Apr 11

👩‍🏫 Escuelas chárter, en tela de juicio

Y también: lecciones de armonía y desinformación en TikTok.

Comment2
Share
 
1.0×
--:--
--:--
Open in playerListen on);
Las noticias estadounidenses de Washington D.C., Hollywood y Silicon Valley, contadas por el periodista Emilio Doménech desde Nueva York. Ahora, en formato podcast.
Episode details
2 comments

11 de abril | Nueva York

Hola, maricoper. Volvemos a las aulas.

Apoya el proyecto de La Wikly

Leer esta newsletter te llevará 10 minutos y 30 segundos.

Happy dogs. Bienvenido a La Wikly.


boy in green sweater writing on white paper
Photo by CDC on Unsplash

👩‍🏫 Unas escuelas diferentes

Lo importante: la administración de Joe Biden anunció la semana pasada una serie de propuestas legislativas para que las llamadas escuelas chárter deban cumplir requerimientos más estrictos antes de recibir financiación pública federal.

  • Las escuelas chárter son una clase de colegios que reciben financiación pública, pero que están gestionados de forma privada. 45 estados y el Distrito de Columbia las permiten.

Hay unas 7,500 escuelas chárter en todo Estados Unidos. En total, reciben una media anual de 440 millones de dólares de lo que cada colegio recibe unos 500,000 dólares en forma de subvención.

  • 440 millones de dólares representa un 1 por ciento del total de dinero federal destinado a educación pública de primaria y secundaria. Es una cifra que lleva estancada cuatro años pese al ascenso de matriculación de las chárter desde el inicio de la pandemia.

Las medidas de Biden encajan en un momento político en el que las escuelas chárter han perdido el apoyo y el interés de antaño. Mientras que antiguamente estaban a medio camino en el debate de la elección escolar [school-choice, en inglés], ahora los partidos tienen otros focos:

  • Los demócratas prefieren centrarse en mejorar la máximo el sistema de distritos escolares públicos y evitar cualquier iniciativa de privatización.

  • Los republicanos prefieren centrarse en ofrecer mejores elecciones a los contribuyentes en forma de becas y vales financiados con impuestos que puedan usarse para matricular a alumnos en escuelas privadas o parroquiales.

La periodista Valerie Strauss lo resumía muy bien en un análisis publicado para The Washington Post en el que ponía en valor dos términos muy usados en este debate. Por parte de los defensores de las chárter, la capacidad de elección. Por parte de los críticos, las iniciativas de privatización.

“Los defensores de las chárter dicen que esas escuelas ofrecen elecciones necesarias a las familias que quieren alternativas a los colegios con dificultades en distritos escolares públicos tradicionales. Los críticos dicen que las escuelas chárter reciben financiación que los distritos públicos necesitan para educar a la gran mayoría de niños estadounidenses y son parte de un movimiento para privatizar la educación pública”.

En esta newsletter, queremos explorar qué son las escuelas chárter, por qué son polémicas y qué finalidad tienen las nuevas medidas propuestas por Biden.

🏫 Las escuelas chárter

Las escuelas chárter son un tipo de institución educativa autónoma que recibe financiación pública, pero que no pertenece al sistema escolar estatal. Son escuelas con inscripción abierta. Es decir, no se limitan a recibir a los estudiantes de su distrito escolar local, sino que pueden abarcar áreas más amplias.

  • Estas escuelas chárter atienden ahora a unos 3 millones de niños en todo el país. Pero en los últimos años, han sido blanco de numerosas críticas por perpetuar prácticas que no responden a su naturaleza abierta a estudiantes de todo tipo.

Las escuelas chárter se presentan como alternativas al sistema de educación pública que a veces atan a estudiantes a los colegios del distrito escolar en el que viven, sean esos buenos o malos colegios.

  • Algunas de las mejores escuelas chárter del país destacan por ofrecer opciones muy específicas para la educación de alumnos de primaria e instituto, centrándose en estudios matemáticos, en música o en aviación.

El propósito de las escuelas chárter a menudo está asociado a la idea de ofrecer una mayor calidad educativa a un costo de matriculación mucho menor que el de una escuela privada. Sin embargo, hay varios requerimientos que convierten a estas instituciones en exclusivas para algunos estudiantes:

  • Algunas requieren que los padres se ofrezcan como voluntarios en la escuela durante una cierta cantidad de tiempo, o que paguen dinero en lugar de ser voluntarios, lo que representa una carga adicional para las familias.

    • Por ejemplo, la Escuela Secundaria Charter Pembroke Pines de Florida requería que cada familia completara 30 de esas horas de voluntariado por año, pero permitía que 20 de esas horas fueran compradas con dinero.

  • En las llamadas escuelas chárter ‘sin excusas’, los estudiantes han sido sometidos históricamente a una dura disciplina por infracciones menores, como mascar chicle o no mantener la vista constantemente en el maestro durante la clase, como una forma de combatir futuras desobediencias mayores.

    • Algunas de estas escuelas suspenden repetidamente a los estudiantes y llaman a los padres para que salgan del trabajo y recojan a un niño suspendido.

A esto se suman algunas campañas de marketing que destinan poco presupuesto a anunciarse en zonas donde en las que viven familias de ingresos más bajos o con una destacable presencia de las comunidades afroamericana y latina.

  • También una tendencia a la submatriculación de estudiantes con discapacidades severas, y pese a recibir financiación para abordar este tipo de gastos, y otras situaciones que han encendido las alarmas de padres y funcionarios sobre el control que se ejerce sobre este tipo de instituciones.

El asunto está irremediablemente atravesado por el factor económico. Estar a medio camino entre ser una institución pública y una privada les ha reportado grandes beneficios económicos que no necesariamente han reflejado un salto cualitativo para los estudiantes.

  • Numerosos estudios muestran que las escuelas chárter no dan resultados significativamente mejores que los de las escuelas públicas, aunque hay ciudades como Nueva York o Boston en las que el historial sí es más positivo para las chárter.

  • Durante la época de la pandemia, las escuelas chárter se beneficiaron tanto de los presupuestos escolares de ayuda estatal como de las ayudas de emergencia para pequeñas empresas con dificultades para mantenerse a flote.

    • Declararse como empresas les permitió aprovechar, por ejemplo, el Programa de Protección de Salarios mediante el que el Congreso pretendía evitar que las empresas y organizaciones sin ánimo de lucro perdieran puestos de trabajo y cerraran sus puertas.

🔥 La polémica actual

Las medidas propuestas por Biden pretenden cumplir una promesa que el presidente hizo en campaña: acabar con las escuelas chárter con ánimo de lucro, que representan en torno al 10 por ciento de los 7,500 colegios de ese tipo que hay en Estados Unidos.

  • En general, las escuelas chárter están gestionadas por entidades sin ánimo de lucro, pero delegan algunas funciones a compañías privadas con ánimo de lucro.

El objetivo principal de las medidas propuestas por Biden es impedir que las escuelas chárter gestionadas al completo (o casi al completo) por empresas privadas con ánimo de lucro reciban subvenciones públicas de cientos de miles de dólares. Algunas otras:

  • Las escuelas chárter que quieran recibir subvenciones deberán presentar un análisis del área en la que pretenden abrir. Es una forma de justificar la competitividad de matriculación de alumnos en una región concreta.

    • Las escuelas chárter cierran puertas a un ratio muy alto, algo que va en detrimento de los alumnos que se pueden quedar sin escuela a mitad de su preparación educativa.

    • Y tampoco es como que las escuelas chárter puedan fusionarse con otras que también tengan problemas para matricular a más estudiantes porque son independientes unas de otras. En cambio, las escuelas públicas están supervisadas por distritos escolares.

  • Las escuelas chárter que quieran recibir subvenciones deberán constatar que no se entrometerán en las iniciativas de desegregación del área en el que vayan a abrir. Será una forma probablemente no demasiado efectiva de luchar contra las escuelas white flight.

    • Esto es, escuelas chárter en distritos con mayoría de minorías o de clases desfavorecidas que atraen mayoritariamente a alumnos blancos.

Para los defensores de las chárter, las medidas propuestas por Biden limitarán la apuesta en innovación y de un mayor abanico de opciones para las familias. Especialmente, para aquellas desfavorecidas que querrían mejores alternativas en sus distritos con escuelas públicas fallidas.

🎓 Un futuro incierto

El debate sobre las escuelas chárter no se queda solo en la legislación federal. De hecho, el problema tiene una connotación mayor a nivel estatal, donde algunos estados han dejado que la presencia de escuelas chárter deje el sistema de colegios públicos tiritando.

  • En ese ámbito, los legisladores estatales tienen el poder de revisar y reformar el sistema de financiación y supervisión de ese tipo de escuelas para limitar sus efectos negativos.

  • Especialmente, el aprovechamiento privado que puede hacerse de ellas en detrimento del sistema de colegios públicos.

En el futuro, grupos conservadores prochárter de un lado y sindicatos de profesores antichárter del otro protagonizarán la lucha por decidir qué pasa con las escuelas chárter en Estados Unidos. Sin duda lo interesante ocurrirá a nivel local y estatal, pero eso lo dejamos para otra ocasión.

¿Desea saber más? John Oliver hizo un especial sobre escuelas chárter en su programa Last Week Tonight de HBO. Y Vice tiene un reportaje muy bueno sobre las escuelas chárter en el estado de Michigan, donde la afamada (y acaudalada) familia DeVos tiene mucha influencia desde hace años.


🎬 Una recomendación

Con la colaboración de Filmin

Lecciones de Armonía es una película kazaja de 2014 dirigida por Emir Baigazin. Sigue a un adolescente de 13 años llamado Aslan que intenta sacar adelante sus estudios en el contexto de un mundo en el que sus principales obstáculos son la criminalidad y la violencia que le rodean.

  • La película triunfó en el circuito festivalero después de pasar por la Berlinale, donde se llevó un Oso de Plata a la Mejor Contribución Artística. También destacó su presencia en San Sebastián y en Tribeca, donde ganó el premio a la Mejor Dirección.

Los mayores triunfos de Lecciones de armonía tienen que ver con el acercamiento formal y el uso de simbolismos para enmarcar la película a nivel temático. Es un filme excepcionalmente bien rodado pese a ser un debut en largometraje, con una búsqueda constante de las simetrías y de los contrastes de colores en un microcosmos que casi en todo momento se siente opresivo.

  • En serio, es una película tremenda ya solo con la composición de planos.

A nivel narrativo y argumental, Lecciones de armonía plantea un universo en el que la disciplina de los estudiantes y sus profesores entra en contradicción con la violencia y el crimen de las corruptelas a su alrededor.

  • Todo, con una presencia constante del agua y los insectos como elementos simbólicos de los que se vale Aslan para lidiar con el universo en el que vive, sea a través de la purificación (beber, lavarse) o de la proyección (torturar, purgar).

Trrrrremenda.

Lecciones de armonía está disponible en Filmin.


🌟 TikTok: ¿propaganda rusa?

Lo importante: un artículo gráfico del medio noruego NRK contó esta semana cómo TikTok presenta el contenido de forma diferente para un ucraniano que vive en Járkov que para un ruso que vive en Bélgorod, a tan solo 80 kilómetros de distancia. 

Explícamelo: NRK creó dos perfiles con dos direcciones IP distintas: una para Nykolai (típico nombre ucraniano) y otra para Alexei (típico nombre ruso). Ambos eran hombres de 19 años y ninguno de los dos existía en la vida real. ¿El objetivo? Ver a dónde les llevaba TikTok.

Wait, what? La página principal de TikTok consiste en contenido que la plataforma cura para ti. Por lo contrario, en la página principal de Instagram ves contenido de la gente a la que tú sigues.

La clave:

  • 🇺🇦  De 1,000 vídeos que vio Nykolai, 300 tenían que ver con la guerra. Militares orgullosos de defender Ucrania, prisioneros de guerra, búnkeres, tanques…

  • 🇷🇺 De 1,000 vídeos que vio Alexei, solamente 1 mostraba contenido sobre la guerra —y era un meme.

Contexto: el 4 de marzo del 2022, Rusia aprobó una ley que preveía hasta 15 años de cárcel por difundir “información falsa” sobre las fuerzas rusas, provocando que los principales medios de comunicación internacionales abandonaran el país.

Además, Rusia bloqueó el acceso a Facebook, Instagram y Twitter. TikTok, controlada por una empresa china, se quedó. Pero cambiando sus normas en el país:

  • Todos los directos quedaban prohibidos.

  • Las cuentas rusas no podrían subir contenido nuevo.

  • Los rusos no podrían acceder a todo el contenido creado fuera de Rusia. Es decir, ni a la cuenta de Charli d’Amelio ni a la de CNN.

TikTok bloqueó el acceso a aproximadamente un 95 por ciento del contenido de la plataforma, aislando a la población rusa de la del resto del mundo y dejándoles mucho más expuestos a la propaganda del Kremlin.

  • De hecho, y según Tracking Exposed, TikTok se está convirtiendo en un canal de propaganda para el Kremlin.

  • Y ya no solo para los rusos. Hace unas semanas, el medio NewsGuard denunció la cantidad de desinformación que hay en TikTok. Según su investigación, a 40 minutos de crearte una cuenta nueva en TikTok ya estás expuesto a desinformación sobre la guerra en Ucrania.


En otro orden de cosas, esta semana vuelve Lunes por el mundo después de una semana de baja con una actualización de la guerra de Ucrania y la nueva ofensiva rusa en el este del país.

  • Podrás seguir el directo a partir de las 20:00 en Twitch.

Y porfa, comparte esta newsletter:

Share

Feliz semana,