La Wikly de Emilio Dom茅nech
La Wikly
馃幃 La liada de Unity
1脳
0:00
-13:46
馃幃 La liada de Unity
Y tambi茅n: una reflexi贸n sobre la autoayuda

25 de septiembre | Madrid

馃暟锔 Leer esta newsletter te llevar谩 9 minutos y 20 segundos.

馃憢 Aguanta hasta el final para un buen v铆deo de Ariana Grande. Bienvenido a La Wikly.


馃幃 Unity, 驴qu茅 haces?

Lo importante. Unity, la empresa que desarrolla el mayor motor de videojuegos del mundo, provoc贸 una oleada de cr铆ticas en la comunidad de desarrolladores por un cambio en su pol铆tica de precios.

  • Los comunicados que siguieron al anuncio inicial desencadenaron una guerra abierta entre Unity y cientos de clientes que aseguran haber perdido la confianza en la compa帽铆a.

  • La controversia podr铆a suponer un antes y un despu茅s trascendental en la industria del videojuego, una que desde hace a帽os define el futuro del entretenimiento.

Contexto. Unity es una compa帽铆a tecnol贸gica que desarrolla el motor de videojuegos del mismo nombre.

  • Un motor gr谩fico como el de Unity es clave para estudios de videojuegos que no quieren invertir dinero en crear el suyo propio desde la base.

  • Algunos desarrolladores como Naughty Dog (Uncharted, The Last of Us) s铆 se lo pueden permitir, pero cada vez es m谩s habitual que los estudios opten por motores de terceros como Unity.

  • Al fin y al cabo, como apunta Ben Thompson, es una forma de dedicar m谩s recursos a la parte del videojuego que despu茅s marcar谩 la diferencia: la historia, el estilo, la forma de juego (gameplay).

Unity se usa para producir en torno a la mitad de los videojuegos para m贸viles que se hacen en la actualidad.

  • De hecho, es especialmente popular entre la comunidad de desarrolladores independientes porque es asequible, tiene una curva de aprendizaje asumible y funciona en varias plataformas.

  • Pero el aspecto clave es que ofrece herramientas para la monetizaci贸n interna de los videojuegos, sea a trav茅s de compras o de publicidad in-game (dentro del videojuego).

El problema para Unity es que su modelo de negocio ha perdido sentido en los 煤ltimos a帽os a ra铆z del cambio de pol铆ticas de privacidad instaurado por Apple hace unos a帽os.

  • Con ese cambio, Unity dejaba de recibir informaci贸n de los usuarios que instalaban los videojuegos producidos con su motor y por tanto dejaba de tener un producto de publicidad tan atractivo.

  • En cambio, la compa帽铆a volvi贸 a basar sus beneficios en las licencias por asiento. Es decir, recib铆an ingresos por cada ordenador de trabajo que tuviera instalado y operativo el motor Unity.

Para m谩s inri, Unity nunca ha dado beneficios y las herramientas in-game eran la apuesta por un modelo de negocio que se supon铆a que dar铆a beneficios enormes en el futuro. Pero tras lo de Apple, bye-bye.

Expl铆camelo. Unity encendi贸 la mecha de la pol茅mica hace un par de semanas cuando anunci贸 que empezar铆a a cobrar una comisi贸n in茅dita para los desarrolladores que usaban el motor de la compa帽铆a.

  • La tarifa de 20 c茅ntimos de d贸lar se activaba por cada instalaci贸n que se produjera de uno de los videojuegos creados con el motor Unity, aunque siempre y cuando se cumplieran unos requisitos1.

  • Adem谩s, la comisi贸n se empezar铆a a aplicar a partir de 2024 a todos aquellos videojuegos que se hubieran desarrollado o se estuvieran desarrollando con Unity.

Es decir, que un estudio con un juego para m贸viles gratuito deb铆a pagar 20 c茅ntimos de d贸lar por cada vez que un jugador instalara ese t铆tulo en su tel茅fono m贸vil. La trascendencia econ贸mica para muchos estudios, acostumbrados a pagar una tarifa anual por licencia y olvidarse del tema, era enorme.

  • Piensa en un videojuego para m贸viles gratuito que basa su prosperidad econ贸mica en las compras y la publicidad que haya dentro del t铆tulo (in-game), una vez ya est谩 instalado.

  • Ese videojuego puede haber alcanzado el m铆nimo de ingresos generados que exige Unity, pero haber dejado de generar tantas compras y publicidad dentro del juego tras el hype del estreno.

  • Con la nueva tarifa, todas las nuevas descargas que se hagan del t铆tulo pueden suponer un desaf铆o para el estudio desarrollador porque ya ha dejado de generar suficientes ingresos in-game.

Controversia. Los estudios independientes fueron los primeros en alzar las armas contra Unity, pues los m谩rgenes de beneficios son mucho menores que los de los grandes editores como Electronic Arts o Ubisoft. No era la 煤nica preocupaci贸n.

  • Exist铆a un miedo a que los desarrolladores de comunidades hist贸ricamente marginadas en la industria gamer fueran objetivo de campa帽as para arruinarlos. Sobre todo, mujeres y LGBTQ+.

  • Si ya hay persecuciones organizadas de desprestigio como el famoso bombardeo de rese帽as2, el incentivo de arruinar a un autor por solo instalar su t铆tulo pod铆a ser enorme.

Lo flagrante es que Unity fue incapaz de explicar todos los cambios en un primer momento, lo que despert贸 tantos enfados como inc贸gnitas. Los intr铆ngulis de la comisi贸n de 20 c茅ntimos solo se empezaron a resolver despu茅s de que periodistas como Stephen Tolito, de Axios, preguntaran y repreguntaran a la compa帽铆a por algunos de los par谩metros de la tarifa.

  • Por ejemplo, los desarrolladores desconoc铆an si habr铆an tenido que pagar la comisi贸n en el caso de que un jugador instalara un t铆tulo en su dispositivo m谩s de una vez.

  • Resulta que no, salvo que el juego se instale en un dispositivo diferente al original (por ejemplo, un m贸vil y luego un PC).

Lo cierto es que la comisi贸n no dista en exceso de algo que ya incluye en su pol铆tica de precios Unreal Engine, el otro gran motor de videojuegos de la industria y el rival directo de Unity. Hay dos diferencias determinantes:

  • Una, la comisi贸n de Unity es m谩s perjudicial para los modelos de negocio habituales en t铆tulos gratuitos desarrollados para m贸viles, que deb铆an pagar una tarifa por instalaci贸n incluso antes de generar ning煤n beneficio in-game.

  • Y dos, los cambios anunciados por Unity llegaron de forma inesperada y fueron pronto tachados de injustos por desarrolladores que llevan mucho tiempo trabajando con el motor.

El desarrollo de videojuegos a veces implica el compromiso de varios a帽os, con lo que un giro de estas caracter铆sticas es una vulneraci贸n grave de la confianza depositada previamente en Unity.

馃挕 La idea

驴Y ahora? Unity ha revertido el cambio de la pol铆tica de precios de forma significativa despu茅s de ver la reacci贸n de la comunidad y tener que pedir disculpas. A destacar:

  • Atr谩s ha quedado la comisi贸n para videojuegos peque帽os, pues ahora solo aplica a t铆tulos que generen m谩s de 1 mill贸n de d贸lares anuales y se hayan producido con la 煤ltima versi贸n del motor pendiente de estreno en 2024.

  • Tambi茅n han dado marcha atr谩s con la intenci贸n de discontinuar el nivel de suscripci贸n de Unity m谩s asequible, apagando las preocupaciones de los desarrolladores independientes.

Pero algo se ha roto por el camino.

  • Cientos de clientes mantuvieron sus cr铆ticas contra la compa帽铆a por la mala gesti贸n y la mala comunicaci贸n de los cambios.

  • Y m谩s sabiendo que algunos desarrolladores ya les avisaron internamente de la repercusi贸n negativa que podr铆a tener la tarifa antes de anunciarla, lo que ilustrar铆a cierto desd茅n hacia las opiniones de los desarrolladores.

La ca铆da en desgracia de Unity puede ser una oportunidad para Unreal Engine, el motor de la compa帽铆a Epic Games que est谩 detr谩s del videojuego Fortnite.

  • Tim Sweeney, fundador y consejero delegado de Epic Games, es uno de los grandes creyentes en el futuro del metaverso y las realidades virtual, aumentada y mixta.

  • Es decir, que cualquier trasvase importante de desarrolladores a su plataforma puede suponer una aceleraci贸n del crecimiento y de las compatibilidades entre videojuegos que busca Sweeney.

Aunque una de las partes m谩s interesantes estar谩 en el futuro de los motores de videojuegos de c贸digo abierto3, m谩s aptos para desarrolladores independientes y de juegos para m贸viles que no necesitan la tecnolog铆a puntera que ofrece Unreal.

  • Algunos desarrolladores han estado donando cientos de miles de d贸lares a motores de c贸digo abierto para mejorar sus perspectivas de futuro y posibilitar la mudanza a los mismos.

  • Motores como Godot o FNA podr铆an lograr convertirse en alternativas viables bajo las que opere una comunidad de desarrolladores que se apoye y ayude como lleva a帽os ocurriendo con Unity.

De las decisiones que prosigan a esta controversia podr铆a decidirse el futuro de la industria de los videojuegos, una que todav铆a en alza tras haber superado a otros g茅neros del entretenimiento como la m煤sica o el cine.


馃 驴Dejarse ayudar?

驴Qu茅 he escuchado? Unos audiolibros del autor de contenido inspiracional Jos茅 Monta帽ez a ra铆z de una presentaci贸n a la que me invitaron desde la plataforma Audible.

Lo m谩s interesante. Como periodista, dir铆a que es habitual considerarse un agn贸stico de la autoayuda y lo motivacional, pero acept茅 la invitaci贸n de Audible con la intenci贸n de aprender sobre un g茅nero que sigue encadenando 茅xitos en las listas de ventas.

  • La industria de autoayuda ha vivido un boom en la 煤ltima d茅cada. El n煤mero de t铆tulos se triplic贸 entre 2013 y 2019.

  • Solo en Estados Unidos, se vendieron 18,6 millones de libros de autoayuda y la industria es una de las que vive mayor crecimiento en la no ficci贸n desde hace a帽os.

Las escuchas tambi茅n est谩n en alza. Los audiolibros relacionados con tem谩ticas de salud y bienestar est谩n en el top 5 de los g茅neros preferidos por los espa帽oles en el formato y es el favorito para un 34 por ciento de oyentes, seg煤n Audible Compass.

La clave. Un an谩lisis de Cambridge University Press de 2018 de los estudios que se han realizado sobre libros de autoayuda asegura que esa literatura es m谩s efectiva a la hora de ayudarnos a aprender nuevas habilidades vitales como la resoluci贸n de problemas, la limpieza o la seguridad en uno mismo.

Mi opini贸n. Escuchando los audiolibros en la cita con Audible me sigui贸 costando dejar atr谩s mi agnosticismo con el g茅nero, pero s铆 entend铆 algo mejor el 茅xito entre tantos oyentes que aprovechan viajes en coche y paseos para adentrarse en ese mundo a trav茅s del audio.

  • Quiz谩 haya consignas o lecciones que no nos encajan o no nos creamos, pero entre la amalgama de consejos que escuch茅 s铆 supe coger alguno y adaptarlo a mis dificultades personales y profesionales.

  • Por ejemplo, en una era en la que repartimos casi toda nuestra atenci贸n entre el trabajo, la vida social y el entretenimiento omnipresente, saber buscar espacio para pensar en uno mismo puede ser un aprendizaje excepcionalmente 煤til.

Estas semanas, me lo he aplicado. He comprado una agenda para ordenar mi calendario profesional. Pero tambi茅n para saber cerrarla en momentos de tranquilidad, tocarla y observarla sin pensar en su contenido, sino para reflexionar y descifrar lo que me viene por delante y as铆 saber gestionarlo mejor.

  • 隆Y me est谩 funcionado!

驴Pero y t煤? 驴Alguna vez lo has intentado antes con el g茅nero de la autoayuda y lo motivacional?

Tienes m谩s informaci贸n sobre la apuesta de Audible por Mont谩帽ez aqu铆.


馃棡锔 Otros titulares

馃馃徎鈥嶐煢 Un nuevo descubrimiento de dinosaurios desaf铆a 鈥榯odo lo que cre铆amos que sab铆amos鈥
The Atlantic (en ingl茅s; 8 minutos)

馃嚚馃嚦 Con bocinas y ca帽ones de agua, los chinos amurallan el mar
The New York Times (en ingl茅s; 32 minutos)

馃毚 Es hora de reemplazar las furgonetas de reparto urbanas
YouTube (en ingl茅s con subt铆tulos en espa帽ol, 6 minutos)

馃嚪馃嚭 Rusia aprende de sus errores en el campo de batalla ucraniano
The Wall Street Journal (en ingl茅s, 16 minutos)


En otro orden de cosas, este martes vuelven las citas de pol铆tica internacional con la compa帽铆a de Amador Guallar, corresponsal de guerra que ha estado estas semanas por el frente de la Guerra de Ucrania.

Comp谩rtenos, porfi.

Feliz semana,

Posdata: amo Scream Queens.

1

El videojuego en cuesti贸n deb铆a haber sido descargado m谩s de 200.000 veces y haber generado unos ingresos superiores a los 200.000 d贸lares, aunque no est谩 claro c贸mo ten铆an previsto medir ese 煤ltimo par谩metro sin enfadar todav铆a m谩s a los desarrolladores.

2

Esto es, las campa帽as en las que se vota negativamente a un videojuego (o serie o pel铆cula) en p谩ginas web como Metacritic o IMDb con la 煤nica intenci贸n de desprestigiar a sus creadores.

3

Es un modelo de desarrollo de software basado en la colaboraci贸n abierta, lo que suele significar que su acceso es gratuito.

0 Comentarios
La Wikly de Emilio Dom茅nech

La Wikly

Las noticias estadounidenses de Washington D.C., Hollywood y Silicon Valley, contadas por el periodista Emilio Dom茅nech desde Nueva York. Ahora, en formato podcast.