😰 Terror y paranoia en la Casa Blanca

  
0:00
-22:19

12 de mayo | Nueva York

Hola, charlie. Estados Unidos afronta la reapertura sin garantías y la Casa Blanca se caga de miedo.

El podcast de La Wikly también está disponible en iTunesSpotifyiVoox, Stitcher y TuneIn. Puedes añadir el podcast de hoy a tu plataforma favorita haciendo click en el botón “Listen in podcast app” que aparece justo debajo del reproductor de ahí arriba. Con eso ya deberías recibir todas las actualizaciones.

Si quieres estar más al día que nadie, puedes suscribirte a La Wikly Premium, el complemento perfecto a esta newsletter con un podcast extra que sale entre semana:

Suscríbete ahora

Leer esta newsletter te llevará 12 minutos y 48 segundos.

Yo no abro pestañas en incógnito para hacer esto, la verdad. Bienvenido a La Wikly.

Si no estás suscrito, hazlo aquí


© The White House (Flickr)

😰 Terror en la Casa Blanca

Lo importante: Dos positivos por coronavirus dentro de la Casa Blanca desatan la paranoia entre las filas de la administración de Donald Trump por miedo a contraer el virus —y a enviar un mensaje contradictorio a la ciudadanía.

  • ¿Por qué? Mientras que muchos estados se preparan para la reapertura y el yerno-consejero de Trump Jared Kushner habla de “ejemplo de éxito” al referirse a la respuesta de la administración a la pandemia, ni siquiera en la Casa Blanca parecen poder contener el contagio.

    • Todo y pese a que tienen la capacidad de hacer test constantes a los empleados del Ala Oeste gracias a los test rápidos de Abbott que dan resultados en menos de 13 minutos (aunque hay dudas sobre su fiabilidad).

Uno de los positivos lo ha dado un ayudante de cámara personal de Trump que trabaja en la Casa Blanca, tanto en el Ala Oeste como en la residencia presidencial o los viajes del presidente y su familia.

  • Pertenece a una unidad de élite de la Marina que suele encargarse de realizar una serie de tareas personales como llevar comida y bebida a Trump y los suyos.

El otro positivo es de Katie Miller, la portavoz del vicepresidente Mike Pence y mujer del consejero de Trump Stephen Miller.

  • El caso de Miller es problemático porque ella no solo lidia con las figuras más importantes de la Casa Blanca de forma muy cercana, sino que ha estado hablando con periodistas en los últimos días… sin llevar máscara (es la mujer de la americana verde de la derecha):

Estos positivos han puesto el foco sobre la falta de medidas que han tomado en la Casa Blanca, tanto con la falta de uso de máscaras como a nivel de distanciamiento social.

  • Es de ahí que este mismo lunes la Casa Blanca tomara medidas. Ahora, todos los empleados estarán obligados a llevar máscara en el edificio salvo que estén en sus despachos/escritorios.

  • La rueda de prensa de la Casa Blanca de este lunes se celebró en el Rose Garden, los periodistas llevaron todos máscaras e hicieron las preguntas con un solo micrófono. Ah, y también pasó esto:

Aislados. La preocupación en torno a los positivos del ayudante y de Miller ha provocado que tres oficiales de alto nivel se hayan puesto en cuarentena:

  • Dr. Robert Redfield, director de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

  • Dr. Stephen Hahn, presidente de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

  • Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID).

    • Fauci solo está haciendo “cuarentena modificada” porque solo estuvo en contacto de bajo riesgo con una de las personas infectadas.

      • La modificada es parecida a cualquier otra cuarentena de 14 días salvo porque sí saldrá de casa por motivos excepcionales y tomando todas las precauciones (y haciéndose test de forma continuada).

¿Relevancia? Los tres oficiales importan porque forman parte del equipo especial de coronavirus de la Casa Blanca y participarán este martes por videoconferencia en una audiencia del Senado sobre la respuesta contra la pandemia y la reapertura económica del país.

  • Estaré en Twitter comentando la audiencia en directo, por si queréis seguirlo.

¿Desea saber más? En The New York Times tienen una crónica sobre la preocupación de la Casa Blanca tras los positivos.


© Gret Abbott, gobernador de Texas (Facebook)

🏭 Reapertura con incertidumbre

Lo importante: Más de 40 estados están reabriendo sus economías, o en proceso de hacerlo en los próximos días, pese a que muchos de ellos todavía no cumplen los requisitos que en su momento puso la Casa Blanca para recuperar parte de la normalidad perdida con el coronavirus.

  • Y eso que los requerimientos de la Casa Blanca tampoco es que sean TAN estrictos. Permiten que un estado pueda reabrir su economía incluso cuando la curva de contagios está en alza.

¿Por qué? Uno de los criterios es que los estados deben tener una ‘trayectoria descendente’ de la curva de casos documentados o una ‘trayectoria descendente’ del porcentaje de test positivos realizados en un periodo de 14 días*. Es decir:

  • O bien desciende el número de casos diagnosticados en un periodo de 14 días.

  • O bien desciende el número de porcentaje de test positivos con respecto al total de test realizados en un periodo de 14 días.

    • *Y aquí viene el asterisco: siempre y cuando el número de test que se hacen a lo largo de esos 14 días se mantenga constante o aumente.

Mirad el ejemplo de Texas. Según un análisis de Bloomberg, el número de casos diagnosticados allí sigue en aumento, con lo cual fallarían en uno de los criterios, como se ve aquí en rojo:

Testeando. Pero como el ritmo al que hacen test crece de forma más rápida que la curva de casos positivos documentados, entonces sí cumplen el otro requisito de la Casa Blanca.

  • Se puede ver a continuación en gris (número de test realizados en aumento) y en rojo (curva levemente en aumento de casos diagnosticados, pero irrisoria en comparación al número de test llevados a cabo):

Control. Si lo entiendo bien, la lógica detrás de este criterio está en que si el porcentaje de test positivos desciende es porque un estado como Texas tiene capacidad de hacer muchos test y de llevar un control más exhaustivo de aquellos casos positivos.

Y tiene sentido. La Casa Blanca también exige que los estados cumplan otros cuatro criterios. Dos a niveles de síntomas (fijaos que no es un ‘cumple este o este’ como pasaba antes):

  • Desciende el número reportado de enfermedades similares a la gripe en un periodo de 14 días.

  • Y desciende el número reportado de casos con síntomas similares a los del Covid-19 en un periodo de 14 días.

Y otros dos a nivel de hospitales:

  • Los hospitales pueden atender a todos los pacientes sin necesidad de adoptar medidas de crisis.

  • Y existe un programa robusto de testeo para personal sanitario, incluyendo test de anticuerpos.

Y aun así, tanto el Times como Bloomberg estiman que hay al menos una decena de estados que ya están empezando sus reaperturas y NO cumplen los criterios de la Casa Blanca.

  • Entre ellos, Utah, Iowa, Kansas o Georgia. Este último, uno de los más polémicos por las prisas del gobernador republicano Brian Kemp por abrirlo todo cuanto antes.

Dudas. Muchos expertos, según cuenta The New York Times, creen que los requerimientos de la Casa Blanca están vagamente definidos y que las métricas no especifican un número de casos mínimo tras el cual poder empezar a reabrir puertas.

  • Vamos, que puede haber un número altísimo de infectados y en aumento y sin embargo los estados pueden seguir adelante con la reapertura porque están haciendo muchos test ahora.

    • (Quién sabe dentro de tres o cuatro días cuando ya sea difícil dar vuelta atrás).

Hablando de los test. En el Times dicen que hay expertos que señalan que los estados deberían tener un porcentaje de test positivos inferior al 10 por ciento de test totales realizados.

  • Hasta 19 estados que están reabriendo o planean hacerlo dentro de poco NO cumplen ese criterio.

Es más, la recomendación de los expertos es que los estados hagan 152 test por cada 100.000 personas al día.

  • Hasta 28 estados se quedan cortos de llegar a esas cifras.

¿Y ahora? Conforme los estados vayan reabriendo, cabrá esperar unas semanas para saber si hay rebrote y si las prisas son realmente irresponsables o si en cambio las medidas de distanciamiento social y la responsabilidad individual de los ciudadanos permiten recuperar cierta normalidad.

  • Lo de responsabilidad individual es algo muy estadounidense, así que después de que Trump les pasara el marrón a los gobernadores, ahora le toca a los gobernadores pasarle el marrón a los ciudadanos.

Última hora. Fauci ha dicho que está preocupado con las prisas que se están dando muchos estados a la hora de reabrir sus economía sin seguir los requisitos de la Casa Blanca y que es algo que intentará explicar al Senado este martes. A ver.

¿Desea saber más? Los artículos del Times y Bloomberg están genial. El Times también tiene este repaso a qué estados están reabriendo y cómo lo están haciendo, por si os interesa seguir el devenir de acontecimientos en algún lugar en concreto. Ah, y en mi vídeo para Newtral de la semana pasada hablé sobre las protestas anticonfinamiento que han tenido lugar en algunos estados.


🤓 Tres lecturas relevantes

Washington D.C.: ‘El histórico informe de empleo de abril puede mover acciones y cambiar políticas. Así es cómo miles de funcionarios lo sacaron adelante’, por Annalyn Kurtz en CNN (en inglés; 9 minutos).

Fascinante retrato de cómo la Agencia de Estadísticas de Empleo estadounidense se adaptó a la pandemia y logró que miles de sus funcionarios pudieran trabajar desde casa. Portátiles viejos, cables imposibles de encontrar y niños intentando hacer streaming desde casa (en serio). Todo para sacar adelante un informe devastador que concluye que en abril se perdieron más de 20 millones de empleos en EEUU. Y es probable que sea peor. Desde la Casa Blanca temen que la tasa de desempleo haya superado ya el 20 por ciento. Ya hablaré del tema cuando se calme un poco la cosa.

Silicon Valley.: ‘Grupos de Facebook y YouTube posibilitaron la propagación viral de la desinformación de Plandemic’, por Erin Gallagher de Medium (en inglés; 5 minutos).

Plandemic es un documental con numerosas teorías de la conspiración sobre el coronavirus que protagoniza Judy Mikovits, una figura bien conocida en los círculos de los antivacunas y de QAnon. Por cierto, QAnon es una teoría de la conspiración de la que ya he hablado en el pasado, sobre todo en este vídeo que han arrasado a no me gusta todos los que creen en ella porque sale de los primeros cuando buscas ‘QAnon en español’ en YouTube. Pobres losers. El caso es que Plandemic se hizo suuuperviral la semana pasada pese a los esfuerzos de plataformas como Facebook y YouTube por frenar su expansión. Gallagher lo demuestra todo con gráficos. En The New York Times tienen un buen repaso de la controversia en torno a Plandemic y Mikovits.

Hollywood: ‘¡El boom de TikTok! Cómo la app social de moda está entrando en Hollywood’ por Natalie Jarvey en The Hollywood Reporter (en inglés; 18 minutos)

Cualquiera que siga esta newsletter desde el otoño pasado sabe quién es la mayor estrella de la generación Z ahora mismo (y de dónde sale). Es Charli D’Amelio y lo ha reventado gracias a TikTok. En THR, repasan el éxito de la plataforma y cómo han aprendido de redes sociales como la difunta Vine o YouTube para premiar a sus creadores para que se queden. El artículo es supercompleto y tiene una anécdota que desconocía: la Kambucha Girl que se hizo tan famosa con su reacción tras probar, eh, kambucha, dice que su jefe en el banco donde trabajaba le dijo: qué quieres, ¿trabajar o ser un meme? Quiso seguir trabajando, pero al final la fama hizo que la echaran. Yikes.


😆 Quitándole la gracia

Karen. Ay, Karen, siempre estás gritándole a la dependienta porque no te deja devolver un vestido que claramente te pusiste el fin de semana. Ay, Karen, ahora que si uno de los pelos de tu corte con flequillo lateral y tinte de sábado en la pelu se ha colado en tu pollo en salsa y la culpa la tiene el camarero. Ay, Karen, deja al puto árbitro tranquilo que ha sido el gordo de tu hijo el que le ha pegado una patada al portero. KAREN QUE DEJES DE COGER PAPEL HIGIÉNICO DEL SÚPER QUE MAÑANA NO SE ACABA EL MUNDO LA HOSTIA.

Ese primer párrafo es mi resumen de lo que pienso cuando alguien dice Karen. Es un nombre que desde hace años se usa para hacer referencia al estereotipo de mujer blanca de privilegios infinitos que siempre está dando el peñazo con alguna tontería sacada de quicio.

Karen ha tenido distintos momentos top en redes sociales de forma reciente, como con el hashtag #AndThenKarenSnapped:

O como parte del meme She Took the Fucking Kids [en español, se ha llevado a los putos críos]. Es decir, la mujer que pelea hasta el final en la batalla por la custodia de los niños y que ha dejado memes tan maravillosos como este:

Durante este confinamiento, la popularidad de Karen se ha disparado. Sobre todo, después de que una columnista de The Guardian escribiera que Karen era un meme sexista o que una cuenta de Twitter dijera que Karen era el equivalente a decirle la n-word a una mujer blanca.

¿Y qué hay mejor en este mundo que una Karen indignada con el meme Karen y actuando exactamente de la forma que cabría esperar de una Karen? Poca cosa, la verdad.

Y en vídeos e imágenes que te alegrarán el día:

  • Cuando quieres hacerle una foto a la vecina mientras estás cagando y te llevas una grata sorpresa.

  • Cuando le haces creer a tu padre que estás hablando con Cristiano Ronaldo.

  • Un kanguro. Porque siempre hacen falta canguros.

  • Y un perro abriendo un regalo. Porque siempre hacen falta perros abriendo regalos.

  • Os lo digo en serio, los vídeos de zorros son mi perdición:


🤩 Un vídeo para entender YouTube durante el confinamiento

Julie Nolke es una youtuber que desconocía, pero me llegó este vídeo a través del feed de YouTube y me pareció genialérrimo. La premisa es que la Julie del ahora va a hablar con la Julie del pasado enero a contarle unas cuantas cosas sin decir explícitamente que hay una pandemia a la vuelta de la esquina.

Pero su vídeo me hizo preguntarme: ¿qué están haciendo los youtubers ahora que está todo parado? Primero me pasé por el canal de Emma Chamberlain para ver que su vida… tampoco ha cambiado mucho. Pero luego llegué a esta otra youtuber, bestdressed, que ha hecho un vlog de su rutina diaria en Nueva York con motivo de la pandemia. Sé que no es para todo el mundo, pero me calmó mucho verla contar sus cosas. Su vídeo estuvo en las tendencias este fin de semana, así que te servirá para saber qué tiene éxito en YouTube estos días.


👋 Y para terminar...

Una noticia personal. Este fin de semana, empezaré a hacer retransmisiones en directo a través de Twitch. Esta es mi cuenta. Te avisaré por aquí, por Twitter y por Instagram para que estés al tanto.

Una recomendación. Ha vuelto Rick & Morty, la mejor serie en activo. Si no la conoces, es animada y sigue las aventuras interdimensionales de un científico y su nieto. Es la serie más creativa y meta (y nihilista) que te vas a encontrar jamás. Si quieres empezar con un gran episodio, ‘Total Rickall’ es uno de los mejores que jamás he visto en televisión. Escribí sobre él en su día.

La segunda parte de la cuarta temporada que volvió hace cosa de una semana tuvo un primer episodio excesivamente críptico, imo, pero el de este pasado domingo fue otra delicia aventurera con chistes escatológicos, pornográficos… y sobre el 11-S. Vedla avisados.

Ah, y esta escena, por favor. Me despollo cada vez que la veo (“Es el pediatra de mi hija”):

Ah, y si te gusta esta newsletter, siempre puedes darle al corazoncito de ahí arriba o compartir esta newsletter con tus amigos, familiares y seguidores:

Comparte esta newsletter

Hasta la semana que viene.