ūüďö Qu√© es la Teor√≠a Cr√≠tica de la Raza y por qu√© la atacan los republicanos

Y también: el 'debate' entre Steven Crowder y Sam Seder.

  
0:00
-29:19

25 de junio | Nueva York

Hola, maricoper. ‚ÄúDeja a mi hijo‚ÄĚ.

El podcast de La Wikly tambi√©n est√° disponible en iTunesSpotifyiVoox.

  • A√Īade el podcast a tu plataforma favorita haciendo click en el bot√≥n ‚ÄúListen in podcast app‚ÄĚ que aparece justo debajo del reproductor.

Apoya el proyecto periodístico independiente de La Wikly con una suscripción premium que incluye tres newsletters extra a la semana, acceso a nuestra comunidad privada de Discord y eventos exclusivos para los maricopers premium:

Leer esta newsletter te llevar√° 11 minutos y 13 segundos.

Cuando el minima-. Bienvenido a La Wikly.

Share


Lo importante: Legisladores republicanos de todo Estados Unidos llevan meses introduciendo proyectos de ley que intentan acabar con el nuevo hombre del saco del movimiento conservador: la Teoría crítica de la raza.

  • Tambi√©n conocida en ingl√©s como Critical Race Theory y que a partir de ahora reduciremos a las siglas que se han popularizado en la red: CRT.

Las iniciativas legislativas contra la CRT esconden un impulso mucho mayor, tanto pol√≠tico como medi√°tico, que pretende a√Īadir m√°s munici√≥n a las guerras culturales que consumen a EE.UU. desde hace a√Īos.

  • Y en esta newsletter, queremos primero ahondar en el significado real de la CRT para despu√©s explorar lo que est√°n promoviendo los republicanos.

‚Ěď Critical Race Theory

La Teoría Crítica de la Raza es una línea teórica que interpreta la realidad interna de la vida en sociedad bajo las categorías de raza, derecho y poder.

  • Este enfoque se desprende del paradigma que propone la Teor√≠a cr√≠tica, que sostiene que el origen de los problemas sociales se encuentra en las estructuras sociales y en los supuestos culturales ‚ÄĒy no tanto en factores psicol√≥gicos e individuales.

    • Es decir, todo conocimiento (incluso el cient√≠fico) est√° mediado por la experiencia, pero en ella intervienen tambi√©n factores hist√≥ricos e intereses te√≥ricos y extrate√≥ricos.

      • Ejemplo de inter√©s te√≥rico: por qu√© decide un investigador blanco iniciar un estudio sobre la gen√©tica de los blancos.

      • Ejemplo de inter√©s extrate√≥rico: por qu√© decide un empresario blanco financiar un estudio sobre la gen√©tica de los blancos ‚ÄĒy no una sobre las de los negros.

La CRT desplaza la atención prestada a los prejuicios y actitudes intencionalmente racistas hacia los procesos sociales considerados creadores de racismo, aquellos que están arraigados en las relaciones y prácticas sociales.

  • La problem√°tica social del racismo se aborda desde la plena conciencia de la desigualdad existente en el seno de la sociedad bajo la categor√≠a de ‚Äúraza‚ÄĚ, entendiendo esta √ļltima como un constructo socio-legal y socio-pol√≠tico.

La relación que plantea el supremacismo blanco, un grupo opresor y un grupo oprimido bajo el criterio de raza, articula una relación de poder donde la parte opresora tiene a su disposición diversos dispositivos que le permiten ejercer esa dominación.

  • Seg√ļn algunos autores que trabajan en la misma l√≠nea te√≥rica, el Estado juega un rol fundamental en el mantenimiento del grupo dominante y fomenta su preservaci√≥n a trav√©s de sus instituciones legales, educativas, administrativas, policiales, carcelarias, empresariales.

    • El racismo es entendido entonces como un fen√≥meno estructural.

La CRT surgió en las facultades de derecho de los EE.UU. a mediados de los 80 a través de un grupo de profesores de Derecho. A pesar de que la legislación garantizaba la igualdad formal, observaron que seguían existiendo considerables desigualdades que definían las relaciones raciales en la sociedad estadounidense.

  • Estos acad√©micos comenzaron a cuestionar los principios liberales meritocr√°ticos porque reforzaban las relaciones de poder establecidas en favor de la poblaci√≥n blanca sin que necesariamente se basaran en ideas expl√≠citamente racistas o comportamientos intencionales.

    • La poblaci√≥n blanca arrastraba privilegios que ayudaban a sus miembros a seguir perpetuando esos mismo privilegios. En cambio, lo contrario ocurr√≠a con la poblaci√≥n negra.

Todo este marco te√≥rico tiene un inter√©s extra en el contexto estadounidense con motivo del tinte racista que impregna sus instituciones, marcadas por el legado de la esclavitud, apenas abolida hace 156 a√Īos.

  • Y cuyas reverberaciones se siguieron sintiendo con las leyes Jim Crow hasta bien avanzado el siglo XX.

Y tal y como se puede estudiar la filosofía a través de Platón o la política a través de Karl Marx, la CRT se plantea como un marco teórico atractivo para estudiar en el contexto estadounidense.

ūüďö El plan republicano

Pero la ofensiva conservadora contra la CTR es en realidad mucho m√°s difusa que todo lo expuesto. Y el objetivo no es tanto extirpar la CTR que pueda existir en las aulas, sino crear un nuevo hombre del saco con el que atacar a la izquierda.

  • Y es algo que se ve tanto en lo poco informados que est√°n quienes denuncian la CTR como en la poca especificidad de las leyes propuestas para eliminarla.

En New Hampshire, y seg√ļn cuenta un reportaje de The Atlantic, un legislador republicano present√≥ una ley que prohibir√≠a a colegios apoyar ‚Äėconceptos divisorios‚Äô.

  • M√°s en concreto, la medida impedir√≠a usar ‚Äúla raza o el sexo como chivo expiatorio‚ÄĚ, cuestionar el valor de la meritocracia o sugerir que New Hampshire o Estados Unidos en general son ‚Äúfundamentalmente racistas‚ÄĚ.

En el muy republicano estado de Idaho ya han aprobado leyes que proh√≠ben a las instituciones escolares p√ļblicas imponer que los estudiantes ‚Äúafirmen, adopten o se adhieran‚ÄĚ a creencias espec√≠ficas sobre raza, sexo o religi√≥n.

  • Lousiana, con mayor√≠a republicana en sus c√°maras legislativas estatales, est√° considerando una ley muy parecida.

Y en Arkansas, tambi√©n con amplias mayor√≠as republicanas a nivel legislativo, los legisladores han aprobado una medida que proh√≠be a los contratistas estatales ofertar clases que promuevan ‚Äúdivisi√≥n entre, o resentimiento hacia, o justicia social para‚ÄĚ grupos basados en raza, g√©nero o afiliaci√≥n pol√≠tica.

Ninguna de esas leyes tiene la concreci√≥n necesaria como para atajar un problema real que exista en las aulas. Pero es precisamente la ambig√ľedad de los textos legislativos el probable objetivo.

  • A m√°s generalizaciones, m√°s posibilidades de denunciar el plan de estudios de una escuela p√ļblica que no se adecue a la filosof√≠a pol√≠tica de los republicanos que han aprobado esa ley.

    • Que esto sea constitucional o no lo tendr√°n que decidir los juzgados m√°s adelante. Y esa batalla judicial ya se est√° disputando.

Políticos que atacan a la CRT o promueven estos mismos proyectos legislativos muchas veces son incapaces de definirla, como han comprobado medios como Refinery29 o Daily Dot.

  • Los rasgos generales siempre son parecidos a esto: ‚ÄúEst√°n intentando dividir a los j√≥venes para crear resentimientos raciales que ya no existen y para que odien a la naci√≥n supuestamente racista en la que han crecido‚ÄĚ.

El propósito del movimiento conservador se divide en tres planos evidentes que se han desarrollado casi de forma simultánea, siendo el primero el que más influencia tiene sobre el resto.

  1. El constante ariete medi√°tico que busca poner a la CRT en la primera plana del debate p√ļblico con mon√≥logos de comentaristas conservadores y declaraciones de pol√≠ticos y activistas afines al mismo objetivo.

  2. Los ambiguos proyectos legislativos con los que los legisladores republicanos a los niveles federal y estatal pretenden acabar con la CRT en las aulas.

  3. La descarnada lucha local con la que padres y activistas conservadores pretenden llevar el debate a las juntas escolares y así contagiar con la misma furia a otros en su mismo distrito.

Uno de los principales promotores de la lucha contra la CRT es Christopher Ruffo, al que el presentador de Fox News Tucker Carlson defiende en la pieza que encabeza este párrafo después de que medios como The Washington Post escribieran sobre él:

Rufo alega que los esfuerzos por inyectar concienciación sobre el racismo sistémico y el privilegio blanco, que ha crecido en popularidad a raíz de la muerte de George Floyd a manos de la policía, representa una grave amenaza para la nación.

Rufo dice que equivale a ‚Äėadoctrinamiento de secta‚Äô.

El trabajo de activistas como Rufo, muchos de los cuales han hecho declaraciones en Fox News haciéndose pasar por padres sin intereses políticos, se ve con claridad en las investigaciones que han hecho expertos como Dominik Stecula.

  • En la gr√°fica que sigue a este p√°rrafo, se aprecia c√≥mo se ha disparado la cobertura de la CRT en medios conservadores. Y en la del tuit que adjunta, se ve c√≥mo ese debate tambi√©n ha contagiado a grupos de Facebook en el nivel local.

¬ŅY todo esto por qu√©? Una posible consecuencia es la de asustar a compa√Ī√≠as y juntas escolares que tuvieran previsto incluir en su plan de estudios cualquier cosa parecida a debatir sobre el racismo sist√©mico.

  • ¬ŅLa otra? Las guerras culturales. Si puedes provocar a padres preocupados para que vayan a una junta escolar de Virginia a pegarse de hostias para impedir que la CRT se cuele en las aulas, algo est√°s haciendo bien.

    • O mal, seg√ļn la perspectiva desde la que lo mires.

¬ŅDesea saber m√°s? La otra cara de la moneda la plante√≥ George Packer en un extenso reportaje para The Atlantic sobre c√≥mo el nuevo progresismo ha infectado las aulas en lugares como Brooklyn. Packer explora la forma en la que su familia naveg√≥ el sistema escolar de Nueva York para buscar un colegio para su hijo.


ūüé¨ Una recomendaci√≥n

Con la colaboración de Filmin

De tal padre, tal hijo es una pel√≠cula japonesa de 2013 dirigida por Hirozaku Kore-eda. Gan√≥ el premio al Mejor Guion en el Festival de Cannes y el Premio del P√ļblico en el Festival de San Sebasti√°n, un certamen en el que Kore-eda es un cineasta tremendamente apreciado.

La pel√≠cula cuenta la historia de un matrimonio de clase alta con un hijo de 6 a√Īos. Un d√≠a, reciben una llamada del hospital con una noticia inesperada y una disculpa: su hijo no es en realidad su hijo biol√≥gico, sino el de otra pareja a la que tambi√©n le dieron el beb√© equivocado al nacer.

  • La pareja tiene entonces que elegir entre su hijo natural o el que llevan criando desde hace seis a√Īos.

Kore-eda se vale de esa premisa para estudiar los v√≠nculos que los humanos forman con sus reto√Īos y explorar el significado de la paternidad. Y lo hace a trav√©s del contraste de dos familias que no pod√≠an ser m√°s diferentes, poniendo en tela de juicio los preceptos que el padre protagonista hab√≠a impuesto en el d√≠a a d√≠a de su familia.

  • La suerte es que Kore-eda ahonda en ese entramado dram√°tico e incluso angustioso con la empat√≠a que le caracteriza, encontrando la humanidad de sus personajes a trav√©s de escenas naturalistas no siempre adscritas al desarrollo de la premisa.

    • Y con habituales oasis de humor que quitan peso al drama.

Es de verdad una pel√≠cula fascinante y a varios niveles entra√Īable que gustar√° especialmente a los padres. Y adem√°s es una oportunidad perfecta para empezar con Kore-eda, cuya filmograf√≠a tiene t√≠tulos aclamad√≠simos.

De tal padre, tal hijo est√° disponible en Filmin.


ūüďĻ Un v√≠deo para flipar con el CGI

Pwnisher es un artista de efectos visuales 3D que publica cortometrajes y tutoriales en su canal de YouTube. El pasado mayo, organiz√≥ un desaf√≠o para su comunidad: dise√Īar una animaci√≥n 3D a partir de una plantilla creada por √©l.

  • En la plantilla aparec√≠a una figura gris arrastrando algo con las manos y caminando hacia el lado derecho de la pantalla. Al fondo, una enorme esfera.

El resultado fueron más de 2.400 animaciones de diferentes artistas que Pwnisher resumió en el vídeo con las 100 mejores que encabeza estos párrafos. Hay algunas verdaderamente espectaculares. Y se nota la influencia de los videojuegos y el sci-fi dada la cantidad de mundos postapocalípticos imaginados por los participantes.

  • Los cinco mejores se llevaron premios de marcas colaboradoras.

Pwnisher ya hizo un desaf√≠o similar el a√Īo pasado y todo apunta a que estos dos solo ser√°n los primeros de muchos otros. Qui√©n sabe si alguno acabar√° siendo una pel√≠cula o un videojuego.


ūüėÜ Quit√°ndole la gracia

Steven Crowder es un comentarista conservador con m√°s de 5 millones de seguidores en YouTube. Se hizo especialmente famoso hace a√Īos cuando se sentaba en medio de campus universitarios retando a estudiantes a que le hicieran cambiar de opini√≥n sobre temas controvertidos.

  • Por ejemplo: ‚ÄúEl privilegio del hombre es un mito. Hazme cambiar de opini√≥n‚ÄĚ o ‚ÄúEl socialismo es malvado. Hazme cambiar de opini√≥n‚ÄĚ.

Crowder es incre√≠blemente gilipollas. Y si ha conseguido la legi√≥n de fans que tiene es porque ha sabido aprovechar la cultura de lo anti-pol√≠ticamente correcto que lleva fermentando en plataformas como YouTube desde hace a√Īos.

  • Especialmente, por parte de esa comunidad gamer m√°s cerrada y abiertamente mis√≥gina. El Gamergate es el mejor ejemplo de ese fen√≥meno.

¬ŅY esto ahora por qu√©? El v√≠deo que encabeza estos p√°rrafos es noticia porque el presentador del popular podcast H3 Ethan Klein le tendi√≥ una trampa a Crowder la semana pasada. Pero antes, un poco de contexto:

  • El pasado mayo, Crowder se burl√≥ de Klein por decir que se f√≠a de los cient√≠ficos en lo que respecta a las vacunas. Obviamente, Crowder es muy de cuestionar a la comunidad cient√≠fica, el uso de mascarillas y dem√°s.

    • En ese mismo v√≠deo, Crowder ret√≥ a Klein a un debate.

  • A finales de mayo, Klein respondi√≥ a las burlas en uno de sus podcast. En ese programa, su productor Dan aprovech√≥ para decirle a Crowder que debatiera con Sam Seder, el presentador de un canal de actualidad pol√≠tica de izquierdas.

    • Es conocido en los c√≠rculos pol√≠ticos online que Crowder se esfum√≥ de un debate con Seder en el certamen Politicon 2018, supuestamente bajo recomendaci√≥n de su padre, que le gestiona sus entrevistas y colaboraciones.

      • De ah√≠ su apodo Cold Feet Crowder, o Pies Fr√≠os Crowder.

  • Ya en junio, Crowder y Klein aceptan debatir, pero Crowder cancela la primera cita de forma inesperada. A la semana siguiente, los productores de Crowder organizan una llamada de Zoom privada desde la que hacer el debate.

    • En esa llamada, el productor de Klein logra colar a Seder, que intenta entablar una conversaci√≥n, pero Crowder y uno de sus colaboradores impiden que ni tan siquiera forme una frase coherente.

      • El intercambio completo est√° aqu√≠ a partir del minuto 10.

¬ŅLo m√°s divertido? Que Crowder se niega a debatir con Seder e incluso llega a admitir, en el fragor de la batalla, que estuvo monitoreando los directos del canal de Seder para tener la seguridad que no se iba a presentar en el debate con Klein, de ah√≠ que cancelara de improvisto la primera cita.

  • Muy inteligentemente, Seder pregrab√≥ su √ļltimo directo para enga√Īar a Crowder y poder estar preparado de cara al debate entre Crowder y Klein.

    • Fucking priceless.

Anyway, aquí algunos de los memes que han salido de todo esto:

Y para terminar, otro buen meme de Invincible:

Share

Hasta la semana que viene,