La Wikly de Emilio Doménech
La Wikly
🚸 Los niños olvidados de LATAM
1×
0:00
-14:57

🚸 Los niños olvidados de LATAM

Y también: una película controversial sobre el tema

30 de septiembre | San Juan, Argentina

📬 Esta semana, espera dos entregas más por parte de

y de nuestros amigos de Revista 5W.

🕰️ Leer esta newsletter te llevará 8 minutos y 11 segundos.

👋 Aguanta hasta el final para ver cómo estudiamos en Argentina. Bienvenido a La Wikly.


🧒 Proteger las infancias

Lo importante. La película Sound of Freedom que está dando la vuelta al mundo ha puesto el foco en el tráfico sexual de menores en América Latina. Y el asunto es que sí, el continente tiene graves deficiencias en el abordaje de la trata de personas con fines de explotación sexual, específicamente en lo que respecta a menores de edad, ¿pero cómo de grave es la situación?

  • La mayoría de los países latinoamericanos se encuentran bastante atrasados en materia de legislación e inversión en protocolos de prevención y abordaje del abuso infantil.

  • Además, se trata de cambios que demandan compromisos internacionales de cooperación tanto a la hora de enfrentar las redes internacionales de tráfico de menores como para unificar criterios de definición de violencia sexual que permitan recopilar cifras en la región.

Contexto. Más del 70 por cierto de las víctimas de trata de personas en el continente americano lo son con fines de explotación sexual, según datos de Counter-Trafficking Data Collaborative, el primer centro mundial de datos sobre la trata que aglutina datos de organizaciones de todo el mundo.

La trata de personas es definida por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas como «la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación. Esa explotación incluirá, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos».

Aunque la edad de consentimiento sexual no es un criterio unificado, el derecho internacional público sobre derechos humanos entiende que «la inalienabilidad intrínseca de la libertad personal hace que el consentimiento no sea una consideración pertinente en las situaciones en que se priva a alguien de esa libertad personal».

  • Esto tiene una aplicabilidad todavía más indiscutida en lo referido a la trata de niños, niñas y adolescentes en tanto menores de edad. 1 de cada 6 niñas y 1 de cada 10 niños han sufrido abuso sexual en países latinoamericanos, según datos de UNICEF en 2021.

  • Casi un tercio de las víctimas explotadas en el continente americano son niños, según los datos de CTDC. Esta cifra destaca especialmente al compararla con los datos globales sobre la trata de personas, donde la proporción de víctimas adultas es mayor

Explícamelo. Un informe regional de Out of the shadows, un trabajo de investigación colaborativo entre la unidad de análisis de The Economist y la fundación Ignite Philanthropy, reveló que América Latina está por debajo de la media global en cuanto a leyes que protegen y enfrentan la violencia sexual contra menores. 

  • Venezuela, Perú y Argentina destacan, además, por su mal desempeño en cuanto al proceso en la Justicia. Este indicador incluye la capacidad policial —por ejemplo, si el país cuenta con cuerpos policiales especializados— y la capacidad del sistema judicial —por ejemplo, para condenar eficientemente a los perpetradores de estos delitos—.

  • También el monitoreo y evaluación del caso que realiza el sistema judicial y la ‘calidad’ del sistema político de ese país.

La región se defiende mejor en materia de políticas de repuesta a casos de abuso infantil que en materia de prevención, especialmente en lo referido a cuidados médicos.

  • Por ejemplo, Brasil es uno de los países que lidera a escala global el promedio de indicadores relacionados con servicios de apoyo y recuperación de las víctimas. Guatemala, Colombia y México también aparecen en lo alto del ranking en esta categoría.

  • Sin embargo, al filtrar en la categoría apoyo a largo plazo la mayoría de los países latinoamericanos falla estrepitosamente. La única excepción es Colombia, que lidera el ranking de este indicador en particular.

💡 La idea

El tráfico sexual de menores, por tratarse en general de redes internacionales cuya estructura y funcionamiento exceden a la legislación y protocolos propios de un país, es una problemática que demanda un abordaje de cooperación internacional y agilidad en las comunicaciones transfronterizas.

  • Sin embargo, al interior de cada país, las deficiencias en el manejo de la problemática se estructuran, en general, en torno a tres ejes principales:

  1. Tipificación penal e imprescriptibilidad del delito.

Los delitos vinculados al tráfico sexual de menores muchas veces carecen de figuras penales que puedan otorgar castigos de reclusión a quienes los cometen. Uno de los problemas generalizados es la falta de consistencia en la tipificación penal de los tipos de violencia sexual a menores —tanto directa como indirecta, como en el caso de consumidores de pornografía infantil—.

  • Categorizar correctamente este tipo de delitos es fundamental para que la Justicia considere aplicar penas de prisión que impidan la reincidencia de los agresores.

  • Además, en la mayoría de los países latinoamericanos se trata de delitos que prescriben con el paso del tiempo. Esto provoca altos índices de impunidad entre los perpetradores de este tipo de abusos ya que las víctimas muchas veces pueden tardar décadas en estar psicológicamente preparadas para denunciar a su agresor.

  1. Variabilidad en las estadísticas de violencia sexual.

Las mediciones regionales de violencia sexual en la infancia se encuentran con una gran barrera a la hora de cotejar datos obtenidos entre países debido a la diferencia de definiciones utilizadas para clasificar qué se considera violencia sexual. 

  • Los niveles de prevalencia documentada varían según cómo se formulen las preguntas y qué definiciones se apliquen. Por ejemplo, una definición amplia de violencia sexual —que incluya acoso callejero— podría resultar en tasas de prevalencia más altas.

  1. Edad del consentimiento sexual.

Otro tema delicado es la edad del consentimiento sexual. Es decir, a partir de la cual las relaciones con menores no se consideran delito. Los países con la edad de consentimiento más alta son Jamaica y Venezuela, con 16 años.

  • En países federales como México, esta edad varía incluso de un estado a otro (en algunos estados es de 12 años).

  • Estas diferencias dejan a muchos menores en condiciones vulnerables frente a desplazamientos forzosos por parte de redes de comercio ilegal.

¿Y ahora? La lucha contra el tráfico sexual de niñas, niños y adolescentes, tanto en materia de prevención como de respuesta, demanda agilizar los procesos de cooperación internacional.

  • Al mismo tiempo, y al interior de los países, se vuelve indispensable plantear reformas en el Código Penal que promuevan un abordaje integral de la protección de la infancia frente al abuso sexual.

  • Esto implica no sólo pensar en incorporar legislación inexistente, sino corroborar las intersecciones de estas nuevas legislaciones con aquellas que ya forman parte del Código para evitar al máximo las contradicciones que puedan obstaculizar el proceso.

Más información en el Ministerio de Seguridad de Argentina.


🪘 Sonido de libertad

¿Qué he visto? “Sound of freedom”, el éxito independiente de taquilla dirigido por Alejandro Gómez Monteverde y producido por Eduardo Verastegui.

  • Protagonizada por Jim Caveziel (La pasión de Cristo, 2004), el filme sigue la historia de Tim Ballard, un agente federal estadounidense que se embarca en una cruzada que lo lleva hasta la selva colombiana para rescatar a una niña de una red de traficantes de menores.

  • La película está basada en hechos reales. Tim Ballard, actualmente autor y activista, fue agente especial de la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional dentro del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas. 

  • Tras 12 años persiguiendo sospechosos de consumo de pornografía infantil, una nueva legislación en 2006 le permitió viajar al extranjero a investigar redes de trata infantil y enjuiciar a estadounidenses que mantuvieran relaciones sexuales con niños en el extranjero como si lo hubieran hecho en suelo estadounidense.

Lo interesante. Sound of Freedom lleva lista desde 2018, cuando su estreno en 20th Century Fox fue suspendido luego de que The Walt Disney Company adquiriera al estudio.

  • Monteverde contó en redes sociales que tras la negativa de Disney tocó las puertas de de empresas como Netflix, Amazon y Lionsgate, pero estas no se habrían mostrado interesadas en la producción.

  • Tuvieron que pasar cinco años para que algún estudio se decidiera a acoger al proyecto, siendo finalmente Angel Studios —un estudio privado que utiliza el crowdfunding de capital1 para financiar sus producciones— quien la llevó a la pantalla grande.

El detalle. El aumento de la popularidad del filme ha sido prácticamente proporcional a la radicalización de las posturas a favor y en contra del mismo. La crítica publicada por la conocida revista Rolling Stone resume bastante bien los principales argumentos de los detractores de la película:

  • Gran parte del esquema publicitario de la película en Estados Unidos está vinculado a la ultraderecha estadounidense y QAnon, uno de sus organismos de difusión conspiranoicos más conocidos.

  • Tanto Caviezel como Ballard han respaldado en múltiples ocasiones teorías conspirativas que implican a la élite progresista de Estados Unidos en una supuesta organización mundial pedófila que supuestamente extrae de los niños una sustancia llamada adrenocromo, supuestamente utilizada para drogarse o incluso rejuvenecer.

  • Cazievel, además, es un habitual en los programas de propaganda del activista de ultraderecha y exjefe de estrategia del expresidente Donald Trump, Steve Bannon. Trump incluso ha manifestado su apoyo público a la película y a las voluntades detrás de su producción.

Aunque la película no hace referencia directa a estas teorías ni evidencia posturas a favor de las mismas, como tampoco lo hace Valverde, muchos han considerado la promoción del filme por parte de estos grupos como motivo suficiente para pasarla por alto.

  • A mí, que la he visto antes de leer todo el trasfondo polémico, me ha gustado. Si ya la viste, espero tus apreciaciones en la sección de comentarios.

Más información en Rolling Stone.


La candidata republicana Nikki Haley vía Facebook

🗞️ Otros titulares

🎙️ 'No hay ningún mega-donante convencional que no mire a Nikki': Haley capta la chispa posterior al debate
POLITICO (en inglés, 5 minutos)

☔ La “nueva anormalidad”: El aumento de las inundaciones extremas, brevemente explicado
Vox (en inglés; 10 minutos)

🌽 La seguridad alimentaria de China tras el colapso de la Iniciativa de Cereales del Mar Negro
The Diplomat (en inglés; 10 minutos)

🛜 Salvador Allende quiso crear una internet socialista. Evgeny Morozov explica qué quiere decir
Cenital (en español, 14 minutos)


En otro orden de cosas, este domingo espera un stream de Emilio para hablar sobre los estrenos de la semana y ver los mejores tráilers de las últimas semanas.

Compártenos, porfi.

Feliz sábado,

Posdata: a mí me quedó clarísimo.

1

El crowfunding o micromecenazgo es un mecanismo colaborativo de financiación de proyectos donde los costos se distribuyen entre grandes masas de inversores que aportan relativamente pequeñas cantidades.

0 Comentarios
La Wikly de Emilio Doménech
La Wikly
Las ideas de política, cultura y tecnología que mueven el mundo. Con podcast.