La Wikly de Emilio Doménech
La Wikly
ūüáģūüáĪ El poder del lobby israel√≠
1√ó
0:00
-16:41
ūüáģūüáĪ El poder del lobby israel√≠
Y también: una película muy entretenida de lobistas

1 de noviembre | Madrid

ūüēįÔłŹ Leer esta newsletter te llevar√° 13 minutos y 40 segundos.

ūüĎč Aguanta hasta el final para una mansi√≥n muy, muy singular. Bienvenido a La Wikly.


Imagen creada con Midjourney a partir de la descripci√≥n ‚Äėel Capitolio estadounidense est√° construido en legos con los colores azul y blanco, arte digital‚Äô

ūüáģūüáĪ Intereses comprados

Lo importante. Las acometidas de Israel contra la Franja de Gaza estas semanas se han saldado con miles de gazat√≠es asesinados. Pese a las denuncias internacionales, el pa√≠s mediterr√°neo ha podido seguir contando con un aliado infalible: Estados Unidos. ¬ŅPor qu√©?

  • Las cuestiones geopol√≠ticas y los intereses econ√≥micos son un punto determinante en el favor que Estados Unidos le ha debido a Israel desde hace 75 a√Īos.

  • Pero tambi√©n es necesario poner focos en el lobby israel√≠, grupos de presi√≥n pro-Israel que acumulan un historial determinante en la influencia pol√≠tica estadounidense.

‚ö†ÔłŹ Importante: es posible que hayas le√≠do en muchas ocasiones acerca del lobby jud√≠o, pero esa terminolog√≠a responde a estereotipos antisemitas que no tienen cabida en esta newsletter. Por tanto, preferimos el concepto lobby israel√≠ porque es m√°s cercano a la realidad: grupos de presi√≥n que invierten recursos y esfuerzos en defender los intereses del estado de Israel en Estados Unidos.

Contexto. Organizaciones como el Comit√© de Asuntos P√ļblicos Estadounidense-Israel√≠ (AIPAC) llevan d√©cadas labr√°ndose la afinidad de pol√≠ticos a lo largo de todo el espectro ideol√≥gico estadounidense.

  • Su objetivo: la defensa de los intereses israel√≠es en forma de compa√Īerismo diplom√°tico en Naciones Unidas, donde Estados Unidos (casi) siempre ha defendido a Israel con su poder de veto, o de ayudas militares, en forma de financiaci√≥n para la compra de armamento.

  • Sus formas: la presencia de equipos en Washington para moldear legislaci√≥n a su favor, las campa√Īas de propaganda para lograr opiniones favorables hacia Israel o las contribuciones econ√≥micas a campa√Īas pol√≠ticas en defensa o ataque de candidatos afines o antag√≥nicos.

Explícamelo. Tras el ataque terrorista de Hamás a Israel del 7 de octubre, AIPAC y otros grupos y figuras afines han dado cuenta de sus logros. El apoyo a Israel por parte de los representantes políticos de Washington D.C. ha sido casi unánime.

  • ¬ęEl 95 por ciento de congresistas y senadores de ambos partidos han publicado comunicados expresando solidaridad con Israel¬Ľ, dijo el portavoz de AIPAC Marshall Wittmann hace un par de semanas.

  • Solo un peque√Īo reducto de congresistas dem√≥cratas progresistas ha dado a conocer su oposici√≥n tajante a las represalias de Israel sobre la Franja de Gaza.

¬ŅPero c√≥mo han logrado AIPAC y otros grupos semejante apoyo entre la clase pol√≠tica estadounidense? En esta newsletter, exploramos sus iniciativas de presi√≥n a trav√©s de los dos grandes partidos del pa√≠s.

ūüźė Los republicanos

El Partido Republicano ha conseguido destacar especialmente por su postura proisrael√≠ en las √ļltimas d√©cadas. ¬ŅPero por qu√© los republicanos defienden tanto el Estado de Israel?

  • Algunos analistas identifican dos factores fundamentales en la consolidaci√≥n de esta postura como uno de los valores conservadores elementales: el ascenso de la derecha religiosa y la influencia del neoconservadurismo.

La religi√≥n. Un importante n√ļcleo de evang√©licos protestantes1 empez√≥ a ascender en las filas del Partido Republicano a partir de los a√Īos 70.

  • Las convicciones religiosas de estos grupos los inclinan a adoptar una postura fuertemente proisrael√≠, codificada en t√©rminos casi exclusivamente religiosos: ¬ęGaza y Cisjordania son jud√≠as por derecho divino¬Ľ.

  • Es decir, que la defensa de Israel se fue consolidando como parte de la plataforma de valores del Partido Republicano en la medida en que creci√≥ el activismo pol√≠tico de los evang√©licos.

Los comunistas. La defensa de Israel también cosechó apoyos del neoconservadurismo que dominó la política conservadora del presidente Ronald Reagan. Originalmente, Israel era concebido como parte fundamental de la lucha global contra el comunismo totalitario y sus aliados árabes.

  • Despu√©s de la Guerra Fr√≠a, la l√≥gica estrat√©gica anticomunista de apoyo a Israel fue reemplazada por la cruzada mesi√°nica en la que se embarc√≥ Estados Unidos para promover reg√≠menes democr√°ticos en todo el mundo.

  • En ese contexto, Israel, ¬ęla √ļnica democracia en Oriente Medio¬Ľ, se convirti√≥ en un aliado valioso que permiti√≥ a los republicanos con objetivos anticomunistas consolidar apoyos con la corriente evang√©lica del partido.

11-S. Esta visión terminó de consolidarse después de los ataques del 11 de septiembre. La lucha contra el terrorismo se convirtió en una bandera identitaria de los estadounidenses que los republicanos conservadores equipararon con la lucha que libraba Israel contra la segunda intifada palestina.

  • De esta forma, ser proisrael√≠ pas√≥ a entenderse como parte de ser duro con el terrorismo, que en s√≠ mismo era un valor conservador central.

  • As√≠, a medida que el Partido Republicano se volvi√≥ m√°s conservador durante los a√Īos de George W. Bush y Barack Obama, tambi√©n se volvi√≥ m√°s proisrael√≠.

  • Esta relaci√≥n puede verse reflejada en el gran aumento del n√ļmero de republicanos que simpatizaban con Israel sobre Palestina: del 60 por ciento en 2000 al 85 por ciento en 2010.

Seg√ļn una encuesta de Pew Research Center del a√Īo pasado, la mayor√≠a de los estadounidenses (55 por ciento) tiene una opini√≥n favorable de Israel.

  • No obstante, Pew Research identifica una marcada brecha entre el apoyo dentro del Partido Republicano (71 por ciento) y el Partido Dem√≥crata (44 por ciento).

America First. Sin embargo, el nacionalismo económico también ha dado pie a la entrada de políticos republicanos más dados a que los recursos económicos del país se inviertan dentro de sus fronteras y no en causas externas como la israelí.

  • El liderazgo del expresidente Donald Trump alej√≥ al Partido Republicano de sus hist√≥ricos baluartes de pol√≠tica exterior contundente. Los llamados halcones pasaron a ser RINOs.

  • Y seg√ļn datos de AP VoteCast, el 56 por ciento de los votantes republicanos opinan que Estados Unidos deber√≠a adoptar un papel menos activo en asuntos globales.

  • Y aunque es cierto que Trump hizo mucho por la causa israel√≠ en pol√≠tica exterior, se centr√≥ m√°s en apoyos diplom√°ticos como vetos en la ONU o los Acuerdos de Abraham para el restablecimiento de relaciones entre Israel y varios pa√≠ses √°rabes.

Primarias republicanas. Como resultado, los actuales referentes republicanos no tienen una postura homogénea sobre lo que debería hacer Estados Unidos en el contexto de los ataques de Hamás.

  • De un lado, se encuentran figuras como Nikki Haley, que abogan por sostener la visi√≥n m√°s tradicionalista de intervencionismo estadounidense.

  • Haley aboga por promover una respuesta agresiva con los enemigos de Israel, poner fin a Ham√°s y aplicar sanciones contra Ir√°n.

  • Del otro, hay republicanos m√°s aislacionistas como Ron DeSantis y Vivek Ramaswamy, que defienden un enfoque m√°s cauto bajo el lema ¬ęEstados Unidos primero¬Ľ.

  • Ambos consideran que la intervenci√≥n militar estadounidense probablemente no sea necesaria y que Estados Unidos debe priorizar el bienestar de sus ciudadanos.

ūüęŹ Los dem√≥cratas

Pese a que los votantes demócratas son menos proisraelíes que los republicanos, el apoyo a Israel es uno de esos reductos bipartidistas que sigue manteniendo el estatus de política de Estado. El Partido Demócrata tiene también una larga historia de apoyo a la causa del Estado israelí.

  • Seg√ļn Pew Research Center, 7 de cada 10 estadounidenses de origen jud√≠o se declaran cercanos al Partido Dem√≥crata, una distribuci√≥n que se ha mantenido m√°s o menos estable en las √ļltimas dos d√©cadas.

  • Aunque es un error pensar en este grupo jud√≠o como inequ√≠vocamente proisrael√≠, cerca de un 60 por ciento se siente conectado a Israel de alguna manera y considera tener cosas en com√ļn con los jud√≠os israel√≠es.

  • Eso s√≠, la percepci√≥n de esos v√≠nculos es menos frecuentes entre los m√°s j√≥venes: solo de un 48 por ciento entre los menores de 30 a√Īos.

AOC y c√≠a. En los √ļltimos a√Īos, algunos dem√≥cratas se han mostrado m√°s esc√©pticos sobre un apoyo incondicional a Israel. Palabras en otro tiempo impronunciables por los congresistas como apartheid, ocupaci√≥n o simplemente Palestina se han puesto encima de la mesa por representantes del ala m√°s progresista, como Alexandra Ocasio-Cortez, Ilhan Omar y Rashida Tlaib.

  • Algunos analistas han sugerido que causas sociales de las minor√≠as, como el Black Lives Matter o las pol√≠ticas migratorias, han creado un sentimiento de solidaridad con Palestina, mientras otros discuten que es una analog√≠a equivocada.

  • Pero aunque el ala izquierda de los dem√≥cratas acapara m√°s titulares, otros senadores o representantes m√°s moderados tambi√©n se han mostrado m√°s cr√≠ticos estos √ļltimos dos a√Īos.

  • Es el caso del senador Robert Menendez o el congresista Gregory Meeks, ambos fervientes defensores de Israel, pero cr√≠ticos con la campa√Īa en Gaza de 2021.

El apoyo demócrata a Israel no está en cuestión ahora mismo, y menos con un Biden que en su medio siglo de carrera política ha sido un gran aliado de Israel. Sin embargo, la posición no es tan acrítica como la del Partido Republicano: el apoyo parece menos incondicional.

  • De hecho, en los √ļltimos d√≠as se ha percibido un cambio de postura por parte de la administraci√≥n Biden en lo que refiere a la invasi√≥n terrestre de Israel sobre la Franja de Gaza.

  • Queda por ver si Biden termina por ser m√°s contundente con su aliado dadas las im√°genes de civiles asesinados conforme Israel contin√ļa su invasi√≥n terrestre sobre la Franja.

ūüí° La idea

El poder del lobby. En la política estadounidense, cuando hablamos del apoyo partidista a una u otra causa, no podemos obviar la influencia de los lobbies. Y en el caso de los grupos de presión proisraelíes, es importante analizar su influencia con precaución para no caer en simplificaciones.

  • Las diferentes organizaciones sin √°nimo de lucro que se declaran proisrael√≠es conforman el lobby m√°s potente e influyente de Estados Unidos sobre pol√≠tica exterior, seg√ļn el portal Open Secrets.

  • A ese lobby se le atribuyen logros como la presi√≥n para lograr el traslado de la embajada estadounidense desde Tel-Aviv a Jerusal√©n por parte de la administraci√≥n Trump.

En la actualidad, el lobby israel√≠ tiene una influencia importante en la pol√≠tica estadounidense a trav√©s de los comit√©s de acci√≥n pol√≠tica (en concreto, las Super PAC) que muchas veces financian y apoyan p√ļblicamente las campa√Īas electorales de candidatos afines a sus ideales.

  • El mayor grupo de presi√≥n pro-Israel es AIPAC, cuyo criterio de financiaci√≥n de campa√Īas electorales con la Super PAC que fundaron en 2021 se limita exclusivamente al apoyo que los candidatos ofrecen a Israel.

  • Con esta l√≥gica, la organizaci√≥n ha respaldado a decenas de candidatos republicanos abiertamente racistas, hom√≥fobos, supremacistas y conspiranoicos que prometieron defender a Israel frente a las cr√≠ticas por su opresi√≥n al pueblo palestino.

  • AIPAC incluso ha justificado su respaldo a m√°s de 100 republicanos que se negaron a certificar la victoria electoral de Joe Biden en 2020 e intentaron bloquear su confirmaci√≥n como presidente, argumentando que el apoyo a la causa israel√≠ prevalece sobre cualquier otra consideraci√≥n.

¬ęLo √ļnico que garantiza la capacidad de Israel para defenderse es el apoyo duradero de Estados Unidos. Cuando lanzamos nuestro comit√© de acci√≥n pol√≠tica [en 2021], decidimos que basar√≠amos las decisiones sobre las contribuciones pol√≠ticas en una sola cosa: si un candidato pol√≠tico apoya la relaci√≥n entre Estados Unidos e Israel. No sobre ning√ļn otro tema, s√≥lo √©ste¬Ľ, asegur√≥ el grupo en un comunicado del a√Īo pasado.

Pero espera. Existe una diferencia considerable de aportaciones entre uno y otro partido, siendo el Partido Demócrata mucho más apoyado económicamente por estos grupo proisraelíes: aproximadamente el doble en el ciclo electoral 2021-2022. Pero esa influencia es diversa y tiene matices:

Por un lado, el mencionado y bipartidista AIPAC es el lobby que más dinero gasta. En 2022, invirtió más de 22 millones de dólares a través de su Super PAC, pero no necesariamente siempre en apoyo de cualquier candidato.

  • De hecho, el proyecto de esa PAC era financiar campa√Īas contra los candidatos m√°s progresistas en las primarias dem√≥cratas de varios distritos azules en 2022.

  • Es decir, quer√≠an tumbar candidaturas de pol√≠ticos progresistas pro-Palestina o anti-Israel a base de financiar anuncios de ataque contra ellos (o de apoyo a rivales pro-Israel que participaran en esas mismas primarias). Las campa√Īas tuvieron mucho √©xito para su intereses.

  • Algunas de las mayores aportaciones a esta Super PAC llegaban de megadonantes del Partido Republicano como el inversionista¬†Paul Singer o Bernie Marcus (cofundador de Home Depot).

Por otro lado, el segundo lobby israelí más poderoso, J-Street, solo apoya a candidatos demócratas y apuesta por una solución diplomática y pacífica al conflicto palestino-israelí.

  • Por ejemplo, J-Street es muy cr√≠tico con el gobierno de Netanyahu y acciones como el traslado de la embajada a Jerusal√©n.

En general, en los √ļltimos 14 ciclos electorales, las PAC pro-Israel superaron en gasto a las PAC pro-√°rabe en 40 a 1. En cifras: 62,7 millones de d√≥lares de pro-Israel contra 1,6 millones pro-√°rabe.

‚ėĚÔłŹ Un apunte. Grupos como AIPAC no solo donan dinero de forma directa; tambi√©n ponen en contacto a grupos pro-Israel m√°s peque√Īos con pol√≠ticos que defienden sus intereses. Por ejemplo, organizando un evento en apoyo a un candidato que despu√©s podr√° recibir donaciones de grupos y personas que conf√≠an en el apoyo de AIPAC a ese candidato.

Más allá de Washington. La presión del lobby israelí tiene también otros ejes de acción que terminan influyendo en el día a día político de Estados Unidos.

  • A nivel intelectual y medi√°tico, el papel de think tanks, columnistas y voceros afines ayuda a establecer narrativas pro-Israel en los medios.

  • Y a nivel social, el activismo pro-Israel en campus universitarios, en proyectos educativos o incluso en campa√Īas de redes por parte de activistas genera mayores consensos pro-Israel.

El resultado puede apreciarse tanto en la casi total unanimidad pol√≠tica de Washington en favor de Israel, como en las opiniones generalmente favorables hacia Israel por parte de medios de comunicaci√≥n y de la opini√≥n p√ļblica.

Otros lobbies. Claro que ning√ļn enfoque ser√≠a completo si no se tiene en cuenta el poder con el que cuentan la industria y el lobby armament√≠sticos en el d√≠a a d√≠a de la pol√≠tica estadounidense.

  • Durante d√©cadas, Estados Unidos ha regado a Israel con paquetes de financiaci√≥n militar que despu√©s volv√≠an a la industria local en forma de √≥rdenes de compra milmillonarias.

  • ¬ŅC√≥mo? Estados Unidos aprueba estos paquetes a trav√©s del Financiamiento Militar Extranjero que limita que Israel solo pueda gastar ese dinero en la industria armament√≠stica estadounidense.

  • A trav√©s de ese mismo mecanismo, Estados Unidos tambi√©n ha permitido que Israel invierta parte de ese gasto en la misma industria armament√≠stica israel√≠ para fortalecerla, algo que ha logrado con creces en las √ļltimas d√©cadas.

En conclusión, el panorama general estaba sembrado para que casi cualquier circunstancia favoreciera a Israel en Estados Unidos en el reinicio de sus hostilidades con Hamás.

  • Los cimientos sentados por el lobby explican por qu√©, pese a semanas de bombardeos constantes y miles de civiles asesinados en Gaza, las opiniones p√ļblica y pol√≠tica acerca de Israel apenas se han movido.

  • Y tambi√©n, por qu√© las din√°micas p√ļblica y pol√≠tica en Estados Unidos son tan diferentes con respecto a las fisuras que se est√°n empezando a ver en la Uni√≥n Europea.

El tiempo decidirá si Estados Unidos también puede sufrir fracturas en su consenso por-Israel conforme las imágenes que salen de la Franja de Gaza dan cuenta de la barbarie israelí.


ūüé¨ Una recomendaci√≥n

Con la colaboración de Filmin
Por Emilio Doménech

El caso Sloane es una pel√≠cula estadounidense de 2016 dirigida por John Madden. Sigue la historia de una lobista de Washington D.C. que es contratada para liderar una campa√Īa de apoyo a un proyecto legislativo sobre control de armas de fuego.

  • La protagonista Elizabeth Sloane est√° interpretada por Jessica Chastain, que fue nominada a los Globos de Oro por su interpretaci√≥n.

No te voy a enga√Īar. Creo que El caso Sloane es exactamente lo que cabe esperar de una pel√≠cula c√≠nica sobre la pol√≠tica en D.C.: una panda de lobistas hijueputas lidiando con una panda de pol√≠ticos hijueputas en la que se suelta mucho discurso grandilocuente un pel√≠n vac√≠o.

  • Y con intentos frecuentes y poco exitosos del guionista de marcarse un guion alla Aaron Sorkin.

¡Pero! También creo que El caso Sloane es una película trrrremendamente entretenida que sirve como ventana al poder de los lobbys en la política estadounidense.

  • Y que si te ha gustado otro filme de Chastain (y de Sorkin) como Molly‚Äôs Game o una serie como House of Cards, ¬°esta pel√≠cula probablemente tambi√©n te mole!

  • Ni qu√© decir que Chastain est√° al alto nivel que cabe esperar de ella. Adem√°s, est√° acompa√Īada de un reparto de a√ļpa con Sam Waterston (¬°que sal√≠a en The Newsroom de Sorkin!), Alison Pill (¬°que tambi√©n sal√≠a en The Newsroom!) y Michael Stuhlbarg (¬°que sal√≠a en Steve Jobs, la que escribi√≥ Sorkin!).

Ahora en serio. Si nos has leído lo suficiente, podrás disfrutar de los intríngulis de la política y el lobismo estadounidenses en un contexto también top: la legislación sobre armas de fuego.

El caso Sloane est√° disponible en Filmin.


En otro orden de cosas, este mi√©rcoles abrir√© stream para seguir la √ļltima hora del conflicto entre Israel y Ham√°s, as√≠ como las novedades sobre las primarias republicanas a la presidencia en 2024.

  • Podr√°s seguir el directo a partir de las 19:00 CEST en mi Twitch.

Comp√°rtenos, porfi.

Feliz miércoles,

Posdata: ¬Ņesto no es una r√©plica de algo de Pedro Picapiedra?

1

A diferencia del catolicismo, los evangélicos basan la autoridad religiosa de forma exclusiva en la Biblia.

0 Comentarios
La Wikly de Emilio Doménech

La Wikly

Las noticias estadounidenses de Washington D.C., Hollywood y Silicon Valley, contadas por el periodista Emilio Doménech desde Nueva York. Ahora, en formato podcast.

Escuche en

Substack App
Apple Podcasts
RSS Feed

Aparece en el episodio

Emilio Doménech
Anita Pereyra
Bosco B√°rcena