La Wikly de Emilio Dom茅nech
La Wikly
馃挅 C贸mo querer a un negacionista
1脳
0:00
-11:50

馃挅 C贸mo querer a un negacionista

Y tambi茅n: una pel铆cula para (un ya pasado) San Valent铆n
Transcripci贸n

No transcript...

15 de febrero | Madrid

馃暟锔 Leer esta newsletter te llevar谩 7 minutos y 20 segundos.

鉂わ笍 D茅janos un corazoncito o un comentario cuando hayas terminado de leernos.

馃憢 Y aguanta hasta el final para lo mejor de las Apple Vision Pro. Bienvenido a La Wikly.


Imagen creada con DALL-E

馃實 Comportamientos deseados

Lo importante. La lucha contra la emergencia clim谩tica pasa necesariamente por un cambio global de comportamiento: hacer las cosas de modo diferente para obtener resultados distintos.

  • Para esta transformaci贸n, existen dos caminos complementarios: cambios 芦de arriba a abajo禄 (legislaci贸n, inversi贸n, regulaci贸n) y 芦de abajo a arriba禄 (creencias y comportamientos individuales).

  • Pero un estudio reci茅n publicado por la revista Science arroja dudas sobre la efectividad de la segunda estrategia: no es f谩cil que cambiemos nuestros h谩bitos y creencias de forma voluntaria.

Expl铆camelo. Cambiar las creencias y comportamientos de la poblaci贸n respecto al cambio clim谩tico se considera importante por dos razones principales:

  • En primer lugar, reducir el impacto directo que provocan nuestros h谩bitos: comer menos carne, coger menos aviones, ir en bici al trabajo.

  • En segundo lugar, empujar (de abajo a arriba) a nuestros representantes pol铆ticos a proponer cambios estructurales e implementarlos.

驴C贸mo concienciar con 茅xito a la gente? La Ciencia del Comportamiento es un recurso al que miran las organizaciones que buscan promover esta estrategia a trav茅s de campa帽as publicitarias y educaci贸n.

  • Acad茅micos de esta disciplina han realizado diversos estudios para tratar de identificar 芦intervenciones禄 efectivas que contribuyan a la acci贸n o concienciaci贸n clim谩tica de las personas.

  • Ejemplos de esas intervenciones: relacionar el cambio clim谩tico con cat谩strofes cercanas, escribir cartas a generaciones futuras, informar de evidencias clim谩ticas recalcando el consenso cient铆fico.

El estudio publicado en Science buscaba poner a prueba a gran escala estas t茅cnicas de intervenci贸n, con un trabajo que recopila datos de casi 60.000 participantes de 63 pa铆ses.

  • A cada participante se le somet铆a a una intervenci贸n de un total de 11 opciones que hab铆an tenido m谩s o menos 茅xito en otros estudios de alcance m谩s limitado.

  • Posteriormente, se evaluaba si uno de los cuatro 芦comportamientos mitigadores del cambio clim谩tico禄 identificados hab铆a cambiado.

  • Esos cuatro comportamientos eran: creencia en el cambio clim谩tico, apoyo a las pol铆ticas clim谩ticas, activismo contra el cambio clim谩tico en redes sociales y disposici贸n a pasar a la acci贸n individual.

Los resultados. Los datos obtenidos muestran que muchas de estas intervenciones pr谩cticamente no modifican el comportamiento de las personas.

  • Con las t茅cnicas de mayor 茅xito, los peque帽os cambios se lograron principalmente en personas ya concienciadas o que al menos no eran esc茅pticas.聽

Efectividad de cada intervenci贸n v铆a Science

Una de las conclusiones m谩s valiosas del estudio es lo espec铆ficas que deben ser las campa帽as para no producir efectos que se contrarresten. Esto se explica mejor con un ejemplo:

  • Una de las intervenciones consisti贸 en exponer a los participantes a informaci贸n 芦pesimista禄 o catastrofista del cambio clim谩tico que generase emociones negativas.

  • Efectos positivos: los participantes compartieron m谩s informaci贸n clim谩tica en redes sociales.

  • Efectos negativos: la acci贸n individual baj贸 y los esc茅pticos del cambio clim谩tico apoyaron menos las pol铆ticas para mitigarlo.

Contexto. El absoluto consenso cient铆fico sobre que el cambio clim谩tico es provocado por el ser humano apunta directamente a nuestro comportamiento como el eje sobre el que actuar para un futuro sostenible.

  • Se estima que los hogares son responsables del 72 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que apunta directamente a nuestras opciones de consumo: qu茅 comemos, c贸mo viajamos, qu茅 fuentes de energ铆a usamos.

  • Las soluciones tecnol贸gicas pueden contribuir, pero los principales expertos advierten de que s贸lo resolver谩n parte del problema.

芦El problema es 50/50: 50 por ciento comportamiento y 50 por ciento tecnol贸gico. Las tecnolog铆as deben evolucionar conjuntamente con los comportamientos para tener un impacto transformador禄, indica Benjamin Sovacool, de la Comisi贸n por la Sostenibilidad de Cambridge.

馃挕 La idea

驴Por qu茅 te hablamos de esto? La lucha contra el cambio clim谩tico se ha convertido en otra guerra ideol贸gica de identidades, limitando las posibilidades de los cambios de comportamiento. En ese sentido, Estados Unidos es un ejemplo paradigm谩tico:

  • Desde la derecha, tergiversan la informaci贸n sobre cambio clim谩tico para defender una identidad cultural (el coche de gasolina, la mina de carb贸n) y unos intereses (una regulaci贸n reducida, unos impuestos bajos).

  • Desde la izquierda, se valen de la bandera del consenso cient铆fico para imponer cambios (prohibir el coche de gasolina, cerrar la mina de carb贸n) e iniciativas pol铆ticas (endurecer la regulaci贸n, unos impuestos altos).

El problema de esa dualidad es que luego salta a la confrontaci贸n m谩s descarnada entre los voceros de la derecha y los activistas de la izquierda. Esa batalla desencadena la clase de bunkerizaci贸n que luego limita los logros de la Ciencia del Comportamiento.

馃洡锔 Camino a seguir

Entonces, 驴qu茅 hacer? Las l铆neas pol铆ticas ya est谩n dibujadas, as铆 que la b煤squeda de soluciones quiz谩 ya no pasa por convencer a todos de que el cambio clim谩tico es un 芦gran problema禄 para que hagan algo al respecto, sino por ofrecer opciones de valor y descartar el etiquetado (芦negacionista禄, 芦terraplanista禄).

  • Si las opciones para la transici贸n ecol贸gica son 芦limpias, buenas y baratas禄, quienes se opon铆an a ellas acabar谩n acept谩ndolas por conveniencia, en vez de por obediencia.

  • Texas, un estado que vota consistentemente por el Partido Republicano, lidera las listas de estados con mayor inversi贸n en energ铆a solar y e贸lica porque la tecnolog铆a es limpia, es buena y es barata.

鈿狅笍 Somos conscientes del enfoque liberal de ese 煤ltimo ejemplo, pero muchas veces podr铆a ser el 煤nico camino para empujar a los menos convencidos en la lucha contra el cambio clim谩tico.

Es decir, no solo es recomendable promover el cambio de comportamiento desde arriba hacia abajo, sino que tambi茅n se antoja necesario.

  • Sin infraestructuras que permitan a los ciudadanos cambiar sus h谩bitos de transporte en una gran ciudad, no hay cambio posible en la movilidad.

  • Sin alternativas de energ铆a limpia para electrificar un hogar, la gente no puede huir de las fuentes contaminantes.

  • El defecto de esa aproximaci贸n es que si el camino pasa por implantar medidas m谩s impopulares o por decrecer econ贸micamente para implantarlas, entonces vender el cambio ser谩 m谩s dif铆cil.

Pese a todo, en los 煤ltimos a帽os se han puesto al mismo nivel de importancia los cambios que pueden hacer los ciudadanos (abajo hacia arriba) que los cambios estructurales impulsados por los gobiernos (arriba hacia abajo).

  • Por una parte, por el impacto directo que nuestros h谩bitos pueden producir para reducir las emisiones: hasta un 20 por ciento, seg煤n algunos estudios.

  • Por otra parte, por la necesidad de que haya una poblaci贸n concienciada que apoye o acepte e regulaciones desde arriba que cambian nuestro modo de vida.

  • Sin ir m谩s lejos, un estudio de la Universidad de Pensilvania sugiere que minor铆as sociales movilizadas de en torno al 25 por ciento son capaces de producir cambios sociales.

Sin embargo, el estudio de la revista Science invita a repensar los esfuerzos que se dedican a tratar de concienciar para cambiar nuestras creencias y comportamientos voluntarios.

  • Primero, porque, para que sean efectivas, las campa帽as de sensibilizaci贸n deben estar muy bien dirigidas a objetivos muy concretos. Y aun as铆, sus efectos parecen limitados.

  • Y segundo, porque la creencia en el cambio clim谩tico y el apoyo a las pol铆ticas para mitigarlo ya cuentan con gran apoyo. Esta investigaci贸n sugiere poco margen de mejora en ese frente.

El estudio puede cambiar la corriente acad茅mica y sumar argumentos para los que se帽alan a la concienciaci贸n como una estrategia complementaria, no como la raz贸n de ser del activismo clim谩tico o de las estrategias de gobiernos implicados.

驴Entonces? Por nuestra parte, en La Wikly queremos afrontar dos retos para el futuro:

  • Abandonar el etiquetado ideol贸gico y evitar entrar en la eterna lucha contra la desinformaci贸n clim谩tica auspiciada desde parte de la derecha.

  • Centrarnos en las consecuencias reales del cambio clim谩tico, as铆 como en las tecnolog铆as y los avances cient铆ficos que ayudar谩n a sumar a m谩s personas a la transici贸n ecol贸gica.

El futuro es y debe ser optimista. Y eso pasa por aprender a querer a los negacionistas y sumarlos al equipo del cambio con ese mismo optimismo.


馃幀 Una recomendaci贸n (por San Valent铆n)

Con la colaboraci贸n de Filmin
Por Emilio Dom茅nech

Orgullo y prejuicio es una pel铆cula de 2005 dirigida por Joe Wright. Sigue la historia de una de las cinco hermanas Bennett, Lizzie, que huye de la obsesi贸n de su madre porque encuentre marido hasta que conoce al se帽or Darcy.

  • El reparto lo encabezan Keira Knightley y un Matthew Macfadyen que por desgracia no volvi贸 a tener una oportunidad similar hasta Succession.

Con esta pel铆cula, Wright debutaba como director de largometraje y se consolidaba de inmediato como una de las voces brit谩nicas m谩s elegantes y atractivos del cine brit谩nico.

  • La belleza y la suntuosidad de la c谩mara son el complemento perfecto a la historia de amor universal que escribi贸 Jane Austen a finales del siglo XVIII.

  • Y Knightley y Macfayden, as铆 como el elenco excepcional que luego rodear铆a a las pel铆culas corales posteriores de Wright, son la guinda de esta joya rom谩ntica.

Para m谩s expectaci贸n: Wright est谩 trabajando en una miniserie sobre el ascenso de Benito Mussolini, aunque todav铆a se desconoce fecha de estreno. Ga-na-zas.

Orgullo y prejuicio est谩 disponible en Filmin.


Comp谩rtenos, porfi.

Feliz jueves,

Posdata: el mejor fondo de pantalla es鈥 la vida.

0 Comentarios
La Wikly de Emilio Dom茅nech
La Wikly
Las ideas de pol铆tica, cultura y tecnolog铆a que mueven el mundo. Con podcast.