ago 7 • 9M

🎥 Despídete de tu serie favorita

Y también: lecturas de IA y... ¿del fin de lo woke?

 
1×
0:00
-9:12
Abrir en el reproductorEscuche en);
Las noticias estadounidenses de Washington D.C., Hollywood y Silicon Valley, contadas por el periodista Emilio Doménech desde Nueva York. Ahora, en formato podcast.
Detalles del episodio
Comentarios

7 de agosto | Alcoy, Alicante

📬 Esta semana, mi newsletter te llega un poco tarde porque esperaba novedades de la primera reunión entre el sindicato de guionistas y la asociación de productores en varios meses, pero nanai.

  • Aun así, creo que ha quedado una entrega muy completa después de varios días documentándome. He dejado muchos enlaces por si quieres ampliar información.

🕰️ Leer esta newsletter te llevará 6 minutos y 52 segundos.

👋 Aguanta hasta el final para un buen meme de Google Maps. Bienvenido a La Wikly.


white concrete building on top of mountain during sunset
Photo by Venti Views on Unsplash

🎥 Hollywood, en pausa

Lo importante. La doble huelga de actores y guionistas en Hollywood sigue su curso sin visos de resolverse en el corto plazo, extendiendo las preocupaciones sobre el atolladero en el que se está metiendo la industria.

  • El parón de producciones está reverberando ya en los estrenos del otoño en cine y televisión, bien con carteleras más escuetas o con parrillas repletas de realities, no-ficción y producciones extranjeras (go, Spain!).

  • Pero también lo está haciendo en la economía de la ciudad de Los Ángeles, en las producciones filmadas en países como Canadá y en los festivales de cine de ciudades como Toronto y Venecia.

Miles de miembros de los sindicatos se encuentran en una situación cada vez más precaria, mientras que los ejecutivos de los estudios miran al horizonte sabedores de que un parón demasiado largo puede ser devastador para sus cifras anuales y para el futuro de una industria en constante transformación.

Contexto. La doble huelga representa la primera de su tipo en Hollywood desde hace más de 60 años, poniendo de relieve la distancia que existe ahora mismo entre ambos bandos negociadores.

  • Desde primeros de mayo, unos 20.000 guionistas representados por el sindicato WGA demandan mejores condiciones, mejores residuales

    y límites en el uso de la inteligencia artificial (IA).

  • Y desde mediados de julio, unos 160.000 actores representados por el sindicato SAG-AFTRA exigen mejoras económicas y límites IA similares, aunque con especial atención al escalafón inferior a las estrellas multimillonarias de Hollywood que conocemos

    .

Como ya expliqué en una entrega anterior, el éxito de Netflix se tradujo también en cambios culturales en la industria, que ahora busca la eficiencia de producción por encima de todo.

  • Eso implica series con temporadas más cortas, y así más salto sin cobrar entre proyecto y proyecto, así como equipos de guionistas más limitados y con menos funciones que antaño.

  • Y es imposible no deducir que la llegada de la IA influirá tarde o temprano en la forma en la que los estudios y las plataformas intentan ahorrarse unos cuantos billetes.

Por su parte, los estudios y las plataformas consideran que guionistas y actores están pidiendo una parte del pastel demasiado grande cuando se supone que, dicen los ejecutivos, hay más trabajo que nunca

.

  • Bob Iger, consejero delegado de Disney, dijo en una entrevista que los huelguistas estaban sumando dificultades a una industria «que ya está enfrentando desafíos, francamente, muy disruptivos».

  • Y añadió que las demandas de los sindicatos no eran realistas, lo que le granjeó críticas entre piquetes que señalaron su salario de más de 27 millones de dólares anuales.

Explícamelo. Por ahora, el parón provocado por las huelgas tiene un efecto notable en el corto plazo, tanto a nivel de rodajes como de estrenos.

  • Por un lado, las nuevas temporadas de tus series favoritas previstas para el otoño se posponen hasta que se puedan retomar las filmaciones.

  • Por otro, la promoción de series y películas también está en pausa porque los miembros de los sindicatos tienen prohibido ayudar a sus estudios y plataformas a publicitar sus proyectos.

¿Y en qué medida estamos viendo ya retrasos?

  • Sony Pictures anunció que los estrenos de la secuela del reboot de Ghostbusters y la película del villano de Spider-Man Kraven the Hunter se posponen al año que viene.

  • Disney movió Poor Things, lo nuevo de Yorgos Lanthimos con Emma Stone, desde septiembre hasta diciembre (¿quizá más?).

  • Y Warner Bros. sacó del Festival de Venecia a Challengers, un drama romántico protagonizado por Zendaya, con la intención de estrenarla en abril de 2024.

Si la huelga se alarga, es posible que veamos más de estos retrasos dado que la falta de actores en las alfombras rojas creará complicaciones en los festivales de cine y en la temporada de premios (los Emmys son la primera gala que se pospone).

💡 La idea

¿Entonces? Los estudios y las plataformas tienen ante sí una tarea difícil: seguir el calendario establecido de estrenos o guardarse algunas de sus mejores balas para más adelante. Pero esperar a alcanzar un acuerdo implica otras dificultades:

  • 2023 tenía previsto ser el año en el que las salas de cine recuperaran las cifras prepandémicas, pero una huelga promete dejar un calendario de final de año bastante tétrico, por mucho Barbenheimer que haya ahora.

  • Además, los estrenos en salas siguen siendo «la mejor y más consistente forma individual de monetizar una película» y la industria no puede permitirse volver a dejar a los exhibidores tiritando después de lo difícil que fue la pandemia.

Igualmente en el campo de sufridores están la televisión tradicional, con cada vez menos espectadores, y las plataformas de streaming, muchas de las cuales necesitan sumar o mantener suscriptores si quieren dejar de dar pérdidas como hacen todas las que no se llaman Hulu o Netflix.

¿Y ahora? Los estudios y las plataformas se reunieron con el sindicato de guionistas este pasado viernes después de meses de impasse, pero los avances fueron nulos. No se sabe cuánto aguantarán unos y otros en esta intransigencia, pero algunos huelguistas están empezando a notar la presión en el bolsillo.

  • Ya hay trabajadores de la industria haciendo mercadillos frente a sus casas y abandonando sus alquileres ante la falta de ingresos.

  • Y actores como Meryl Streep y George Clooney han recaudado millones de dólares para prestar asistencia a los piquetes, aunque no está claro cuántas veces más podrán ayudar.

La gran incógnita es qué supondrá esta doble huelga en el ecosistema de Hollywood visto que el parón ya está afectando a un abanico muy amplio de negocios, desde empresas de seguridad a lavanderías, cafeterías y restaurantes.

  • Primero, el temor es que una segunda parte de lo que sufrió la industria durante la pandemia subraye los cambios de hábitos en los consumidores y los aleje todavía más de los cines y de la televisión tradicional.

  • Segundo, los productores ya miran a creadores de contenido que puedan llenar el vacío que dejan los piquetes afiliados al sindicato, mientras que actores y guionistas tantean aprovechar el alcance de redes sociales para encontrar nuevas fuentes de ingresos.

  • Y tercero, el frenazo de rodajes supone también que estudios y plataformas tendrán más dinero en efectivo a su disposición. ¿Veremos compras entre estudios? ¿Mayor consolidación? ¿Dividendos para accionistas? Je.

Lo que nos lleva a la pregunta determinante: ¿significa esto que la huelga puede implicar tanto pérdidas millonarias para todo el ecosistema en el corto y medio plazo como transformaciones profundas en la industria en el largo?

Como siempre me gusta decir: ¡suerte a todos!

Posdata: no te pierdas las declaraciones de Simu Liu (Shang-chi) y Alan Ruck (Succcession) desde las manifestaciones de los huelguistas.


🗞️ Otros titulares

🤖 Por qué Sam Altman quiere escanear dos mil millones de ojos
El País (en español; 6 minutos)

⚖️ Misterio en la imputación a Trump: ¿dónde está Mark Meadows?
The Wall Street Journal (en inglés, 12 minutos)

🗳️ ¿Están los votantes republicanos cansándose de la guerra contra lo ‘woke’?
The New York Times (en inglés; 8 minutos)

🎮 Rockstar llevará Red Dead Redemption a las plataformas modernas
Polygon (en inglés, 5 minutos)


En otro orden de cosas, volveré este martes con una nueva entrega de ‘Nanísimo por el mundo’ para repasar los titulares internacionales del momento, con especial atención puesta en Níger, China y la contraofensiva de Ucrania.

  • Podrás seguir el directo a partir de las 20:00 CEST en Twitch.

Compártenos, porfi.

Feliz lunes,

Posdata: si lo sabes, lo sabes.

1

Los beneficios residuales tienen que ver con el dinero que puede percibir un guionista o un actor por los ingresos que sigue generando una producción después de su estreno (aviones, trenes, televisión, alquiler).

2

Desde el SAG dicen que solo el 14 por ciento de sus miembros superan los 26.500 dólares anuales en ingresos (en contexto estadounidense y de ciudades como Los Ángeles y Nueva York, una cifra muy baja), lo que les impide ser elegibles para tener seguro médico. Eso sí, a diferencia de otras huelgas en el pasado, una mayoría de actores y guionistas tienen otros trabajos.

3

En cierta medida, es cierto que se producen más series y películas que nunca en lo que se conoce como Peak TV, pero los sindicatos alegan que el trabajo es también más precario.