Sep 13 • 30M

🗳 Las 10 carreras decisivas al Senado (2ª parte)

Y también: una película real y memes royals.

7
 
1.0×
0:00
-30:16
Open in playerListen on);
Las noticias estadounidenses de Washington D.C., Hollywood y Silicon Valley, contadas por el periodista Emilio Doménech desde Nueva York. Ahora, en formato podcast.
Episode details
Comments

12 de septiembre | Nueva York

📬 Mantente informado con nuestras columnas de actualidad diarias. Esta semana, Anita hablará de las protestas antigubernamentales en Haití y Emilio analizará algunas de las carreras congresuales que probarán ser determinantes en las elecciones de medio mandato de Estados Unidos que se celebran en noviembre. Y el jueves, nueva sesión de Hollywood con lo que han dado de sí los primeros festivales de cine del otoño.

  • Apóyanos con una suscripción premium:

¡Mantente informado siendo Premium!

Un autobús británico con sorna. Bienvenido a La Wikly.

Leer esta newsletter te llevará 16 minutos y 22 segundos.


El candidato republicano Mehmet Oz acerca un micrófono a su teléfono para escuchar al expresidente Donald Trump vía Facebook

🗳 Candidatos con fisuras

Lo importante. Estados Unidos celebra elecciones de medio mandato en noviembre, poniendo en peligro la débil mayoría que los demócratas tienen en el Senado. En juego están diez escaños que definirán el resto del mandato de Biden.

  • El foco en esas diez carreras se está traduciendo ya en la inversión de cientos de millones de dólares en los estados competitivos.

⚠️ Si ya leíste nuestra primera parte, tienes todo el contexto que necesitas y puedes pasar al análisis de las otras cinco carreras de este especial.

Contexto. La cámara alta cuenta con 100 escaños que ahora se dividen de forma simétrica entre 50 senadores demócratas y 50 republicanos. La vicepresidenta Kamala Harris deshace los empates y los votos decisivos suelen ser de dos senadores demócratas moderados: Kyrsten Sinema y Joe Manchin.

  • Es decir, que una victoria neta de dos escaños de los demócratas permitiría al presidente Joe Biden buscar iniciativas legislativas más ambiciosas hasta ahora bloqueadas por Manchin y Sinema.

  • Mientras que una victoria neta de un solo escaño de los republicanos daría el poder de decisión a senadores republicanos moderados como Susan Collins, Mitt Romney o Lisa Murkowski, si es que gana sus elecciones en Alaska tal y como está previsto.

Lejos de los proyectos legislativos y la posible obstrucción republicana si recuperan la mayoría en el Senado, las otras dos claves tienen que ver con los procesos de confirmación y las investigaciones que se pueden lanzar desde la cámara alta y que Emilio explicó en Newtral:

“El Senado es la cámara que confirma las nominaciones que el presidente hace para las agencias, los departamentos y los juzgados federales. Sin una mayoría, Biden tendría difícil cambiar el cariz ultraconservador con el que los republicanos llevan impregnando las cortes federales desde hace años.

[…] Con una mayoría, los republicanos pueden marcar los tiempos y las prioridades de los comités del Senado. Eso les permitiría lanzar investigaciones sobre el hijo de Biden, Hunter, sobre el doctor Anthony Fauci, o sobre el Departamento de Justicia de Merrick Garland que investiga a Trump por diversos motivos”.

Explícamelo. En los comicios de noviembre, 34 escaños senatoriales están en disputa. De ellos, solo 10 están realmente en juego porque los demás se celebran en estados profundamente conservadores o progresistas, con lo que hay poco hueco para la sorpresa.

  • Para decidir cuáles son las 10 carreras competitivas, hemos tenido en cuenta las valoraciones que han hecho los analistas electorales de Cook Political.

  • A continuación, presentamos un vistazo a las cinco carreras senatoriales más importantes en las que los republicanos defienden escaños.

🗺 Defensas difíciles

5. Florida

El escenario. Florida ha sido un estado históricamente bisagra que, con Trump, ha ido abrazando una tendencia cada vez más conservadora a raíz de cambios demográficos e ideológicos.

  • De un lado, pese a que las ciudades y los suburbs se han hecho más demócratas, las partes más blancas y rurales del estado se han hecho más republicanas.

  • De otro, la llegada de jubilados desde el Midwest y el triunfo de la derecha entre la comunidad cubana de Miami ha facilitado las victorias republicanas en Florida.

Este año, la carrera senatorial se celebra a la vez que la de reelección del gobernador republicano Ron DeSantis, quien se ha ayudado de la legislatura de mayoría republicana para estar a la vanguardia de proyectos legislativos conservadores en temas como el aborto y la enseñanza en escuelas públicas.

  • DeSantis mantiene un nivel de popularidad bueno y encabeza la boleta electoral en la que también se vota por la carrera senatorial, algo de lo que los republicanos podrían beneficiarse.

  • Pero Florida es un estado en el que casi el 60 por ciento de la población defiende el acceso al aborto y el senador republicano Marco Rubio tiene opiniones muy a la derecha de su electorado, así que no cabría descartar que muchos ciudadanos dividan su voto.

Los candidatos. En Florida, el senador republicano Marco Rubio ha recorrido un largo camino desde sus días anti-Trump en 2016. Ahora, en un estado gobernado por un conservador como Ron DeSantis y donde Trump ha ganado en dos ocasiones, ha optado por plegarse a la figura del expresidente.

  • La mayoría de las encuestas públicas tienen a Rubio por delante. El registro del FBI en el complejo Mar-a-Lago de Trump en Florida solo ha hecho que reforzar su candidatura entre la base de votantes republicanos.

Lo desafía la congresista demócrata Val Demings, una exjefe de policía de Orlando (primera mujer en ocupar ese cargo) que fue gerente en uno de los juicios políticos de Trump. Biden la consideró para la vicepresidencia.

  • Demings, pese a haber recaudado bastante más dinero que Rubio, 48 millones de dólares frente a 36, tiene por delante una elección difícil.

  • La congresista ha utilizado su experiencia como representante de la ley y el orden público para resguardarse de la típica crítica republicana hacia los demócratas por ser “muy blandos” con el crimen.

  • Por ejemplo, se ha pronunciado en contra de la idea progresista radical de desfinanciar a la policía, muy criticada desde el ala conservadora.

Mientras tanto, Rubio ha obtenido el respaldo de decenas de alguaciles republicanos y de los sindicatos policiales más grandes del estado. Su objetivo es pintar a Demings como alguien que no respeta la aplicación de la ley.

  • Los republicanos han criticado específicamente a Demings por apoyar el proyecto de ley Justicia Policial de George Floyd.

  • La ley proponía prohibir el uso de estrangulamientos, limitar la inmunidad calificada para los agentes de policía y otorgar al Departamento de Justicia el poder de investigar a los departamentos de policía locales.

El estado de la carrera. A tiempo de publicación, desde Cook Political estiman que Rubio está favorecido para ganar. Y en FiveThirtyEight, el modelo predictivo le da a Rubio un 86 por ciento de posibilidades de ganar.

4. Ohio

El escenario. Pese a estar en pleno Midwest, Ohio es un estado con amplias zonas rurales y una tendencia cada vez más favorable para los republicanos.

  • La parte oriental del estado pertenece al conocido como Rust Belt, antigua región industrial que ha ido perdiendo fuelle fruto de la decadencia de la industria metalúrgica, la automatización y la globalización.

  • Esos votantes, de clase trabajadora históricamente sindicalista, se fueron hacia los republicanos de forma muy marcada en 2016. Los demócratas no los han recuperado desde entonces.

Como en muchas otras partes del país, los demócratas han fortalecido su presencia en ciudades como Cincinnati y Columbus, pero sus apoyos han caído catastróficamente en las regiones menos densas.

  • Cualquier victoria demócrata hace imprescindible por tanto frenar la sangría de votantes en el este y lograr una alta participación en las ciudades, especialmente entre los afroamericanos de Columbus.

Los candidatos. En la vereda demócrata, el congresista Tim Ryan ha llevado a cabo una campaña más conservadora que la de otros compañeros, y eso incluye adoptar una imagen más campestre que le aleje del retrato de político de Washington alejado de la ciudadanía de Ohio. No solo eso:

  • Con el actual índice de aprobación del presidente Biden por el suelo, Ryan ha tomado distancia e incluso ha llegado a criticarlo públicamente.

  • Por ejemplo, Ryan se pronunció enérgicamente contra el plan de condonación de préstamos estudiantiles de Biden.

Su oponente republicano es J.D. Vance, capitalista de riesgo y conocido autor del libro Hillbilly, una elegía rural que cuenta con el apoyo financiero del empresario Peter Thiel y, con algo de esfuerzo, del expresidente Donald Trump.

  • Vance tenía visos de perder las primarias republicanas hasta que la presión de Thiel y de Donald Trump Jr. convencieron al expresidente para apoyar a Vance.

  • El anuncio del endorsement probablemente ayudó a Vance a ganar, pero el candidato está lejos de recaudar el dinero que Thiel inyectó en las primarias para aquella victoria.

Pero la caballería está al llegar. El Fondo de Liderazgo del Senado planea gastar 28 millones de dólares para impulsar a Vance, más del cuádruple de lo que los republicanos ya han gastado en su candidatura.

El estado de la carrera. A tiempo de publicación, desde Cook Political estiman que Vance está favorecido para ganar. Y en FiveThirtyEight, el modelo predictivo le da a Vance un 72 por ciento de posibilidades de ganar.

3. North Carolina

El escenario. En North Carolina, el factor clave está en los votantes independientes. Aunque el estado tiene más votantes demócratas registrados que republicanos, los independientes optaron por un voto más conservador en las tres últimas presidenciales y en las tres últimas senatoriales.

  • El gobernador del estado es el demócrata Roy Cooper, aunque ganó en 2016 contra un republicano que se había desgastado notablemente en el cargo.

  • Aun así, ganó por la mínima.

Los candidatos demócratas se han quedado cortos en las últimas tres carreras por el Senado en Carolina del Norte a pesar de recaudar más dinero que sus rivales republicanos.

  • La última victoria fue de Barack Obama y la exsenadora Kay Hagan en 2008.

  • Aun así, algunos estrategas republicanos han dicho que la carrera actual es más competitiva de lo que habían anticipado y han pedido a su candidato Ted Budd que haga una campaña más agresiva.

Los candidatos. Las encuestas de opinión muestran una carrera efectivamente empatada entre Ted Budd, congresista y dueño de una tienda de armas respaldado por el expresidente Donald Trump, y Cheri Beasley, expresidenta del Tribunal Supremo del estado.

  • Cheri Beasley, quien se convertiría en la única mujer afroamericana en el Senado si fuera elegida, ha enfatizado su apoyo al derecho al aborto y otras políticas populares entre los demócratas.

  • Sin embargo, también ha buscado retratarse a sí misma por tener una racha independiente sin miedo a romper con su partido en algunos temas; una decisión acertada considerando que los republicanos pretenden asociarla a todas las derrotas demócratas a nivel federal.

“La inflación es el problema número uno en este momento en Carolina del Norte y Cheri Beasley ha apoyado todas las políticas de Joe Biden que produjeron esta inflación”, dijo Jonathan Felts, asesor principal de la campaña de Budd.

  • A su favor, la candidata ha duplicado con creces la cantidad de dinero recaudado por su contrincante, a quien ha criticado ampliamente por votar en contra de la legislación bipartidista sobre infraestructura y semiconductores.

Budd, quien se ha descrito a sí mismo como un "guerrero conservador" y un "aplastador de la agenda liberal", hizo campaña con el expresidente Donald Trump en las primarias republicanas. También votó en contra de la certificación del Congreso de la derrota electoral de Trump en 2020 ante Biden.

  • La campaña de Budd dijo que sus deberes en la Cámara de Representantes lo mantuvieron en Washington durante gran parte del verano, pero planea hacer campaña más intensamente en el estado durante las próximas semanas, centrándose en asuntos básicos como la inflación.

  • Algunos estrategas republicanos han dicho estar preocupados porque Budd no estuviera haciendo lo suficiente para atraer votantes independientes, que superan en número a republicanos y demócratas registrados en el estado.

El estado de la carrera. A tiempo de publicación, desde Cook Political estiman que Budd está favorecido para ganar. Y en FiveThirtyEight, el modelo predictivo le da a Budd un 63 por ciento de posibilidades de ganar.

2. Wisconsin

El escenario. Wisconsin es uno de los tres estados junto a Michigan y Pennsylvania que cambiaron de manos en 2016, cuando Trump ganó un estado que Obama se había anotado en 2012, y volvieron a hacerlo en 2020, cuando Biden los reconquistó.

  • En 2020, Wisconsin se decidió por apenas 20.000 votos y fue el tercer estado más competitivo de todo el país, incluidos Michigan y Pennsylvania.

  • Desde Ronald Reagan, ningún republicano había sido capaz de ganar en Wisconsin salvo Trump.

El expresidente aprovechó la fortaleza de los republicanos en los suburbs de Milwaukee, bastión conservador del estado, y sumó a multitud de votantes blancos de clase trabajadora que históricamente habían apoyado a los demócratas.

  • Obama había logrado sumar a esos votantes para sus victorias contundentes en 2008 y 2012, mucho menos ajustadas de lo que estaron las ediciones de 2000 y 2004.

  • Pero Biden volvió a sufrir entre esa parte del electorado y cualquier candidato demócrata con aspiraciones deberá recuperar a algunos de esos votantes o buscar otros en partes distintas del estado.

Los candidatos. El senador republicano Ron Johnson es uno de los más conservadores del estado, con posturas a la derecha de sus constituyentes en materias clave como el aborto o la sanidad.

  • Sus números de favorabilidad tampoco son buenos y acumula controversias que van desde propagar teorías de la conspiración sobre la COVID-19 a hacerlo con otras sobre las elecciones de 2020 o el Asalto al Capitolio.

El rival de Johnson será el vicegobernador del estado, Mandela Barnes, un progresista afroamericano de 35 años que lleva dominando las encuestas desde hace meses para sorpresa de los analistas.

  • Los republicanos están intentando retratarle como un candidato demasiado extremista para Wisconsin, aunque algunos temen que los ataques fracasen como ocurrió en las senatoriales de Georgia contra el también afroamericano Raphael Warnock.

Energizar a los votantes negros de ciudades como Milwaukee podría ser la forma en la que los demócratas acaben ganando Wisconsin, aunque los suburbs WOW conservadores podrían ser suficiente para una victoria de Johnson.

El estado de la carrera. A tiempo de publicación, desde Cook Political estiman que cualquiera de los dos podría ganar. Y en FiveThirtyEight, el modelo predictivo le da a Johnson un 51 por ciento de posibilidades de ganar.

1. Pennsylvania

El escenario. Pennsylvania se decidió por poco más de 80.000 votos en las elecciones de 2020, lo que lo convirtió en el cuarto estado más competitivo de las presidenciales de aquel año.

  • Los comicios de medio mandato ofrecían una oportunidad perfecta para que los republicanos mantuvieran un escaño hasta ahora representado por Pat Toomey.

  • Pero Toomey anunció su retirada en 2020, prefiriendo volver al sector privado y dejar de lado la que habría sido una reelección muy difícil.

  • Toomey es el único político republicano de Pennsylvania en activo que ha ganado unas elecciones a nivel estatal.

Pennsylvania es un estado complejo. Las zonas rurales profundamente conservadoras contrastan con el progresismo de los grandes centros urbanos de Pittsburgh y Philadelphia, donde los votantes afroamericanos han probado ser clave para las victorias demócratas en multitud de elecciones.

  • Pero el partido republicano lleva años dominando el voto entre votantes blancos sin estudios universitarios de regiones industriales en decadencia, algo importante en una Pennsylvania que fue líder en manufactura y metalurgia.

Los candidatos. Los votantes demócratas han optado por el candidato más alternativo de estos comicios, John Fetterman, un gigante de 2,06 metros de altura que suele vestir pantalones de baloncesto en su desempeño como vicegobernador de Pennsylvania.

  • Fetterman venció en las primarias demócrata a Conor Lamb, un otrora estrella emergente del partido por su perfil moderado capaz de ganar en un distrito bisagra cerca de Pittsburgh, precisamente una de esas regiones menguadas.

El candidato republicano es Mehmet Oz, el popular doctor televisivo que se hizo famoso en el programa de Oprah y que invirtió varios millones de dólares de su propio bolsillo en unas primarias que le desgastaron.

Las primarias también abrieron muchas líneas de ataque contra Oz, que ha sido víctima de una campaña de memes muy bien organizada por el equipo de Fetterman.

  • Uno de los objetivos habituales de su sorna es el hecho de que Oz se ha mudado recientemente a Pennsylvania desde el vecino Nueva Jersey, algo que no encaja muy bien con el localismo estatal.

  • El otro es que sea un multimillonario con pocas referencias sobre las dificultades de la clase trabajadora que necesita para ganar a Fetterman, alguien que sin duda sí pasa el test de hombre de a pie.

El estado de la carrera. A tiempo de publicación, desde Cook Political estiman que Fetterman está favorecido para ganar. Y en FiveThirtyEight, el modelo predictivo le da a Fetterman un 80 por ciento de posibilidades de ganar.

¿Desea saber más? En el podcast, Anita comenta por qué se están celebrando menos debates de lo previsto en las carreras senatoriales. En FiveThirtyEight puedes jugar con los ganadores de cada carrera para saber cómo influye en el resto de comicios. ¡Es muy divertido! Y en 270ToWin puedes decidir quién gana o pierde para hacer tu propio mapa de los resultados y compartirlo con nosotros. Queremos saber tus predicciones. EN SERIO.


🎬 Una recomendación

Con la colaboración de Filmin
Por Emilio Doménech

El discurso del rey es una película británica de 2010 dirigida por Tom Hooper. Sigue la historia del Rey Jorge VI, padre de la recientemente fallecida Isabel II, que asciende al trono tras la escandalosa renuncia al trono de su hermano y debe luchar contra su tartamudeo con la ayuda de un excéntrico logopeda.

  • El reparto lo lidera un Colin Firth que acabaría coronándose con el Oscar al Mejor Actor por su interpretación de Jorge VI. Le acompañan Geoffrey Rush y Helena Bonham Carter en dos papeles que también lograrían nominaciones al Oscar.

El filme, ganador de cuatro Oscar que incluyeron Mejor Película, Mejor Dirección y Mejor Guion Original, siempre ha sido vilipendiado porque impidió la merecida victoria en los Oscar de David Fincher con la impresionante La red social.

  • Pero lo cierto es que es un drama de época magnífico en el que Firth, Rush y Bonham Carter dan buena cuenta de sus galones en la interpretación.

  • Y Hooper hace lo que debe en el retrato de un hombre que se ve inmerso en un contexto histórico imposible: su reinado empezó en 1936, en pleno ascenso de Hitler, y se extendió a lo largo de toda la Segunda Guerra Mundial.

Al filme le basta la elegancia y solemnidad de Hooper en la dirección, con un acercamiento formal contenido muy británico, y el duelo dialéctico de Rush y Firth, con sus múltiples oasis cómicos, para llegar al final con fuerza para un clímax fantástico.

  • Conviene recuperarla en un momento tan importante como este.

El discurso del rey está disponible en Filmin.


🌟 Una reina pop

Por Marina Enrich

Lo importante. Mientras los telediarios están repletos de imágenes en vivo y de archivo de la Reina Isabel II y su entierro, internet también ha querido cubrir su muerte, pero el lenguaje es (previsiblemente) muy distinto.

  • Sé que no se puede ser tan boomer como para considerar a internet como a un grupo homogéneo de personas, pero tampoco podemos obviar las tendencias similares que siguen las publicaciones ahí.

TikTok es la plataforma donde reina la música, el humor y todas las tendencias. 

Aunque sea fácil pensar que TikTok es una aplicación muy superficial, porque lo puede ser, TikTok también permite hacer un seguimiento de la actualidad desde un prisma diferente que, en mi opinión, es mucho más interesante:

  • Porque a TikTok le gusta mucho el humor.

  • Porque en TikTok se viralizan los vídeos grabados en primera persona que permiten ver momentos sinceros que son más difíciles de encontrar desde otras plataformas. 

  • Y porque a TikTok le gusta mucho los momentos cute que nos alegran el corazoncito. Bueno, y un poco de salseo, que siempre está bien.

En Instagram y Twitter, además de mucha cobertura oficial, fotos, análisis y reflexiones, destacan especialmente todas aquellas publicaciones críticas con lo que representa la monarquía inglesa. Por ejemplo, aquí.

  • Porque plataforma aporta según los formatos y el público que proliferan en ellas.

  • Y eso es lo que hace que internet sea una fuente tan rica en momentos trascendentales como este.

Los memes los dejamos para otro día.


En otro orden de cosas, hace unas horas estuvimos en una nueva edición de Lunes por el mundo con un repaso de lo que ha dado de sí la sorprendente y exitosa contraofensiva ucraniana en la provincia norteña de Kharkiv a lo largo de los últimos días.

Si te ha gustado esta wikly, compártenos

Feliz semana,