La Wikly de Emilio Dom茅nech
La Wikly
馃С Hasta el pito de turistas
1脳
0:00
-16:47

馃С Hasta el pito de turistas

Y tambi茅n: lecturas sobre protestas universitarias y tendencias vegetales

馃椇锔 Hey, qu茅 tal. En esta entrega, te hablamos sobre c贸mo las ciudades est谩n intentando aplacar los problemas con el turismo masivo. Spoiler: 隆no est谩 saliendo muy bien!

馃か Si te unes antes de junio a La Wikly Premium, ser谩s parte de un proyecto muy, muy especial desde su estado m谩s primigenio (adem谩s de que recibir谩s contenido extra hasta que lo anunciemos):

馃暟锔 Leer esta newsletter te llevar谩 6 minutos y 10 segundos.

馃憢 Aguanta hasta el final para ver una Atenas apocal铆ptica. Bienvenido a La Wikly.


鈾伙笍 驴Sostenible c贸mo?

Lo importante. Lidiar con el turismo masivo, o reducirlo, se ha convertido en una obsesi贸n para muchas ciudades europeas, que ensayan medidas de todo tipo.

  • S贸lo en abril, Barcelona ha ocultado a los turistas una l铆nea de bus colapsada, 脕msterdam ha anunciado que no permitir谩 m谩s hoteles nuevos y Venecia comenz贸 el pasado jueves a cobrar 5 鈧 por entrar a la ciudad.

  • Y en Canarias, miles de personas reclamaron m谩s regulaci贸n al grito de 鈥楥anarias tiene un l铆mite鈥. El problema no es exclusivo de los grandes n煤cleos urbanos.

La tensi贸n entre vecinos, visitantes, industria tur铆stica y el planeta hace que a las administraciones se les llene la boca con el turismo sostenible.

  • Eso es decir todo y no decir nada. 驴Sostenible c贸mo?

Expl铆camelo. Las previsiones hablan de un 2024 en el que Europa recuperar谩 los niveles tur铆sticos prepand茅micos.

  • Pero muchos ayuntamientos y gobiernos locales no quieren m谩s visitantes.

  • Sus ciudadanos se quejan de infraestructuras al l铆mite, vivienda inasumible o de vivir entre negocios para turistas 鈥攜 sus consiguientes precios altos.

  • En el otro lado de la balanza est谩 la actividad econ贸mica, ya que la funci贸n social del turismo (intercambio cultural), suele quedar fuera de foco en estos debates.

Contexto. Las medidas de Barcelona, Venecia y 脕msterdam sirven para categorizar las reacciones de las ciudades ante el turismo masivo.

馃憟 Desviar a los turistas

Uno de los problemas del turismo masivo es que, dentro de las propias ciudades, visitamos todos los mismos sitios, a la vez y por el mismo camino. Los ayuntamientos intentan afectar a estos flujos de personas, con escaso 茅xito.

  • Esto ha sido agravado por la tecnolog铆a: la mayor铆a queremos ver ese atardecer que la gente cuelga en Instagram/TikTok; y para llegar tomamos el mismo metro que nos dice Google.

  • Es por ello que las administraciones ensayan aproximaciones igualmente tecnol贸gicas para mitigar los problemas de esta concentraci贸n.

Barcelona solicit贸 a Google eliminar de su buscador la l铆nea 116 de autob煤s, normalmente abarrotada de turistas que se dirigen al popular Park G眉ell.

  • Sin la ruta en la plataforma, los vecinos han recuperado la disponibilidad de su minibus de barrio, de especial importancia para gente mayor o con problemas de movilidad. La medida ha funcionado, por lo menos a corto plazo.

  • Se adivinan limitaciones, como el trasvase de los pasajeros a otras l铆neas, pero el enfoque digital de la medida es revelador.

En esta l铆nea tecnol贸gica, las administraciones quieren conocer m谩s y mejores datos de sus flujos tur铆sticos para tratar de actuar sobre ellos.

  • Herramientas como FLOW son capaces de recopilar y procesar informaci贸n sobre la circulaci贸n de veh铆culos, bicicletas o personas a partir de las c谩maras que vemos proliferar en nuestras ciudades.

  • Aplicaciones de este tipo pueden corregir los 芦pocos datos禄 que dec铆a tener la ministra de turismo francesa, con las miras puestas en tratar de paliar la concentraci贸n de sus turistas en el 20 por ciento del territorio galo.

Sin embargo, es muy dif铆cil: queremos ir a los mismos sitios, y los estudios indican que no cejamos en nuestro empe帽o.

馃 Cobrar, m谩s, a los turistas

Una medida muy frecuente es la tasa tur铆stica: cobrar a los visitantes por cada noche de hotel para compensar el coste de los servicios que consumen, mejorarlos si es necesario o restaurar la ciudad.

  • S铆, esto es viejo, pero muchas ciudades han multiplicado esas tasas recientemente. En el caso de Venecia, aflojas 5 euros a pesar de que no pernoctes.聽

  • Para rascar todav铆a m谩s el bolsillo del de fuera, tambi茅n crecen los precios duales: paga, o paga m谩s, el turista.

  • Por ejemplo, desde enero s贸lo los extranjeros pagan 25 euros por entrar en la mezquita de Santa Sof铆a en Estambul, en l铆nea con la medida que propone el alcalde de Sevilla para la Plaza de Espa帽a.

Con todo esto, est谩 claro que se recauda. Pero hay pocas se帽ales de que disuadan a tantos visitantes como muchos desean.

Manifestantes venecianos que consideran in煤til la medida de los 5 euros v铆a Facebook

馃洃 Frenar a los turistas

Los ayuntamientos que realmente quieren frenar el aumento de turistas prueban con medidas m谩s dr谩sticas que apuntan inequ铆vocamente a reducir los visitantes.

  • La limitaci贸n de los Airbnbs, que adem谩s encarecen la vivienda para los locales, es una medida a la que se suman cada vez m谩s ciudades. En esta newsletter, te cont茅 el caso de Nueva York.聽

  • Desde hace a帽os, Dubrovnik o Barcelona han limitado el n煤mero de cruceros en sus puertos.

Con muchas de las medidas ya comentadas ya en marcha, 脕msterdam lleva a帽os tratando de reducir y transformar su turismo.

  • La 煤ltima medida anunciada por su consistorio es que no permitir谩n construir m谩s hoteles: s贸lo si otro cierra y adem谩s el nuevo es de m谩s calidad1.

  • Sus autoridades hablan habitualmente de combatir el overtoerisme (turismo excesivo, en holand茅s).

Pero tambi茅n hablan de cierto tipo de turismo. El a帽o pasado lanzaron una campa帽a dirigida a brit谩nicos con ganas de borrachera titulada 鈥楳antente alejado鈥.

馃挕 La idea

Todo lo que rodea a los retos del turismo masivo es un tema que en La Wikly nos obsesiona (ya lo toc贸 Mario antes), con infinitas derivadas sociales2, medioambientales y, como hemos visto, tecnol贸gicas.

  • Unas problem谩ticas que, si no se abordan, pueden desembocar en crispaci贸n social en forma de movimientos antitur铆sticos ya en marcha en muchas zonas.

  • Creando un clima confrontacional que, sin las medidas acertadas, s贸lo puede crecer.

Los ensayos y medidas de las ciudades se帽alan que la problem谩tica est谩 reconocida. Hablan continuamente de turismo sostenible, foco que comparten con la mayor parte de estudios acad茅micos sobre el futuro del turismo. 驴Pero sostenible c贸mo?

  • 驴Sacando toda la pasta posible a los turistas y separ谩ndolos de los locales para que no se genere una competencia insostenible?

  • 驴O democratizando la posibilidad de viajar para conectar con otros lugares y personas de un modo y en un n煤mero asumible para un medioambiente tensionado?

驴Cu谩l piensas t煤 que es la clave?

Seguiremos atentos, porque de estas decisiones depender谩 el futuro de muchas ciudades.


馃洨锔 Con LEVEL

Lo importante. La aerol铆nea de bajo coste y largo radio LEVEL ofrece vuelos baratos a destinos como Nueva York por menos de 400 euros (隆ida y vuelta!). Algunas recomendaciones de qu茅 hacer all铆:

  • Moulin Rouge es uno de los musicales de moda en Broadway y una oportunidad 煤nica (y diferente) para reencontrarse con el cl谩sico de Baz Luhrmann (y con nuevos temas ic贸nicos que complementan la banda sonora original).

  • Ellen's Stardust Diner es uno de los restaurantes m谩s emblem谩ticos de Times Square y una ventana deliciosa al mundo de Broadway con camareros que paran de servir para cantar canciones m铆ticas de musicales.

Busca tu vuelo perfecto a las Am茅ricas en LEVEL.


馃棡锔 Otras historias

馃嚨馃嚫 Las protestas contra la guerra de Gaza contin煤an en la Universidad de Columbia, Nueva York, y se extienden a otras universidades de Estados Unidos. Las comparaciones con las de los 60 en oposici贸n a la guerra de Vietnam resultan cada vez m谩s pertinentes.

馃珱 En Estados Unidos, las ventas de sustitutos vegetales de la carne y el pescado han ca铆do un 13 por ciento en los 煤ltimos dos a帽os. Sabor, textura y precio son sospechosos de este descenso. Tras el gran aumento de beneficios entre 2018 y 2021, esta industria estadounidense est谩 preocupada por este cambio de tendencia. Por el contrario, los europeos consumen cada vez m谩s estos productos.

馃馃徎 En Harvard, los estudiantes pueden estudiar una asignatura titulada 鈥楾aylor Swift y su mundo鈥 para profundizar en cl谩sicos de la literatura anglosajona. El New York Times se col贸 en la velada de escucha comunitaria que los alumnos organizaron para conocer juntos sus nuevas canciones.

馃摉 A Nicolas Sartorius, 86 a帽os esta semana, no le duele el cuello de mirar hacia atr谩s todo el tiempo: escribe y habla oteando el horizonte. No te pierdas esta sustanciosa entrevista que le hizo Pedro Vall铆n para La Vanguardia con motivo de su 煤ltimo ensayo, 鈥楲a democracia expansiva, c贸mo ir superando el capitalismo鈥.


Ha llegado el d铆a en el que por fin compartes una de nuestras newsletters en tu red social favorita porque te caemos bien (y quieres ayudarnos a crecer):

Compartir

Feliz jueves,

Posdata: 驴A qu茅 pel铆cula te recuerda?

1

Por ejemplo, m谩s respetuoso con el medioambiente.

2

Las consecuencias del turismo masivo ya se tratan en 谩reas como la salud p煤blica.

0 Comentarios
La Wikly de Emilio Dom茅nech
La Wikly
Las ideas de pol铆tica, cultura y tecnolog铆a que mueven el mundo. Con podcast.