dic 6, 2022 • 26M

🗳️ Biden revienta las primarias

Y también: una gran road movie rural.

 
1×
0:00
-26:22
Abrir en el reproductorEscuche en);

Aparece en este episodio

Emilio Doménech
Anita Pereyra
Las noticias estadounidenses de Washington D.C., Hollywood y Silicon Valley, contadas por el periodista Emilio Doménech desde Nueva York. Ahora, en formato podcast.
Detalles del episodio
Comentarios

6 de diciembre | Nueva York

👋 Aguanta hasta el final para un gran récord de donuts. Bienvenido a La Wikly.

🕰️ Leer esta newsletter te llevará 10 minutos y 58 segundos.

🫵 ¡Hey, tú!

Gracias por leer La Wikly. Si quieres estar al día de la actualidad americana de Estados Unidos y Latinoamérica, considera apoyar este proyecto de periodismo joven e independiente con una suscripción premium.

¡Tienes siete días para probarla GRATIS, sin compromiso!

El presidente estadounidense Joe Biden perdonando a un pavo vía Facebook

🧑🏻‍🦳 Bye, bye, Iowa

Lo importante. El Comité Nacional Demócrata (DNC) dio inicio esta semana pasada a un proceso que podría dinamitar el calendario de primarias del partido de cara a las elecciones presidenciales de 2024.

  • El presidente Joe Biden recomendó el cambio en una decisión que está probando ser polémica entre representantes políticos que defendían el calendario implementado desde hace medio siglo.

Contexto. En unas elecciones presidenciales, la etapa inicial son las elecciones primarias en las que demócratas y republicanos votan por el candidato que quieren que sea el nominado del partido para las generales.

  • El calendario de las primarias se dilata a lo largo de varios meses, desde el invierno hasta el final del verano, y los candidatos van haciendo campaña estado a estado para ganar los diferentes comicios que se celebran en ellos.

  • Desde hace más de 50 años, los estados que organizan las cuatro primarias iniciales son Iowa, New Hampshire, Nevada y South Carolina.

Los dos primeros Iowa y New Hampshire, son estados pequeños con un porcentaje muy elevado de población blanca, lo que ha sido de debate dentro del partido demócrata debido a la destacada diversidad de su electorado.

  • Solo el 56 por ciento de los votantes demócratas son blancos, una caída importante con respecto a los blancos que formaban parte del electorado del partido en 2009, un 69 por ciento.

Explícamelo. Con tal de atajar esas preocupaciones, Biden quiere que el calendario de primarias resalte la prominencia de los latinos y afroamericanos que conforman gran parte del electorado demócrata. ¿Cómo?

  • Colocando a South Carolina (27 por ciento afroamericanos) en el primer puesto de las primarias y a Nevada (30 por ciento latinos) y New Hampshire (92 por ciento blancos) apenas tres días después.

  • Georgia (33 por ciento afroamericanos) y Michigan (14 por ciento afroamericanos) celebrarán primarias una y dos semanas después que esos tres primeros estados, respectivamente.

  • Iowa (90 por ciento blancos), que hasta ahora celebraba el primer caucus

    de las primarias, ha sido desplazado del calendario inicial por completo.

El reordenamiento también pretende poner foco en estados de mayor población que después serán competitivos en las generales como Georgia y Michigan, antiguamente relegados a posiciones posteriores.

¿Y ahora? La disrupción en el calendario promete tener un efecto significativo en el ritmo electoral que se había asentado en las últimas décadas.

  • En esta newsletter, vamos a ahondar en el contexto histórico que catapultó a Iowa y New Hampshire al comienzo del calendario para poder entender mejor después lo que significaría el nuevo cambio.

🌾 First in the Nation

Iowa realiza los primeros concursos de nominación presidencial del país desde 1972. Con el correr de los años, los caucus han crecido en tamaño e influencia hasta convertirse en uno de los eventos electorales más esperados por los aspirantes a la candidatura presidencial.

  • Pero ¿cómo se las arregló un estado de apenas 3 millones de habitantes para convertirse en el buque insignia de las primarias en todo el país? 

La historia se remonta a 1968, durante la Convención Nacional Demócrata en Chicago. Aquel evento culminó con una serie de caóticos disturbios como resultado de la frustración generalizada por las políticas del presidente Lyndon B. Johnson en Vietnam y una evidente falta de responsabilidad democrática en el proceso de nominación.

  • Para evitar situaciones similares en el futuro, el DNC estableció nuevas reglas en el proceso de nominación presidencial, entre las que se incluían pautas de programación que requerían al menos 30 días entre los principales procesos políticos estatales y locales.

  • En 1972, no había habitaciones disponibles en la ciudad de Des Moines para la semana en la que se iba a celebrar la Convención Estatal Demócrata, por lo que tuvo que adelantarse.

  • Esta circunstancia, sumada al nuevo requisito de 30 días, provocó que el caucus demócrata se programara para el 24 de enero y se convirtiera en el primer concurso de nominación del ciclo.

El demócrata George McGovern, ayudado por un joven Gary Hart

, dedicó tiempo y recursos a la campaña para aprovechar la oportunidad que podía brindarle la influencia y exposición de Iowa.

  • En 1976, el partido republicano advirtió la misma oportunidad y planeó su propio caucus el mismo día que los demócratas.

  • Desde entonces, ambos partidos han mantenido Iowa como el primer estado en celebrar un concurso de primarias.

New Hampshire. Mientras Iowa celebra el primer caucus presidencial del país, New Hampshire celebra las primeras elecciones primarias. La elección de este estado como uno de los primeros se remonta a 1920.

  • En 1968, los legisladores del estado aprobaron una ley que asegura que las primarias se realizarían antes que cualquier otra “contienda similar” y otorgaron a los funcionarios estatales el poder de cambiar la fecha de tales comicios para hacer cumplir esta política.

  • Con “contienda similar”, el estatuto hace referencia a otras elecciones primarias en estados del país pero no a caucus, lo que permite que Iowa celebre los suyos antes.

  • La diferencia entre un caucus y unas elecciones primarias es principalmente que estas últimas conservan las disposiciones de las elecciones generales: voto secreto, con urnas y celebradas en colegios electorales.

South Carolina. En este estado, el partido demócrata utilizó durante años un sistema de caucus similar al de Iowa, pero con el tiempo se hizo necesaria la inclusión de un mayor número de personas en el proceso. Los republicanos fueron los primeros en dar respuesta a esa necesidad.

  • En 1980, uno de los consejeros políticos de Ronald Reagan, Lee Atwater, impulsó unas primarias en South Carolina que se llevarían a cabo una semana antes que en el resto de estados sureños.

  • Aunque el establishment del partido apoyaba al gobernador de Texas, John Connally, Reagan lo derrotó contundentemente y ganó la nominación republicana (y luego, la presidencia).

En 1992, un joven gobernador demócrata de Arkansas llamado Bill Clinton entendió que unas primarias en Carolina del Sur aumentarían sus posibilidades de ganar nuevos apoyos para su nominación tal y como había hecho Reagan 12 años antes.

  • El partido estatal apoyó sus esfuerzos, adelantó las primarias y Clinton ganó de forma abrumadora para después conquistar la presidencia también.

  • En 1996 y 2000, South Carolina descartó celebrar primarias tempranas porque las nominaciones de Clinton primero y de su vicepresidente Al Gore después eran opciones de consenso, mientras que en 2004 sí se organizaron y tuvieron una alta participación.

Llegado 2007, ambos partidos vieron cómo más y más voces pedían añadir un estado más a la lista de los estados tempranos de las primarias. South Carolina encajaba a la perfección porque había sido clave en elecciones demócratas y republicanas y pasó a formar parte del elenco inicial.

  • Con Nevada sucedió lo propio con tal de añadir a un representante del Oeste con una población hispana destacada.

De esa manera, y como resumen bien Carol Fowler y Donald Fowler en Brookings:

"Como consecuencia de estos factores, algunos planificados, otros por casualidad, tanto el partido republicano como el demócrata acordaron un calendario: Iowa, un estado de caucus en el Medio Oeste con una población rural abrumadoramente blanca; New Hampshire, un pequeño estado de Nueva Inglaterra con un alto porcentaje de población urbana metropolitana; Nevada, en el oeste americano con una alta población hispana; y Carolina del Sur, con una gran población afroamericana".

📆 Ojos en Charleston

Es fácil entender por qué Biden querría recomendar la prioridad de South Carolina en el calendario de las primarias.

  • Primero, porque tras perder en Iowa y abandonar la carrera presidencial en 2008 y volver a perder en Iowa en 2020 y encadenar derrotas en New Hampshire y Nevada, South Carolina fue el estado que los rescató.

  • Segundo, porque cualquier desafío a su presunta reelección será más difícil para cualquier rival que se precie si el primer concurso se celebra en el estado que le dio el gran empujón de su carrera política.

  • Y tercero, Biden le debe un favor enorme al congresista Jim Clyburn, una figura clave del estado sureño que apoyó a Biden en 2020 cuando su carrera estaba muerta.

Pero la decisión es más trascendental que un simple capricho de Biden. El medio siglo de Iowa y New Hampshire a la cabeza del calendario han definido la política electoral presidencial tal y como la entendemos ahora.

  • Cualquier político con sueños presidenciales sabe que tiene que establecer base y hacer contactos locales en ambos estados años antes de cualquier proyecto a la Casa Blanca que se precie.

  • De la misma forma, cualquier político con aspiraciones ejecutivas reconocerá el organigrama de actividades en las dos localizaciones, desde las ferias estatales a los bocadillos locales que dejan algunas de las peores fotos de campaña.

Con South Carolina, Georgia y Michigan en el primer mes de primarias, las elecciones pasarán a decidirse en estados mucho más poblados que antaño. Eso tiene consecuencias notables sobre campañas futuras.

  • Por un lado, dificulta que se produzcan sorpresas como las de Jimmy Carter en 1972, Barack Obama en 2008 o Pete Buttigieg en 2020, un joven alcalde gay que acabó ganando a Biden y Bernie Sanders en su primer intento.

  • Por otro, allana el camino para que los candidatos que empiezan con más dinero bajo el brazo tengan mejores opciones, pues tendrán los millones necesarios para mercados televisivos caros como los de South Carolina, Michigan y especialmente Georgia.

Para que nos entendamos. De alguna forma, la decisión se siente como una forma de facilitar las victorias de candidatos del establishment que empiezan una carrera presidencial con un reconocimiento de nombre y unos apoyos monetarios importantes. Antes, con Iowa y New Hampshire, un candidato con poco dinero y mucha actividad puerta a puerta podía destacar en ambos estados y llegar lanzado al resto de concursos con el llamado momentum, ese que ha enterrado y hecho despegar tantas carreras presidenciales.

Pero ojo. El futuro de Iowa y New Hampshire no está sentenciado. El proceso solo ha hecho que empezar.

  • La decisión de esta pasada semana la tomó el Comité de Reglas y Estatutos del DNC de forma casi unánime. Los representantes de Iowa y New Hampshire votaron en contra.

  • El DNC al completo considerará el cambio a primeros de 2023, misma fecha orientativa en la que los cinco estados de la nueva ventana de ‘primeros estados’ deberán certificar que trasladan la fecha a la acordada.

  • Mientras tanto, los demócratas en estados como Georgia deberán negociar con un ejecutivo y legislativos republicanos para el cambio de fecha. Y cabe decir que el Comité Nacional Republicano ya se ha comprometido a mantener el calendario original de primarias.

En definitiva, en enero sabremos más cuando quedará apenas un año para que empiecen a celebrarse las primeras elecciones primarias del país.

¿Desea saber más? En The New York Times, Trip Gabriel ha escrito una genial crónica sobre cómo han recibido la noticia del cambio de calendario en Iowa.


🎬 Una recomendación

Con la colaboración de Filmin
Por Emilio Doménech

Una historia verdadera es una película estadounidense de 1999 dirigida por David Lynch. Sigue la empresa basada en hechos reales de un hombre de 73 años que decide ir a ver a su hermano mayor enfermo con el que no se habla desde hace 10 años con el único medio de transporte a su alcance: un cortacésped.

  • La película estuvo en la Sección Oficial del Festival de Cannes y la estupenda recepción crítica le otorgó al eterno actor secundario Richard Farnsworth su merecido tiempo bajo los focos.

  • Farnsworth fue nominado al Oscar y al Globo de Oro, aunque el único galardón importante que se llevó a casa fue el de los premios Spirit del Cine Independiente.

Una historia verdadera está considerada una de las películas menos Lynch de Lynch, y quizá eso es lo que hace que no suela priorizarse en los rankings de la filmografía del cineasta, pero esa lejanía del género y de lo onírico también hace que esta sea una de sus películas más íntimas (y memorables).

  • Hay una épica y una complejidad inconmensurable en la sencillez del viaje del protagonista Alvin Straight, un hombre que se embarca en su road movie particular para reconocerse a sí mismo y curar las heridas que nunca cicatrizaron del todo.

  • El filme es un disfrute solo por las interacciones de Farnsworth con los distintos personajes que se van cruzando en su peregrinaje particular.

Una joya de las de verdad.

Una historia verdadera está disponible en Filmin.


En otro orden de cosas, vuelven los días de salseo con un adelanto de los Miércoles Salseo para hablar del documental inminente de Meghan y Harry, y también para repasar algunas de las claves por las que Nueva York es increíble pese a que tenga que dejar esta ciudad a mis espaldas.

Si te ha gustado esta wikly, compártenos

Feliz semana,

Posdata: el vídeo de los donuts.

1

Si quieres conocer mejor el sistema de caucus, son unas primarias que funcionan con un proceso un tanto anticuado pero muy divertido que Emilio repasó en su visita a Iowa en 2020.

2

Hart tiene una de las historias más fascinantes de la política estadounidense y hay historiadores que aseguran que su escándalo sexual cambió el periodismo político para siempre. Ese podcast enlazado lo cuenta muy bien.