Nov 13, 2021 • 27M

🏗 Cómo reconstruir un país

Y también: una película de puentes y el nuevo disco de Taylor Swift.

11
1
 
1.0×
0:00
-26:31
Open in playerListen on);
Las noticias estadounidenses de Washington D.C., Hollywood y Silicon Valley, contadas por el periodista Emilio Doménech desde Nueva York. Ahora, en formato podcast.
Episode details
1 comment

13 de noviembre | Nueva York

Hola, maricoper. Esta vez sí: It’s Infrastructure Week!

Leer esta newsletter te llevará 10 minutos y 54 segundos.

Soy Roberto. Bienvenido a La Wikly.

Apoya el proyecto de La Wikly


Lo importante: el presidente estadounidense Joe Biden tiene previsto firmar la semana que viene un paquete de infraestructura valorado en poco más de 1 billón de dólares. La ley fue aprobada por las cámaras legislativas de forma bipartidista.

  • Si recuerdas newsletters previas, este es el Paquetista del que te hablamos en esta entrega.

Contexto: la aprobación del paquete de infraestructura llega en un momento crucial para la administración de Biden. La popularidad del presidente está en mínimos y su partido enfrentó derrotas durísimas en Virginia hace ya dos semanas.

  • La ley es una buena noticia para Biden porque cumple dos promesas de campaña: financiar la infraestructura decadente de Estados Unidos y llegar a acuerdos bipartidistas con los republicanos.

    • 19 senadores y 13 congresistas republicanos apoyaron el Paquetista en las votaciones del Capitolio.

  • Al mismo tiempo, el plan se queda muy lejos del plan inicial de infraestructura física y humana valorado en 2.6 billones de dólares en nuevas inversiones que Biden propuso en un primer lugar.

Explícamelo: el paquete incluye 550.000 millones de dólares en nuevas inversiones de infraestructura. El resto renueva una serie de programas de financiación pública que tenían previsto expirar en las próximas semanas.

  • En esta newsletter, queremos ilustrar cuál es la relevancia del Paquetista, cómo va a ayudar a los estados, a las localidades y sobre todo a los estadounidenses en el que es un momento crítico de alta inflación e incertidumbre económica.


🚧 Pero qué incluye

El foco del Paquetista está en la inversión en infraestructura física. Es decir, carreteras, puentes y puertos hechos mierda tal y como Emilio repasó para Newtral en el vídeo de Solo en América que encabeza este párrafo. Recapitulando:

  • $110.000M: financiación de carreteras, puentes y otros proyectos de gran envergadura.

    • En Denver, Colorado, quieren mejorar las autovías que salen de su zona metropolitana.

    • En la costa oeste, Oregon y Washington quieren reparar el puente de la Interestatal 5 que conecta a ambos estados y que podría venirse abajo con un gran terremoto.

    • Y en Nueva Jersey quieren construir un túnel para reducir la congestión en el acceso a Nueva York.

  • $73.000M: actualización y expansión de la red eléctrica, en muchos casos expuesta a la intemperie y vulnerable a eventos climáticos adversos tal y como se demostró hace meses en Texas.

  • $66.000M: mantenimiento, modernización y expansión de los ferrocarriles, especialmente para el servicio Amtrak que pretende priorizar conectar las ciudades estadounidenses antes que la rentabilidad de la corporación.

    • Parte de la financiación también ayudará a descongestionar el tráfico de los ferrocarriles de carga que conectan los principales puertos comerciales con otras partes del país.

  • $65.000M: mejora del acceso a internet de banda ancha, con programas para hacerlo más asequible para las familias con menos recursos y desarrollo de líneas para llegar a las comunidades en zonas remotas mal comunicadas.

  • $55.000M: mejora de los sistemas de agua limpia potable, con sustitución de las tuberías de plomo que tantos problemas han dado en ciudades como Flint, Michigan, e inversión en la gestión de aguas pluviales y residuales.

  • $50.000M: inversión en infraestructura para resistir mejor la severidad de los potenciales daños infligidos por los efectos del cambio climático, como tormentas, huracanes, sequías e inundaciones.

    • También, dinero para mejorar la infraestructura digital con la que evitar posibles ciberataques.

  • $42.000M: construcción y renovación de puertos y aeropuertos que ayudarán a la descongestión de la cadena de suministro y los retrasos en los vuelos comerciales de pasajeros.

    • Entrar en un aeropuerto estadounidense es muchas veces una tortura.

  • $39.000M: modernizar y hacer más accesible el transporte público para personas mayores y personas con discapacidades, un problema evidente en la mayoría de las grandes urbes estadounidenses.

    • Nueva York, la zona metropolitana más poblada y densa del país, agradecerá el dinero para poder mejorar su tristísimo sistema de transporte público.

  • $21.000M: eliminación de polución de los suelos y aguas subterráneas que ayudará a poner el foco en zonas duramente contaminadas por ejercicios militares, minas y pozos huérfanos o fábricas que dejaron una reguero de materiales tóxicos peligrosos.

  • $15.000M: implementación de una red de cargadores de coches eléctricos a nivel nacional e inversión en la producción de autobuses y ferris de bajas o nulas emisiones.


👨‍👩‍👧‍👦 Vale, ¿y qué?

Dese hace décadas, la economía de EE. UU. sufre un problema que se puede considerar como un trastorno por déficit de inversión. Han ignorado las necesidades a largo plazo para atender las más inmediatas (la política electoralista y tal).

  • En consecuencia, mientras que otros países tienen acceso generalizado a internet de banda ancha, servicio de telefonía celular asequible y agua potable limpia, EE. UU. tiene un sistema de infraestructura deficiente que representa un lastre para sus ciudadanos.

Importante: por eso el Paquetista no solo es trascendental por los titulares de la infraestructura física, sino por lo que pretende conseguir: impulsar la capacidad productiva de la nación y crear una economía más justa y equitativa.

  • Todo, tras décadas de lucha por parte de las clases media y baja, y tras la pandemia, que solo ha hecho que agravar la brecha económica entre clases.

☝️ Dato: Moody's Analytics predice un crecimiento económico más fuerte gracias al Paquetista. En concreto, 2.4 millones de nuevos empleos para finales de 2025 a medida que aumente el gasto en la construcción de carreteras y en las escuelas preescolares.

"Este es un plan obrero para reconstruir EE. UU. (...) Nos pone en el camino de ganar la competencia económica del siglo XXI que enfrentamos con China y otros países grandes y el resto del mundo", dijo Biden.

Para Biden y los demócratas, el plan de infraestructura representa una victoria en las negociaciones dado el carácter bipartidista de su aprobación y también una gran oportunidad para mostrar que su administración “está haciendo grandes cosas”.

  • Una idea clave que debe ganar fuerza de cara a las elecciones de medio mandato del año que viene considerando las últimas derrotas.

Sin embargo, depender tanto del éxito de este plan en la opinión pública trae consigo algunos riesgos:

  • Fallas en el plan. Todavía no queda claro del todo qué tan bien se va a gestionar la implementación de los nuevos programas, considerando las dificultades de aplicación que tienen muchas iniciativas federales.

    • Biden tiene previsto designar a un máximo responsable de la supervisión del Paquetista en los próximos días, tal y como adelantó Axios esta semana.

  • Falta de ambición. Muchos analistas coinciden en que el presupuesto probablemente debería haber sido mayor dado el deterioro en la infraestructura actual. Existe la posibilidad de que el dinero no alcance para proyectar los grandes cambios que prometió Biden.

  • Imagen de división. El entusiasmo inicial sobre el proyecto de ley ha sido minado por meses de disputas que enfrentaron a las dos facciones del partido demócrata, moderada y progresista.

  • Y sobre todo, dificultad de mensaje. Porque aunque la implementación del plan de infraestructura fuera ampliamente exitosa, la administración de Biden todavía debe lograr que ese éxito se refleje en la opinión pública. 

Para David Leonhardt, de The New York Times, el proyecto corre el riesgo de convertirse en otro ejemplo de la tendencia del gobierno estadounidense moderno a hacer su trabajo tan silenciosamente que muchos ciudadanos ni siquiera se dan cuenta de que se están beneficiando de ello.

  • ¿Recuerdas que los cheques de estímulo aprobados durante la administración de Trump llevaban la firma del expresidente en sus versiones físicas? (Dato de Emilio: recuerdo pasar frente a un grupo de ancianos latinos en el Bronx que hablaban sobre “los cheques que nos envió Trump”.)

La cuestión del mensaje no es menor. Uno de los aliados más cercanos del presidente, el congresista demócrata Jim Clyburn, dijo en una entrevista que su mayor preocupación era que los republicanos comenzaran a aparecer en las inauguraciones de proyectos de infraestructura para celebrar logros que rechazaron con sus votos.

  • Clyburn señaló como ejemplo un evento reciente en Carolina del Sur: el gobernador republicano Henry McMaster apareció en el acto de inauguración de un popular proyecto de carreteras que fue financiado, en parte, mediante el aumento de un impuesto estatal.

    • Aumento que inicialmente había vetado.

  • Porque pese a que 19 senadores y 13 congresistas republicanos puedan presumir de Paquetista, otros 236 legisladores votaron en contra de la ley y serán muchos los que se echen flores por las medidas más populares.

    • Ya ocurrió con los paquetes de estímulo aprobados en pandemia.

"Los demócratas nunca han hecho un buen trabajo al decirle a la gente lo que hemos hecho", dijo Clyburn.


⚠️ Una conclusión

Todo esto ocurre en un contexto en el que el aumento de la inflación y el pesimismo sobre la economía, junto con la persistente pandemia y la resaca de la caótica retirada de Afganistán, han agriado el estado de ánimo del público, debilitando el índice de aprobación de Biden.

  • Y no es que los proyectos de infraestructura aprobados se construyan de la noche a la mañana. La gran mayoría de ellos llevarán tiempo y los ciudadanos probablemente no entenderán su valor hasta dentro de cinco, quizá 10 años.

    • Por ejemplo, la congestión actual en los puertos comerciales no se va a aliviar en cuestión de semanas por muchos millones que la ley incluya para construir mejores instalaciones —y por tanto el Paquetista hará poco para aliviar la inflación en el corto plazo.

Al menos el país podría mejorar en muchos ámbitos de la vida pública, por mucho que luego los votantes quizá no sepan a quién recompensar con su voto.

¿Desea saber más? The New York Times tiene un gran resumen con gráficos de lo que finalmente quedó fuera del plan inicial de infraestructura. Y The Wall Street Journal tiene un buen repaso de cómo el Paquetista afectará a la vida de los estadounidenses.


🎬 Una recomendación

Con la colaboración de Filmin

El puente sobre el río Kwai es una película británica de 1985 dirigida por David Lean. Sigue la historia de unos prisioneros de guerra apresados por los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial a quienes les mandan ayudar en la construcción de un puente para conectar Bangkok (Tailandia) con Yangon (actual Myanmar).

  • La protagoniza un reparto estelar de la época encabezado por Alec Guinness, William Holden y Jack Hawkins.

Considerada una de las grandes películas bélicas de todos los tiempos, el filme precede a la obra magna de Lean, Lawrence de Arabia.

  • En Kwai, el británico también se embarca en un fascinante aunque menos complejo estudio de personajes, especialmente a través de un Coronel Nicholson (Guiness) que de alguna forma ya adelantaba lo que Lean sería capaz de hacer más adelante con T.E. Lawrence.

    • Nicholson, un hombre de honor y principios, es un personaje que acaba olvidando a qué causa debe de verdad lealtad. Con ello, pierde la cordura, lo que permite un cierre memorable a los pies del puente protagonista.

Aunque lo verdaderamente genial de El puente sobre el río Kwai es que ante todo Lean forma un entretenimiento de aúpa que después sería recompensado con un tremendo éxito en taquilla y siete Oscars, incluyendo uno para Guiness.

  • Si no la has visto, ya sabes. ¡Es Infrastructure Week!

El puente sobre el río Kwai está disponible en Filmin.


🌟 Vuelve Taylor (¿y Jake?)

Este pasado viernes, Twitter se llenó de personas gritando y llorando: Taylor Swift sacó una versión renovada de su álbum Red, ahora Red (Taylor 's Version), con un total de 30 canciones, 14 más que el disco original y siete temas inéditos.

  • ¿Por qué está volviendo a grabar sus primeros discos? Es una larga historia que incluye una disputa con el manager de artistas y productor Scooter Brown, pero voy a dejar que te lo explique un experto:

Red es, en palabras de la propia Taylor Swift, “un álbum que escribí específicamente sobre desamor puro, absoluto, hasta la médula”. El álbum se publicó por primera vez en 2012, dos años después de que la artista terminara su romance con el actor Jake Gyllenhaal.

En un primer momento, no estaba tan claro que las letras tuvieran relación con ese romance, pero la canción ‘All Too Well’ contribuyó a disipar todas las dudas, a la par que se convirtió en un tema insignia de la carrera musical de Swift.

  • El éxito de ‘All Too Well’ entre sus fans fue probablemente lo que motivó a la cantante a publicar la tan solicitada versión extendida de 10 minutos que ahora tiene, además, un cortometraje protagonizado por Sadie Sink (Stranger Things) y Dylan O’Brien (Teen Wolf):

Red se convirtió en el álbum que visibilizó la vulnerabilidad de la cantante en sus relaciones amorosas, pese a que en muchas entrevistas elegía el humor y una suerte de superación para referirse a sus fracasos románticos.

  • I mean, ‘The Lucky One’ tiene un verso que literalmente dice “te dicen que eres afortunada pero estás muy confundida porque no te sientes bonita, te sientes usada”.

La mejor parte, sin duda, son los memes. Taylor tiene canciones que son himnos de la humanidad para momentos muy específicos, como una ruptura, por lo que una de las mejores partes del relanzamiento de este disco son las reacciones de sus oyentes:

Y recuerda:


⚡️ I mean, cute

vía Reddit

En otro orden de cosas, este jueves estuve en Twitch charlando con dos periodistas de renombre acerca de la situación en la frontera entre Polonia y Bielorrusia:

  • La bielorrusa Hanna Liubakova, ahora en exilio para evitar la represión del presidente Alexander Lukashenko (en YouTube, en inglés).

  • Y el español Javier Espinosa, corresponsal de guerra desde los año 90 y con el que también hablé sobre su dilatada carrera (en Twitch, en español).

Share

Hasta la semana que viene,