre con estudios y plataformas de streaming para poner fin a una huelga histórica, la segunda más larga de toda su historia.

  • En el contrato tentativo para los próximos tres años, los guionistas pueden presumir de haber logrado varias victorias notables.

  • Además, esos triunfos en materia de salarios o de inteligencia artificial prometen servir de modelo para otras industrias en un momento en el que el sindicalismo está en alza en Estados Unidos.

Contexto. El WGA convocó la huelga contra la Alianza de Productores de Películas y Televisión (AMPTP) el pasado mayo, pero las negociaciones estuvieron estancadas durante gran parte del verano.

  • Estudios y plataformas estaban dispuestos a esperar a que la situación financiera de muchos guionistas fuera insostenible y cesaran en su presión para llegar a un acuerdo, según Deadline.

  • Pero el apoyo popular y especialmente la huelga que el sindicato de actores SAG-AFTRA convocó en julio fueron determinantes para fortalecer la posición negociadora del WGA.

Durante semanas, los miembros de la AMPTP tuvieron que retrasar decenas de producciones de cine y televisión con motivo de la falta de actores y guionistas, poniendo a la industria patas arriba.

Explícamelo. Tras más de 100 días de huelga, la AMPTP finalmente volvió a la mesa de negociación y a lo largo del mes de septiembre ultimaron detalles para un acuerdo muy beneficioso para los guionistas.

  • El WGA logra avances significativos en materia de salarios, de tiempos de contratación, de transparencia y de protecciones contra el ascenso de la inteligencia artificial.

  • Pero lo importante es que muchos de los puntos del acuerdo responden a la precarización que los guionistas estaban sufriendo con motivo de la revolución del streaming.

En definitiva, el WGA ha sentado las bases de un acuerdo que promete reverberar en todo Estados Unidos, empezando por la huelga de actores que todavía sigue en marcha.

💡 La idea

Los antecedentes. Voy a evitar ponerme muy técnico, pero hace unos meses ya avancé algunas de las preocupaciones clave que desataron esta huelga:

«Los más de 11.500 miembros del Sindicato Estadounidense de Guionistas (WGA) acordaron por unanimidad convocar la huelga con tal de conseguir mejores condiciones laborales en un Hollywood muy cambiado.

  • Desde la pandemia, las plataformas de streaming han despegado y los guionistas sienten que no han sido partícipes de los beneficios de los que han gozado estudios y compañías tecnológicas.

  • Al mismo tiempo, el desembarco de la IA generativa ha disparado los miedos a que los ejecutivos se valgan de herramientas como ChatGPT para labores de guion hasta ahora desempeñadas por humanos.

En general, los guionistas piden una compensación más elevada en la era del streaming. El WGA alega que estudios y plataformas ofertan ahora contratos más cortos y precarios, piden series con menos episodios y además reparten menos beneficios residuales».

¿Y por qué los contratos son más cortos y precarios en esta era del streaming? ¿Por qué se reparten menos beneficios residuales (derechos de autor)? Hay dos razones clave:

  • Primero, las temporadas de las series son más cortas, pasando de 22-24 episodios por temporada a apenas 6-10 en la mayoría de plataformas. Los productores han usado eso como justificación de estar contratando menos guionistas y por menos tiempo.

  • Y segundo, muchas series y películas nacen y mueren en plataformas de streaming como Netflix. Eso limita que una cadena pueda comprar los derechos, tanto para emitir repeticiones en Estados Unidos (sindicación) como para emitirla por primera vez en el extranjero (venta internacional).

Los resultados. Los guionistas han consumado una victoria determinante en ambos frentes.

  • Por un lado, con mejoras salariales, tiempos de contratación más largos y requerimientos mínimos a la hora de formar grupos de guionistas (las llamadas writers’ rooms). Eso permitirá a los guionistas tener una mayor seguridad laboral, pero también más tiempo para ganar experiencia dentro y fuera del set de rodaje.

  • Por otro, con mejor compensación de residuales ahora que la sindicación y la venta internacional han desaparecido en algunas plataformas. Ahora, los guionistas recibirán bonuses para películas con presupuestos medio-altos y series que triunfen en sus primeros 90 días de estreno1.

Repercusión. Ese último apartado es especialmente interesante porque asegura que los guionistas serán partícipes a nivel económico del éxito de las producciones en las que participen, con extras que van de los 9.000 a los 40.000 dólares. Esa victoria tiene implicaciones más allá de Hollywood.

  • La izquierda estadounidense lleva años abogando porque las compañías privadas compartan con sus trabajadores el éxito de sus informes trimestrales.

  • Y en un momento de desigualdad rampante en Estados Unidos, con ricos cada vez más ricos, el paso logrado por los guionistas puede ser un buen punto de partida para iniciativas similares.

Es posible que los actores recojan el relevo del WGA y exijan demandas similares en sus negociaciones con estudios y plataformas ahora que han retomado las negociaciones. Está por ver si el sindicato de trabajadores del automóvil en Detroit sigue un patrón remotamente similar.

¿Y la inteligencia artificial? Ahí también hay cuatro protecciones relevantes por las que los guionistas salen ganando tras estas negociaciones:

  • Primero, la IA no puede escribir ni reescribir guiones, así como tampoco puede ser considerada como fuente de un libreto, protegiendo así los derechos de crédito de los guionistas.

  • Segundo, un guionista puede usar IA siempre que su productora así lo permita, pero esa misma compañía jamás podrá obligar al guionista a usar IA.

  • Tercero, una productora estará obligada a contarle al guionista si un guion que le han entregado para revisar o reescribir ha sido escrito o contiene material generado por IA.

  • Y cuarto, el WGA advierte que estará al tanto de si los estudios y plataformas usan material de guionistas para entrenar a las IA, sugiriendo que desde el sindicato podrían presentar demandas si así lo consideran necesario.

Que el cuarto punto haya quedado más en el aire sugiere que los actores también tendrán dificultades para que los productores renuncien por completo a entrenar IA con la que reproducir voces o aspectos.

  • De hecho, será interesante ver qué tipo de protecciones logran los actores teniendo en cuenta lo mucho que han avanzado las IA en la recreación digital del habla y las expresiones humanas.

  • Una cosa a tener en cuenta: ¿darán su permiso los actores para que estudios y plataformas doblen sus actuaciones a otros idiomas con IA? Eso pondría en peligro a los actores de doblaje.

Es importante estar al tanto de los detalles de estos acuerdos sobre IA porque cualquier resquicio podrá ser aprovechado después para acelerar procesos de trabajo —y prescindir así de humanos que antes ejercían esas funciones.

  • Ya no hablamos de automatizar una cadena de montaje, sino de involucrar a la IA en procesos creativos que hace apenas unos años considerábamos inaccesibles a los ordenadores.

  • Es por eso que estas negociaciones con los sindicatos son tan trascendentales: protegen a los trabajadores a través de mínimos de contratación (como con las writers’ rooms).

Todo empleo que no esté protegido, cabe considerarlo en peligro. Porque si no es este año que una herramienta de IA puede sustituir tu trabajo, será en tres o en cinco. Así de rápido va todo.


🎬 Una recomendación

Con la colaboración de Filmin
Por Emilio Doménech

Feels Good Man es una película documental estadounidense de 2020 dirigida por Arthur Jones. Cuenta los inicios de la rana Pepe, convertida ahora en uno de los mayores memes de toda la historia de internet lejos de las manos de su creador original.

  • La película invierte gran parte de su duración en explorar el uso que la extrema derecha online hizo del meme para propagar mensajes de odio.

Es difícil encontrar documentales que hablen de internet de una forma elocuente y que al mismo tiempo se sientan significativos o incluso trascendentales.

  • Feels Good Man, pese a no ser perfecto, encapsula a la perfección muchas de las corrientes que influencian la convivencia online y el impacto que la viralidad tiene en el mundo real.

  • Además, ilustra con inteligencia y empatía la forma en la que el arte puede ser corrompido —y pese a los esfuerzos del artista por impedirlo.

No conozco ningún otro ejemplo de un documental que haga un trabajo parecido a la hora de traducir la cultura de los memes para todos los públicos, así que Feels Good Man sin duda es una buena oportunidad para espectadores algo desconectados de lo que pasa en cavernas como 4chan.

  • Los muy leídos en el tema también encontrarán gratas recompensas acerca de la historia de Pepe, por cierto un habitual de los emojis de nuestra comunidad de Discord y de mis streams.

Feels Good Man está disponible en Filmin.


En otro orden de cosas, este jueves vuelven las citas de cine para hablar de los últimos estrenos de la mano de Gareth Edwards, Woody Allen o Hirokazu Kore-eda.

Compártenos, porfi.

Feliz semana,

Posdata: la seguiremos de cerca.

1

En este frente, es importante también resaltar que estudios y plataformas también han cedido en materia de transparencia. Bajo contrato de confidencialidad, mostrarán cifras de audiencias de sus series y películas para poder cuantificar bonuses y demás historias.

0 Comentarios
La Wikly de Emilio Doménech

La Wikly

Las noticias estadounidenses de Washington D.C., Hollywood y Silicon Valley, contadas por el periodista Emilio Doménech desde Nueva York. Ahora, en formato podcast.

Escuche en

Substack App
Apple Podcasts
RSS Feed

Aparece en el episodio

Emilio Doménech