La Wikly de Emilio Doménech
La Wikly
🩸 «Baño de sangre», verdad incómoda
1×
0:00
-12:35

🩸 «Baño de sangre», verdad incómoda

Y también: justicieros culturales y abusos policiales

🚘 Hey, qué tal. En esta entrega, te contamos por qué Donald Trump habló de «baño de sangre» si Joe Biden es reelegido este noviembre. Spoiler: tiene que ver con los coches eléctricos.

⚠️ Le hemos dado un lavado de cara a nuestra sección de enlaces. ¡Dinos qué te parece! Puedes responder a este email o dejar un comentario en nuestra web.

🕰️ Leer esta newsletter te llevará 7 minutos y 12 segundos.

👋 Aguanta hasta el final para buen humor bioquímico. Bienvenido a La Wikly.


Imagen creada con DALL-E

🚗 VE chinos baratos

Lo importante. Donald Trump ha recrudecido su retórica contra los vehículos eléctricos (VE) chinos baratos, alertando de que supondrán un «baño de sangre» para la industria del automóvil estadounidense.

  • La preocupación por la ventaja china en el desarrollo de modelos enchufables competitivos es también compartida por demócratas o líderes europeos.

  • A corto plazo, sólo China es capaz de fabricarlos a un precio que pueda convertir al VE en un producto de consumo masivo.

Estados Unidos y especialmente Europa se enfrentan a una encrucijada: ¿protección para sus industrias y trabajadores o transición al vehículo eléctrico?

Explícamelo. En un mitin en Ohio, Trump habló de «baño de sangre» durante una parte de su discurso en la que atacaba a las políticas de Biden para favorecer a la industria de los VE.

  • Su objetivo: ganarse el favor de los trabajadores de las grandes automovilísticas, asustados ante la transformación eléctrica de la industria.

  • El miedo: deslocalización y que los VE necesitan de menos componentes y, por tanto, de menos trabajadores. Aunque ese último aspecto es motivo de debate.

  • El apunte: muchos trabajadores de VE en Estados Unidos mejoraron sus condiciones laborales tras celebrar huelgas. Aun así, los miedos siguen latentes.

Trump se presenta a sí mismo como la única alternativa para evitar que Pekín «inunde» Estados Unidos de coches y camiones baratos, proponiendo aranceles del 100 por cien.

  • La realidad es que las medidas actuales ya evitan que entren VE de China en Estados Unidos.

  • No así en Europa, donde alcanzan un 8 por ciento de la cuota del mercado eléctrico, con perspectivas de ir a más y haciendo saltar las alarmas en Bruselas. 

Contexto. Las empresas chinas suman más de la mitad de las ventas de VE en todo el mundo.

  • La líder del sector, BYD, arrebató el primer puesto mundial1 a Tesla en el último trimestre de 2023.

  • El 25 por ciento de los coches vendidos en China son eléctricos, por delante de Europa, 16 por ciento, y de Estados Unidos, apenas un 8 por ciento.

  • Además, las tecnológicas Huawei y Xiaomi quieren entrar en la competición a través de la tecnologización de los vehículos; en contraste con Apple, que ha cancelado su proyecto de coche eléctrico.

En la actualidad, sólo Tesla parece poder mantenerse en esta batalla contra los modelos más populares de China.

  • Mientras BYD tiene un sistema de batería imbatible, Tesla tiene prestigio de marca, un software de referencia y una red de carga bien establecida en muchos territorios.

  • Las grandes marcas tradicionales, Volkswagen, Ford, General Motors, se han quedado rezagadas, sin conseguir recortar sus altos costes de producción.

⚔️ Guerra de precios

China es capaz de sacar al mercado VE mucho más baratos que el resto de fabricantes, lo que tiene aterrados a los líderes europeos y estadounidenses.

  • En Europa, los VE chinos cuestan un 30 por ciento menos que los de similares características de empresas como Volkswagen o Renault.

  • En Estados Unidos, el precio medio se sitúa por encima de los 60.000 dólares; en China, 30.000 dólares.

Precio medio de un vehículo eléctrico vía Bloomberg

¿Cómo lo han conseguido? Los políticos occidentales acusan a China de romper las reglas de mercado al bajar sus precios artificialmente.

  • Por un lado, el gobierno de Xi Jinping prolongó hasta 2022 un esquema de subsidios a su industria de VE. 57.000 millones entre 2016 y 2022, cuatro veces más que Estados Unidos.

  • Pero por otro, su mercado interno supone el 70 por ciento del global, lo que les permite una producción a escala más eficiente.

  • Sin olvidar otros factores, especialmente la falta de sindicalización real de su industria, un asunto imposible de ignorar al compararlo con sus rivales geopolíticos.

🛡️ Políticas proteccionistas

Ante este desequilibrio, Trump agita el fantasma de un proteccionismo extremo, que en realidad no estaría tan lejos de la efectividad de las políticas actuales.

  • Cualquier automóvil de producción china ya se enfrenta a un arancel de un 27,5 por ciento, la mayoría fruto de una medida de Trump que la administración Biden no ha revertido.

  • Además, por medio de la Inflation Reduction Act, el presidente retiró las ayudas para VE con tecnología china, lo que en la práctica hace que no se importen.

La Unión Europea apunta en la misma línea, pero a otro ritmo. Ursula von der Leyen anunció en septiembre una investigación sobre los subsidios de China.

  • Si las conclusiones son negativas, la UE podría intentar proteger a su industria del automóvil aumentando el arancel actual del 10 por ciento.

  • Pero ahí la UE se arriesga a abrir una guerra comercial con China y pegar un frenazo a la transición ecológica.

  • Todo, si aceptamos como clave de esa transición el cambio al vehículo eléctrico, fabricantes como Mercedes, Ford o Volkswagen.

Para este 2024, se prevé un frenazo en el mercado europeo de VE, estancándose en unos 2 millones. Eso incluye un 10 por ciento de la cuota de mercado para marcas chinas.

  • Tras el prometedor arranque de 2020, las ayudas, los entusiastas eléctricos y los perfiles de alto poder adquisitivo no han sido suficientes para el siguiente nivel.

  • ¿Cuál? Por las regulaciones para la reducción de emisiones de CO2, se estima que las ventas de VE deberían aumentar hasta los 9 millones para 2030.

¿Cómo vender tantos VE? Importa mejorar la red de carga y la autonomía de los VE, pero la clave está en los precios competitivos.

  • Muchos jóvenes en busca de su primer vehículo se enfrentan a eso: ¿un VE por 25.000 euros o uno similar de combustión por poco más de 10.000?

  • Los fabricantes europeos de VE no están ni cerca de igualar los precios de los de combustión.

  • Por contra, BYD vende su modelo Seagull por menos de 10.000 euros. Sólo los fabricantes chinos se acercan a esas cifras.

💡 La idea

La Unión Europea, que en 2035 prohibirá la venta de coches de combustión, está ante un dilema de difícil solución.

  • ¿Renuncia a uno de sus objetivos climáticos para proteger su industria del automóvil y salvar millones de empleos dignos?

  • ¿O atiende la emergencia climática a un precio asumible para los ciudadanos, pero poniendo en riesgo uno de sus motores económicos?

Estados Unidos se enfrenta a la misma disyuntiva. Una propuesta inicial de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) obligaba a los fabricantes a producir al menos un 67 por ciento de VE para 2032.

  • La industria y su sindicato mayoritario (UAW) pidieron a Biden que suavizara las exigencias, los últimos bajo amenaza de retirar el apoyo a su candidatura, en año de elecciones.

  • Los cambios en la publicación de la regulación final este miércoles ayudan a entender el estado de este juego de equilibrios.

  • La EPA retrasa las exigencias y mete ahora en la ecuación a los híbridos enchufables, una opción más popular entre los consumidores. Los fabricantes pueden contar con hasta un 13 por ciento de estos modelos para ayudarles a cubrir el porcentaje de VE2.

¿Y ahora? La sombra electoral se proyecta sobre las decisiones de los gobernantes acerca de cómo lidiar con la competencia de los VE chinos baratos y sus propias políticas medioambientales.

  • Biden está bajo la amenaza de Trump, que puede arrebatarle en noviembre estados bisagra como Michigan, corazón de la industria del automóvil.

  • La Unión Europea tiene unas elecciones determinantes en mayo, con la extrema derecha, contraria a la agenda climática, con previsión de coger fuerza.


🎬 Una recomendación

Con la colaboración de Filmin
Por Emilio Doménech

Más allá de las montañas es una película china de 2015 dirigida Jia Zhang-ke. Sigue la historia de Tao, una joven de Fenyang que tiene que decidirse entre dos de sus mejores amigos de la infancia.

  • Formó parte de la Sección Oficial del Festival de Cannes en su año y acabó llevándose el Premio del Público en el Festival de San Sebastián que se celebró meses después.

Zhang-ke es un realizador muy dado a explorar los aspectos políticos de su China natal en las historias que cuenta y Más allá de las montañas es ejemplo paradigmático de ese estilo de narración.

  • La película es al mismo tiempo un melodrama romántico y un estudio de las transformaciones que ha sufrido China a lo largo de 25 años.

  • El inicio del filme, con los protagonistas bailando al ritmo de Pet Shop Boys, es una premisa tan icónica como reveladora sobre lo que viene después: una China que se mete de lleno en un mundo cultural y económicamente globalizado que los cambiará para siempre.

Zhang-ke se vale del trío protagonista para establecer un triángulo amoroso, una pirámide social de desigualdad y un tríptico sobre cómo el paso del tiempo y la llegada de la nostalgia arremeten contra los personajes.

  • Una película imprescindible para viajar a China.

Más allá de las montañas está disponible en Filmin.


🗞️ Otras historias

🇨🇳 Justicieros culturales chinos se revuelven contra marcas de agua embotellada o ropa deportiva de su país al ver simbología japonesa en cualquier parte. Cuidado con incitar el nacionalismo, que se puede volver en contra.

🤚 Cientos de policías estadounidenses han abusado de menores en las últimas dos décadas. El agente Rodney Vicknair acudió a asistir a una víctima de violación y, cuatro meses después, él mismo fue detenido por abusar de esa adolescente.

🏢 Los barrio residenciales (PAU) son cómodos y convenientes, pero también perpetúan un modelo de familia patriarcal.

✊ En Nueva York, cientos de mujeres de una comunidad judía ultraortodoxa secundan una huelga sexual. No volverán a mantener relaciones con sus parejas hasta que se anule una arcaica ley que no está permitiendo a una de sus vecinas divorciarse sin una carta de su marido.


Feliz jueves,

Compártenos, porfi.

Posdata: perdón de antemano

1

BYD vendió 530.000 vehículos, por 485.000 de la empresa de Musk.

2

En el caso de que un fabricante incluyera un 13 por ciento de híbridos enchufables, debería producir al menos un 56 por ciento de vehículos completamente eléctricos. Es decir, un cupo del 69 por ciento frente al 67 por ciento si fuesen sólo eléctricos.

0 Comentarios
La Wikly de Emilio Doménech
La Wikly
Las ideas de política, cultura y tecnología que mueven el mundo. Con podcast.
Escuchar en
App de Substack
Spotify
RSS Feed
Aparece en el episodio
Emilio Doménech
Bosco Bárcena