La Wikly de Emilio Doménech
La Wikly
🇲🇽 La tragedia perpetua de México
1×
0:00
-13:30

🇲🇽 La tragedia perpetua de México

Y también: el vandalismo activista contra Gaturro.
Transcripción

No transcript...

23 de julio | San Juan, Argentina

📬 Esta semana, vuelven nuestros amigos de Revista 5W este lunes con una columna desde Panamá.

🕰️ Leer esta newsletter te llevará 6 minutos y 56 segundos.

👋 Aguanta hasta el final para un meme de personas mañaneras. Bienvenido a La Wikly.


Protesta contra los asesinatos de periodistas en Nayarit y en México vía Temoris Grecko (Twitter)

📰 Periodistas en peligro

Lo importante. Dos periodistas fueron asesinados en México en las últimas semanas, precipitando marchas de comunicadores que demandan mayores protecciones y garantías laborales para el sector.

  • La situación de inseguridad que padecen periodistas y activistas de derechos humanos en México tuvo su pico máximo de violencia durante el año pasado.

  • La mayor parte de los asesinatos quedan impunes, lo que ha llevado a México a ser uno de los países más inseguros para el ejercicio de la labor periodística a nivel global.

Explícamelo. Nelson Matus Peña, un periodista de varios años de trayectoria que dirigía el portal de noticias ‘Lo Real de Guerrero’, fue atacado y asesinado por sujetos armados en la noche del sábado 15 de julio en Acapulco, México.

  • Su asesinato es el tercero documentado este año por la Oficina de Derechos Humanos debido al posible vínculo con su labor periodística. Hasta el momento, no hay detenidos relacionados con este crimen.

  • Matus Peña había sufrido otros atentados a su seguridad con anterioridad, incluido un intento de asesinato que denunció ante las autoridades correspondientes. El socio con el que había fundado un medio de comunicación se fue de la ciudad con motivo de la violencia.

Algunos días antes, el 8 de julio, se reportó el asesinato de Luis Martín Sánchez Iñiguez, corresponsal del periódico ‘La Jornada’ en Tepic, estado de Nayarit.

Protestas. La falta de un esquema de protección para periodistas y las altas probabilidades de que estos crímenes queden impunes provocaron que decenas de reporteros y comunicadores encabezaran una manifestación en el puerto de Acapulco para exigir justicia y seguridad a las autoridades.

  • Durante el pasado lunes, los comunicadores bloquearon la avenida principal Costera Miguel Alemán y marcharon hacia la sede del ayuntamiento de Acapulco.

  • Allí, entregaron un escrito dirigido a la alcaldesa Abelina López en el que exigen garantías para el desempeño de sus labores.

El mismo sábado 15 de julio también se reportó el asesinato de Ulises Nava Juárez, activista de los derechos LGBTI+ y jefe del Departamento de la Diversidad Sexual en la Universidad Autónoma de Guerrero.

  • Nava Juárez, quien salía del Congreso Nacional de Litigio Estratégico para la Defensa de las Cuotas Arcoíris en la ciudad de Aguascalientes, recibió seis disparos de una pareja no identificada en una motocicleta.

  • Con su muerte, ya son al menos siete asesinatos de activistas de derechos y garantías fundamentales en 2023, según la oficina de la ONU.

Contexto. Según el registro del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), un organismo internacional que lleva el recuento de los periodistas asesinados en el mundo, México es el país más peligroso para ejercer esta profesión dentro del continente americano.

  • La organización mexicana Artículo 19 ha documentado 161 asesinatos de periodistas en México desde 2000. Del total de casos, 41 se registraron durante el gobierno actual de Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

  • El año pasado fue el más letal, con 13 periodistas víctimas de asesinatos posiblemente vinculados a su labor. Lo comentamos en esta edición.

💡 La idea

¿Y ahora? Sin periodismo no hay democracia. Cuando observamos casos de censura y persecución gubernamental a periodistas y medios de comunicación, tales como el caso de Nicaragua y El Salvador, es fácil denunciar la responsabilidad estatal. Pero, ¿qué ocurre con el caso de México?

  • Es decir, ¿es menos responsable el estado mexicano de la gravísima situación de inseguridad que padecen los periodistas por no promoverla directamente?

  • Un régimen democrático que carece de mecanismos para proteger y garantizar la actividad periodística, ¿sigue siendo un régimen verdaderamente democrático?

Elva Arancel Fabián, doctora en Ciencias Sociales de la Universidad de Guadalajara, publicó en 2021 un artículo titulado ‘El periodismo de investigación, su práctica y su relación con el poder político en sistemas democráticos’. En él, la investigadora explica el rol fundamental de la labor periodística, especialmente de investigación, en la configuración de democracias sanas y pluralistas.

  • La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), cita Fabián, identifica tres problemas principales a tratar para el ejercicio del periodismo en contextos democráticos: la corrupción, la inseguridad y la ausencia de marcos jurídicos sólidos.

  • El artículo resume los planteamientos de dos escuelas de pensamiento que han influido en el ejercicio periodístico de investigación latinoamericano: la americana y la europea (particularmente, la francesa).

«Los resultados también destacan importantes problemas en la práctica profesional del periodismo, relacionados con el miedo a la violencia y la falta de una cultura de la libertad de expresión, temas pendientes para la democracia en los países de la región. Estos aspectos no resueltos suponen para los profesionales del periodismo frustración ante la impunidad, quiénes ‘temiendo por su propia integridad física [...] reaccionaron con autocensura o simplemente se negaron a seguir historias de investigación porque sabían que ‘no conduciría a ningún cambio’», explica la autora.

¿Y ahora? La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, tras condenar los crímenes recientes, pidió a las instituciones que procuran justicia en el país investigar diligentemente ambos casos hasta encontrar a los responsables.

  • Esta investigación, señaló la ONU, debe estar enfocada prioritariamente en identificar los intereses que podían haberse visto afectados por la labor periodista y activista en defensa de los derechos humanos que desarrollaban las víctimas.

  • Identificar patrones podría contribuir a prevenir futuros ataques similares y poner en funcionamiento estrategias que garanticen mayores niveles de seguridad para los comunicadores.

Esto, claramente, siempre que exista voluntad política para tal fin.

Más información en El Español.


vía Twitter

✏️ Twitter contra Gaturro

¿Qué he visto? Gaturro, la conocida caricatura del historietista argentino Nik, fue tendencia en Twitter durante el fin de semana pasado cuando varios usuarios comenzaron a reportar la vandalización de una nueva estatua del dibujo en el Paseo de la Historieta, Ciudad de Buenos Aires.

La clave. Cristian Dzwonik, más conocido como Nik, es el artista gráfico detrás de Gaturro. La historieta, creada en 1993, fue ganando popularidad hasta convertirse en una reconocida franquicia.

  • Sin embargo, la fama de su creador ha mantenido una relación inversamente proporcional al éxito de su caricatura.

  • Acusado en varias oportunidades de plagio a colegas historietistas, el enfrentamiento que más deterioró la imagen pública de Nik fue nada menos que con Quino, el creador de Mafalda.

  • En 2014, Quino expuso públicamente antes los lectores las «similitudes más que evidentes» entre una tira de Mafalda y una viñeta de Gaturro.

Lo más interesante. El año pasado, tras un ataque de similares características contra una estatua de Gaturro, Nik anunció que esta sería reconstruida con tecnología antivandálica. El artista relacionó estos ataques con represalias contra su activismo político opositor al gobierno de centroizquierda de Alberto Fernández.

  • Una vez se supo que había vuelto a su lugar, la secuencia de ataques contra la estatua lograron convertirse en un evento social que captó la curiosidad general.

  • Sobre todo, cuando los primeros asistentes descubrieron que la tecnología andivandálica constistía en una pequeña valla de madera que rodeaba la estatua.

vía Twitter

Así, lo que empezó como una actitud desafiante de los más osados terminó por convertirse en una parada obligatoria para los transeúntes del lugar. Algunos firmaron, dejaron frases y otros simplemente grafitearon y mancharon de colores la estatua.

  • Más tarde, cuando finalmente la retiraron del lugar, más personas llevaron carteles en repudio a Nik, velas e improvisaron una especie de altar irónico al lugar donde había estado la estatua.

Puedes ver más en El Destape.


🗞️ Otros titulares

🇺🇲 Biden establecerá un monumento nacional en honor a Emmett Till, el adolescente negro lapidado en Mississippi
POLITICO (en inglés; 3 minutos)

♀️ Desinformación de género: cómo se articulan los grupos que difunden falsedades sobre el tema en América Latina
Chequeado (en español; 20 minutos)

🗳️ La democracia de Tailandia aún podría avanzar, incluso sin Pita
Vox (en inglés, 8 minutos)

🎥 Los actores detrás de escena que buscan un camino hacia la paz de Hollywood
The Hollywood Reporter (en inglés, 5 minutos)


Sobre mí, esta semana mi columna te está llegando con demora porque estuve en el XVI Congreso Nacional de Ciencia Política organizado por la Sociedad Argentina de Análisis Político (SAAP). ¿Por qué te interesa esto? Porque conocí a muchos expertos en diversas problemáticas sociales de Latinoamérica y se vienen cositas. Si te gusta la idea, no olvides darnos una mano compartiendo nuestro trabajo:

Compártenos, porfi.

Feliz domingo,

Posdata: soy él.

0 Comentarios
La Wikly de Emilio Doménech
La Wikly
Las ideas de política, cultura y tecnología que mueven el mundo. Con podcast.
Escuchar en
App de Substack
RSS Feed
Enlace para configuración móvil de correo electrónico
Aparece en el episodio
Anita Pereyra