Jan 9 • 28M

🗳 Las 5 carreras a seguir en 2022

Y también: una película de cocina y el primer juego viral del nuevo año.

15
 
1.0×
0:00
-27:34
Open in playerListen on);
Las noticias estadounidenses de Washington D.C., Hollywood y Silicon Valley, contadas por el periodista Emilio Doménech desde Nueva York. Ahora, en formato podcast.
Episode details
Comments

9 de enero | Alcoy, Alicante

Hola, maricoper. Año electoral, lesfgo.

Leer esta newsletter te llevará 17 minutos y 58 segundos.

Si tienes Fitbit, piensa en lo que realmente llevas en la muñeca. Bienvenido a La Wikly.

Apoya el proyecto de La Wikly


Stacey Abrams vía Facebook

Lo importante: 2022 es año de elecciones de medio mandato en Estados Unidos, lo que significa que el presidente Joe Biden y sus aliados demócratas se enfrentan a la primera gran reválida de la nueva administración.

  • Y aunque todavía faltan 10 meses para la cita electoral, 2022 no podría haber empezado peor para ellos por culpa de la ola ómicron y una situación económica peliaguda con motivo de la inflación y la continuada crisis en la cadena de suministro.

Explícamelo: en las elecciones de medio mandato, los 435 escaños de la Cámara de Representantes, al menos 34 del Senado y 36 gubernaturas estarán en disputa en las urnas el próximo 8 de noviembre.

  • Es decir, que tanto las mayorías de las cámaras legislativas de Washington D.C. como las casas del gobernador de estados tan importantes como Florida, California, Texas o Georgia están en juego este año.

Contexto: las elecciones de medio mandato suelen ser una cita difícil para el partido que ocupa la Casa Blanca, especialmente si ese mismo partido también tiene mayoría en las cámaras legislativas y la situación económica genera incertidumbre entre el electorado.

  • En 1994, en las primeras elecciones de medio mandato de Bill Clinton, la Revolución Republicana liderada por Newt Gingrich recuperó el poder de la Cámara de Representantes por primera vez desde 1952 tras arrebatarle 54 escaños a los demócratas.

  • En 2006, en las segundas elecciones de medio mandato de George W. Bush, los demócratas recuperaron el poder de ambas cámaras federales con motivo del desafecto de la ciudadanía con la gestión de Bush del desastre desencadenado por el huracán Katrina y las guerras de Irak y Afganistán.

  • En 2010, en las primeras elecciones de medio mandato de Barack Obama, los republicanos recuperaron el control de la Cámara de Representantes con nuevas victorias en 63 escaños en plena recuperación económica tras la crisis de 2008, el punto álgido de la ola Tea Party y las críticas a Obamacare.

  • En 2018, en las primeras elecciones de medio mandato de Donald Trump, los demócratas recuperaron el control de la Cámara de Representantes con nuevas victorias en 41 nuevos escaños tras aprovechar la baja popularidad de Trump y los esfuerzos republicanos por tumbar Obamacare.

¿Y ahora? En esta newsletter, vamos a ahondar en cinco de las carreras que decidirán el control de las cámaras y de dos casas de gobernador en un año clave para el futuro de la administración de Biden, quien podría pasarse los dos últimos años antes de las próximas presidenciales sin opciones de aprobar proyectos legislativos ambiciosos.

  • Una derrota contundente podría apartar a los demócratas del poder durante al menos un lustro, quizá una década, con lo que estas cinco elecciones presentan una ventana perfecta al futuro del partido demócrata.

  • Una derrota leve podría hacer que los republicanos replanteen su estrategia de apostarlo todo al expresidente Trump, que todavía no ha confirmado si intentará volver a ganar la presidencia en 2024.

🍑 Georgia: la revancha

Lo importante: con las elecciones a gobernador, Georgia promete ser un escenario que ponga a prueba el nivel de influencia que mantiene el trumpismo en las filas republicanas, así como la habilidad de los demócratas para aprovechar una crisis entre sus oponentes. El estado ya fue clave en los últimos comicios federales:

  • Primero, por consolidar una victoria demócrata en las presidenciales por tan solo 12,000 votos de diferencia.

  • Y segundo, por otorgar la victoria en segunda vuelta a los senadores demócratas Jon Ossoff y Raphael Warnock en las carreras que definieron la mayoría demócrata en la cámara alta.

Los candidatos: Brian Kemp, actual gobernador republicano del estado, es el principal candidato. Sin embargo, se presenta a la reelección en condiciones muy diferentes a las de su candidatura en 2018, principalmente debido a que Trump se opone a su reelección.

  • La relación entre Kemp y el expresidente dinamitó después de que el gobernador se negase a cuestionar los resultados de las elecciones presidenciales en Georgia. Trump ha afirmado en público que Kemp "ha sido un completo y total desastre para la integridad de las elecciones".

    • Según Morning Consult, la aprobación de Kemp entre los republicanos de Georgia sufrió una caída destacada tras los ataques de Trump: del 88 por ciento en noviembre al 73 por ciento en enero.

Como si esto no fuera poco, Trump ha apoyado la candidatura del republicano David Perdue, el mismo que perdió la banca en el Senado contra Ossoff a principios de 2021.

  • Perdue apoya las acusaciones de Trump sobre la ilegitimidad de los resultados de los comicios de 2020, afirmando que de haber sido gobernador de Georgia no habría certificado los resultados del estado. También se unió a una demanda que impugna los resultados de las elecciones de 2020 en Georgia citando acusaciones desacreditadas de fraude electoral.

En el frente demócrata, la candidata Stacey Abrams es la gran favorita. En 2018, fue derrotada por Kemp por un margen mínimo de votos. No parece que vaya a tener un rival fuerte en las primarias demócratas, por lo que será la candidata azul con suma probabilidad.

El foco: para muchos analistas políticos, la grieta dentro del partido republicano puede convertirse en un escenario sumamente beneficioso para Abrams, abriendo la posibilidad a que se convierta en la primera gobernadora negra del estado.

  • El antagonismo de Trump con Kemp promete ser uno de los factores decisivos en la carrera a la gubernatura, especialmente si Kemp gana las primarias y Trump sigue atacándole de cara a las generales contra Abrams.

🏜 Texas: ¿es diferente?

Lo importante: los demócratas volverán a poner ojos y recursos en el estado de Texas tras sufrir derrotas decepcionantes allí en 2018 y 2020. ¿La esperanza? La baja popularidad del gobernador republicano actual y la candidatura repetida del hombre que les permitió soñar hace ya cuatro años.

  • Pero Texas sigue manteniendo una tendencia conservadora que se ha visto amplificada en las zonas rurales pro-Trump y un voto latino marcadamente menos demócrata que hace un lustro. Ningún demócrata ha ganado allí a nivel estatal desde 1994.

Los candidatos: Greg Abbott es el gobernador republicano actual. Su popularidad se ha desmoronado con motivo de su gestión de la pandemia o de la crisis energética derivada de la tormenta invernal del pasado febrero.

  • Las iniciativas legislativas para prohibir de facto el aborto o permitir la portación de armas sin licencia tampoco han ayudado. Son medidas muy polémicas en partes del estado como Austin y Dallas, repletas de familias proaborto; o El Paso, donde un tirador acabó con la vida de 23 personas en 2019.

El foco: al ser el estado más poblado de la nación tras California y el más vasto en superficie tras Alaska, Texas cuenta con una diversidad demográfica interesantísima para cualquier análisis electoral. Para las elecciones de medio mandato, tres focos se hacen imprescindibles:

  • El Valle del Río Grande y la frontera con México viraron hacia Trump de forma destacada en noviembre de 2020, con lo que cualquier movimiento que afiance o mejore esas ganancias puede ser visto como un aviso de peligro futuro para los demócratas, que han perdido terreno entre los latinos en casi todo el país.

  • Los suburbs de las grandes ciudades de Austin, Houston y Dallas-Fort Worth viraron en cambio hacia los demócratas a partir de 2018 en la conocida como revolución de los suburbs.

    • El crecimiento exponencial de esas regiones, sumada a la migración poblacional desde estados más progresistas como California, podría suponer un duro revés para las posibilidades de Abbott.

  • Las zonas rurales del centro y del oeste de Texas se hicieron en 2020 si cabe más republicanas, dejando a los demócratas casi sin representación en algunas de las regiones más profundas del estado. Dejar de perder terreno ahí es determinante para una victoria demócrata.

⛏ Pennsylvania: batalla ideológica

Lo importante: la carrera por el escaño senatorial de Pennsylvania que deja vacante el senador republicano Pat Toomey es de particular interés debido a que su resultado podría alterar las reglas de juego en la cámara alta.

  • La mayoría demócrata en el Senado está apenas asegurada con el voto de la vicepresidenta, Kamala Harris, que desempata el órgano con 50 senadores azules y 50 senadores rojos. 

Los candidatos: más de una veintena de candidatos han presentado documentos federales para postularse en 2022 a la carrera senatorial de Pennsylvania, lo que implica unas primarias muy concurridas y sin un favoritismo exacerbado de ningún candidato.

  • La elección pinta un tanto caótica debido a que los republicanos no prepararon un sucesor claro para Toomey y a que los demócratas todavía están lidiando con una lucha interna entre las facciones progresista y centrista del partido.

Los candidatos: en las primarias republicanas destacan figuras como Mehmet Oz, Kathy Barnette, Jeff Bartos, Sean Gale o Carla Sands. La campaña de Sean Parnell, un exoficial militar apoyado por Trump, parecía prometedora hasta que se vio obligado a abandonar después de que las denuncias de su exesposa por abuso físico a ella y a sus hijos le costaran la custodia de los mismos.

  • Candidatos como Oz y Barnette son reconocibles por sus apariciones en televisión. El primero, como invitado recurrente de Oprah Winfrey; y la segunda, como comentarista de Fox News.

En el frente demócrata encontramos al actual vicegobernador de Pennsylvania, John Fetterman. Reconocible por ser físicamente gigante y por tener un historial progresista en sus posturas económicas y sociales, es con suma probabilidad el candidato más carismático de la contienda.

  • Su principal desafío en estas primarias será el actual congresista Conor Lamb, quien se presenta como una opción más moderada desde Pittsburgh. Lamb cuenta con el apoyo de varios políticos del partido que lo creen más capaz de ganarse a los votantes independientes y conservadores del estado.

El foco: esta carrera al Senado está catalogada por varios analistas políticos como altamente competitiva, lo que significa que no hay un partido particularmente beneficiado en la previa a la contienda y que la valía de los candidatos debería ser determinante para empezar a vislumbrar un favorito.

  • En las primarias, el enfrentamiento entre Fetterman y Lamb promete. Todavía falta ver cómo se posicionan los principales líderes de las alas progresista y establishment de los demócratas, pero cabe prever una división máxima.

  • Y lo mismo ocurre en el bando republicano, donde los posicionamientos de Trump y de Mitch McConnell, líder del partido en el Senado, dejarán claras las líneas rojas.

👱 Ohio: por Trump

Lo importante: Ohio era hasta hace unos años uno de los estados bisagra más competitivos de EE. UU., pero la tendencia conservadora desde la elección de Trump lo está convirtiendo en auténtica criptonita para candidatos demócratas —salvo contadas excepciones.

  • Sherrod Brown, senador demócrata, es una de ellas. Lleva ya encadenadas tres victorias a nivel estatal desde 2006 gracias a su perfil de político demócrata tradicional prosindicatos.

Los candidatos: un candidato que quiere seguir el estilo de Brown centrándose en los trabajadores del Midwest es Tim Ryan, congresista demócrata que representa un distrito de clase media desde 2003 y que tiene pocas posibilidades de reelección en su escaño por los nuevos mapas aprobados por los republicanos que controlan Ohio.

  • Ryan está recaudando mucho dinero gracias a la notoriedad mediática que ha ido ganando en los últimos años, amén de desafíos a Nancy Pelosi y una corta candidatura a la presidencia en 2020.

  • Ahora, Ryan está recaudando mucho más dinero que durante su breve candidatura presidencial y a priori no tiene rivales a la altura en unas primarias demócratas que debería ganar con facilidad.

La batalla más intensa estará en las primarias republicanas, donde el campo está mucho más abierto y el favorito es ahora mismo Josh Mandel, un candidato senatorial perenne cuya retórica ultraconservadora y pro-teorías de la conspiración tiene el suficiente calado entre el electorado republicano como para ganar.

  • Sus rivales directos son el escritor J.D. Vance, apoyado por los billetes del cofundador de PayPal Peter Thiel o el presentador Tucker Carlson; el banquero de inversión Mike Gibbons, que ha metido millones de dólares de su propio dinero en la carrera; y la presidenta del partido republicano de Ohio Jane Timken.

El foco: las primarias republicanas serán un examen definitorio de la senda que toma el partido republicano en los próximos años. Si Mandel triunfa, más candidatos como él intentarán ganar primarias en otros estados del país —y no necesariamente solo en escaños muy conservadores como el de la congresista Marjorie Taylor Greene.

  • Vance sería sin embargo una apuesta mucho más tradicional, aunque en los últimos meses ha abrazado una retórica bastante más descarnada y pro-Trump que lo que ha dejado ver en el pasado.

Si Mandel llega a las generales, Ryan podría aprovechar el perfil de extrema derecha de su rival para dar la sorpresa y ganar un escaño que podría permitir a los demócratas mantener su mayoría en la cámara alta.

🏔 Colorado: voto latino

Lo importante: el octavo distrito de Colorado se perfila como una de las carreras más competitivas del país en las próximas elecciones. La ínfima mayoría que mantienen los demócratas en la cámara baja podría convertir este escaño en uno de los que decida qué partido controla el órgano en 2023.

El octavo es uno de los que se estrenará por primera vez en las elecciones de medio mandato. Tras el censo de 2020, Colorado consiguió ganar un escaño extra en la cámara baja como reflejo de su crecimiento poblacional en la última década.

  • La particularidad de Colorado es que el rediseño distrital estuvo a cargo de una comisión independiente, no de las cámaras legislativas, lo que hizo que el nuevo mapa ofrezca a los demócratas una perspectiva mucho más desalentadora que la que cabría esperar en un estado de tendencia azul.

    • Los demócratas controlan actualmente todas las esferas de gobierno en el estado y habrían podido dibujar los mapas a su favor si no se hubiera aprobado la formación de una comisión independiente en 2018.

Los candidatos: dada la gran competitividad del distrito, las elecciones primarias no van a tener un rol tan decisivo como en otros distritos de tendencia más marcada. Sin embargo, será clave para ambos partidos que de esas primarias emerjan buenos candidatos que consigan recaudar dinero y resistir los ataques del contrincante.

  • Las primarias demócratas incluyen tres candidatos: Yadira Caraveo, Johnny Humphrey y Chaz Tedesco.

    • Caraveo es una pediatra con un perfil progresista, afianzado por su patrocinio a leyes reguladoras de combustibles fósiles. 

    • Tedesco es un veterano de la Marina y con un perfil político más afín al apoyo de trabajadores y obreros. Se encuentra respaldado por Nuestro PAC, un Super PAC lanzado por el consultor político Chuck Rocha, quien dirigió la estrategia de alcance latino de Bernie Sanders en las primarias demócratas de 2020.

  • Las primarias republicanas tienen cuatro contendientes: Ryan González, Jewels Grey, Barbara Kirkmeyer, Jan Kulmann y Lori Saine.

    • Kirkmeyer, actual senadora estatal y comisionada del condado de Weld por cinco mandatos, es posiblemente el nombre más destacable de las primarias republicanas. Kirkmeyer ha reconocido la legitimidad de los resultados de las elecciones de 2020, algo que sin duda le dará puntos.

    • Saine, actual comisionada del condado de Weld, tiene un perfil polémico marcadamente ultraconservador que quizá le dé posibilidades en las primarias, pero no en las generales.

El foco: La clave para ganar este escaño será que los partidos eviten una agenda identitaria y nominen un candidato moderado. Si cualquiera de las partes vira demasiado a la izquierda o demasiado a la derecha, es probable que pierdan esta carrera.

  • El octavo distrito tiene además una destacada comunidad latina. Hasta un tercio de la población está representada por ellos, de ahí los apellidos hispanos de los candidatos. Eso significa que los resultados aquí probablemente ofrezcan pistas de si los demócratas están perdiendo apoyos entre el electorado latino.

🗳 Otras carreras interesantes

Con tal de no extender esta newsletter más de la cuenta, también queríamos poner el foco en algunos otros estados y distritos que tendrán algunas de las carreras más fascinantes del ciclo electoral. Estas son siete de ellas:

  • Michigan (Gobernador): la gobernadora demócrata Gretchen Whitmer se enfrenta a la reelección con números de aprobación no demasiado fuertes en un estado últimamente complicado para los demócratas, aunque todavía no tiene rivales demasiado peligrosos.

  • Florida (Senado): el senador republicano Marco Rubio tendrá una rival formidable delante, la congresista demócrata y primera jefa de la policía de Orlando Val Demmings. Rubio debería ganar con la ayuda de la popularidad del gobernador Ron DeSantis, pero Demmings es una excelente recaudadora que dará mucha guerra.

  • Nevada (Senado): la senadora demócrata Catherine Cortez Masto, primera senadora latina de la historia, ganó su escaño en 2016 por apenas 27,000 votos y perdiendo 16 de los 17 distritos del estado (Clark County, donde está Las Vegas, representa casi tres cuartas partes de la población). Si el voto latino no aguanta, un rival duro podría dejar la mayoría demócrata en el Senado tiritando.

  • Georgia (Senado): el senador demócrata Raphael Warnock cuenta con la ayuda de Stacey Abrams para mejorar sus números a nivel estatal, pero Georgia sigue siendo un estado bisagra donde cualquier movimiento podría enterrar las posibilidades demócratas de revalidar la victoria del pasado enero.

  • New Hampshire (Senado): la senadora demócrata Maggie Hassan ganó en 2016 por poco más de 1,000 votos y sus números de aprobación la tienen como una de las candidatas más vulnerables de su partido. Necesitará todo el apoyo posible en los suburbs del sudeste del estado, cerca de Boston.

  • Maine (Segundo distrito): el congresista demócrata Jared Golden es el único que se ha opuesto a los paquetes legislativos American Rescue Plan en marzo y Build Back Better en noviembre. ¿Será su perfil independiente suficiente para ganar en el distrito rural de Maine que Trump ganó en 2020?

  • Wyoming (Distrito general): la congresista republicana Liz Cheney tiene por delante unas primarias republicanas en las que todo el aparato republicano pro-Trump estará en su contra. Queda por ver si el electorado obedecerá órdenes del nuevo líder del partido.

¿Desea saber más? En FiveThirtyEight tienen un buen resumen de los temas que definirán las elecciones de medio mandato de noviembre. Y el diario conservador The Washington Examiner cuentan con un repaso de las diez carreras que con mayor probabilidad cambiarán de partido en 2022.


🎬 Una recomendación

Con la colaboración de Filmin

Hierve es una película británica de 2021 dirigida por Philip Barantini. Es un thriller que sigue la jornada de un chef londinense en su restaurante de Estrella Michelín, quizá uno de los trabajos de servicio más estresantes que existen.

  • Stephen Graham (quizá te suene por poner rostro a Al Capone en Boardwalk Empire) interpreta al chef protagonista en un elenco que completan una sorprendente Vinette Robinson y el siempre competente Jason Flemyng.

La película está rodada en un solo plano secuencia. Es decir, que no se produce ningún corte desde el comienzo y hasta el final. Es un hito que ya han realizado otros largometrajes como la alemana Victoria para transmitir la tensión a través de una cámara que no da tregua.

  • En ese sentido, este gastro-thriller cuenta con el escenario perfecto: un restaurante en el que la presión es constante en la cocina, en la barra y en las mesas de los clientes más exigentes.

A Hierve le bastan las interpretaciones de Graham y Robinson para destacar, pero son la puesta en escena y los ritmos del guion los que ayudan a que el punto de ebullición (boiling point, que es el acertado título en inglés) triunfe de tal manera. Y el final está a la altura, que no es poco.

Hierve está disponible en Filmin.


⚡️ Un juego meme

Wordle es un juego online similar al concurso televisivo estadounidense Lingo que tuvo varias versiones internacionales, incluida una en España que emitió La 2 de Televisión Española con Ramoncín como presentador entre 1991 y 1996.

El formato de Wordle requiere que el jugador adivine una palabra de cinco letras sin ninguna pista previa. Tras el primer intento, el juego revela qué letras de las escogidas están en el lugar correcto (verde), cuáles forman parte de la palabra a adivinar pero no están en el lugar correcto (amarillo) y cuáles no forman parte de la palabra (gris).

  • Es de ahí que probablemente hayas visto tantos recuadros de los colores verde, amarillo y gris en tu timeline de Twitter últimamente. Cientos de miles de personas se han enganchado al juego en las últimas semanas.

Existen versiones en inglés y en castellano, con lo que quizá te pierdas parte del fenómeno si no juegas ambas. ¿Por qué? Porque la palabra correcta es la misma para todo el mundo en cada entrega diaria y solo con la respuesta puedes resolver después chistes como este:

Que Wordle se haya globalizado me recuerda a lo que pasó en su momento con la app HQ Trivia en la que millones de personas competían en directo para repartirse miles de dólares en premios respondiendo preguntas de trivia.

  • En Wordle no hay premio, ni app, ni anuncios. Ni siquiera notificaciones para recordarte que tienes que volver a jugar hoy. Pero sí existe cierta competitividad, sobre todo en un timeline de Twitter donde unos y otros comparten sus cajitas de colores para demostrar lo bien que se les ha dado la jornada.

The New York Times ha publicado un artículo repasando el origen romántico del juego y es genial descubrir que las ambiciones de su creador no son demasiado grandes salvo que ofrecer un pasatiempo más al mundo.

  • Un pasatiempo con el que precisamente el Times está teniendo mucho éxito con un modelo de suscripción que incluye juegos como Spelling Bee.

En cualquier caso, el balance general es el mismo de siempre con este tipo de fenómenos. Algunos lo aman y otros, simplemente, lo detestan:


En otro orden de cosas, este lunes estaré en directo en Twitch a partir de las 21:00 hora peninsular española para recuperar el Viernes Cinéfago que no pude hacer esta semana y volver con Lunes por el mundo con todas las novedades de política internacional.

Share

Hasta el lunes,