🗳 La batalla generacional por el futuro del acceso al voto

Y también, memes de perretes violentos y unos GRAMMYs memorables.

  
0:00
-29:56

17 de marzo | Nueva York

Hola, maricoper. Déjame votar.

El podcast de La Wikly también está disponible en iTunesSpotifyiVoox.

  • Añade el podcast a tu plataforma favorita haciendo click en el botón “Listen in podcast app” que aparece justo debajo del reproductor.

Si te haces suscriptor premium, recibirás dos newsletters extra. Los viernes, el maricóctel, una serie de enlaces recomendados para ponerte al día de algún tema destacado. Y los lunes, el maricoffee, un podcast y un repaso de cuatro titulares para empezar la semana bien informado (y un test de actualidad para ponerte a prueba). ¡Y tendrás acceso a nuestra comunidad de Discord!

Leer esta newsletter te llevará 19 minutos y 14 segundos.

Gracias por tanto, Ayuso. Bienvenido a La Wikly.


🗳 La lucha por el voto

Lo importante: Demócratas y republicanos se enfrentan estos días en una conflagración política sobre el acceso al voto que se está disputando a dos niveles diferentes: en los estados y en Washington D.C.

  • Los republicanos, a través de su control en muchas de las cámaras legislativas estatales más importantes del país, están aprobando medidas para restringir el acceso al voto a un ritmo vertiginoso.

    • A los ejemplos en Georgia, Arizona, Wisconsin y Florida se suma esta semana Texas, uno de los estados más poblados y que mejores dividendos podría darle a los republicanos en las elecciones de medio mandato de 2022.

      • Ya adelantamos hace meses que las acusaciones de fraude electoral servirían para justificar todos estos proyectos de ley.

  • Los demócratas, a través de su control de los poderes legislativo y ejecutivo en Washington D.C., ya han aprobado en la cámara baja una ambiciosa ley federal que amplía el acceso al voto. Pero tiene previsto estamparse en el Senado.

    • La Ley por la Gente, o HR1, incluye una serie de medidas que prometen transformar el panorama electoral en todo Estados Unidos y acercarlo a sistemas con voto más accesible como en gran parte de Europa.

El resumen general es que los republicanos quieren limitar el acceso al voto porque creen que una mayor participación les perjudica, aunque hay estudios contradictorios al respecto. Los demócratas piensan exactamente al contrario.

  • ¿Pero de qué lado estarías? ¿De quien quiere limitar el voto porque le perjudica que vote más gente o de quien quiere ampliarlo porque le beneficia que vote más gente?

    • Y no, el argumento del fraude electoral vale hasta cierto límite. La mala fe de los republicanos en este terreno tiene un solo propósito: seguir controlando el país pese a estar en la minoría popular.

En esta newsletter, queremos repasar las principales medidas propuestas en la HR1, las implicaciones que tienen a nivel político y cuáles son los argumentos republicanos en contra de algunas de esas iniciativas.

Qué incluye la HR1

El instituto progresista Brennan Center for Justice publicó un detallado análisis de las nuevas regulaciones que incluye la llamada “Ley para la Gente” o HR1, de los cuales pueden destacarse los siguientes:

Derechos de acceso al voto

  • Registro automático de votantes que consten en los registros públicos de agencias gubernamentales, a menos que expresamente declinen dicho registro. Actualmente, este sistema lo usan 18 estados y D.C.

    • A diferencia de países como España, en EEUU no existe un carné de identidad nacional y no todo el mundo está incluido en esas bases de registro, con lo que tienen que seguir procesos a veces pesados para poder votar.

    • Muchas veces, la burocracia dificulta que los votantes se puedan registrar para votar o que actualicen su información a tiempo antes de que las juntas electorales los borren del sistema y no puedan votar el día de las elecciones.

      • Las llamadas purgas de votantes para eliminar a gente que, por ejemplo, se ha mudado recientemente y no ha actualizado sus datos.

  • Registro de votantes hasta el mismo día de las elecciones, lo que permite hacer frente a errores del sistema de registro, ciberataques y purgas de datos erróneas que pueden dejar a potenciales votantes sin opciones el día de las elecciones.

  • Permitir el preregistro de menores de 16 y 17 años para poder votar en cuanto cumplan los 18 años.

  • Establecimiento de requisitos mínimos comunes para el voto temprano, obligando a todos los estados a disponer de un plazo mínimo de dos semanas (fines de semanas incluidos), durante al menos diez horas al día, para poder votar por esta vía.

  • Restauración del derecho a voto de exconvictos una vez hayan visto cumplidas sus condenas.

    • Es un asunto polémico en estados como Florida, donde se aprobó por referéndum que así fuera y luego los republicanos pusieron obstáculos para impedir que cientos de miles de exconvictos se vieran obligados a pagar deudas antes de poder votar.

Seguridad de las elecciones:

  • Promoción de la verificación del voto en papel para evitar posibles efectos adversos que pudieran derivarse de hackeos en las máquinas de votación.

    • Si hay un registro en papel, se hace imposible argumentar que se ha producido fraude electrónico como pasó en algunos estados durante las pasadas elecciones.

Financiación de campaña

  • Aumento de las restricciones y los controles de las super PACs, limitando la financiación de estos grupos que tiene prohibido coordinarse con los candidatos.

    • Ahora, las super PACs no se ven sujetas a límite alguno de financiación por su carácter nominalmente “independiente” debido a la decisión judicial del caso Citizens United v. Federal Election Commission en 2010.

      • Pretty Big Deal.

Estatalidad de D.C.

Convertir al Distrito de Columbia en estado se traduciría en dos nuevos senadores y un nuevo congresista probablemente demócratas, reduciendo la parcialidad rural (y por tanto republicana) de las cámaras, especialmente el Senado.

  • El HR1 introduce evidencias a favor de conceder la condición de estado al Distrito de Columbia, entre otras:

    • Que sus ciudadanos tienen que cumplir con las obligaciones de la ciudadanía estadounidense pero sin tener los mismos derechos.

    • Que D.C. es más grande que otros dos estados y contribuye más en impuestos per cápita que cualquier otro estado del país.

  • Todo ello permitiría al Congreso crear un nuevo estado a partir del área que actualmente ocupa el distrito, a la vez que mantendría el estatus federal de gobierno de las áreas ocupadas por el complejo del Capitolio, la Casa Blanca, el National Mall y otros edificios y dependencias federales.

Lucha contra el gerrymandering

El gerrymandering es el proceso por el cual se dibujan distritos electorales para beneficiar electoralmente al partido que hace esos dibujos. Como los mapas se rehacen cada 10 años, el partido que controla las cámaras legislativas de un estado tiene poder para usar el gerrymandering a su favor y perpetuar su poder. Por tanto:

  • Obligación de los estados de establecer comisiones de redistribución de distritos que sean independientes, no formadas por los legisladores estatales.

    • Como ya hacen otros estados, deberán incluir a un número equivalente de demócratas, republicanos e independientes, cuyo apoyo conjunto será necesario para delimitar y aprobar nuevos distritos.

      • Los miembros de estas comisiones deberán ser también representativos de la composición demográfica y geográfica del estado en cuestión.

  • Prohibición de que cualquier mapa de redistribución de distritos que tenga la intención de “favorecer o desfavorecer injustamente” a un partido político sobre otro.

    • (Esta parte de la ley ha sido criticada por demasiado ambigua).

  • Promover que el proceso de redistribución de distritos sea transparente y participativo, con reuniones, audiencias públicas y otras oportunidades del público para revisar, comentar e impugnar los mapas propuestos y proponer, en su caso, alternativas.

Declaraciones de impuestos presidenciales

  • Obligación para los presidentes y vicepresidentes en ejercicio, así como a los candidatos oficiales de los partidos a dichos cargos, de publicar sus declaraciones de impuestos personales y las de los negocios que puedan poseer en propiedad.

    • Algo que Trump nunca quiso hacer pese a que todos sus predecesores recientes sí lo hicieron.

Argumentos en contra de HR1

Una encuesta de Data for Progress mostraba que la Ley por la Gente tiene un amplio apoyo público. Más de dos tercios de los votantes probables (68 por ciento) dijeron que respaldarían la propuesta. Solo el 16 por ciento dijo que se opondría.

  • El apoyo también trascendió líneas partidistas. El 70 por ciento de los votantes demócratas, el 68 por ciento de los independientes o de terceros y el 57 por ciento de los republicanos habrían expresado su aprobación por el proyecto de ley.

Sin embargo, la ley no recibió apoyo republicano alguno durante su votación en la Cámara de Representantes. De hecho, hay una fuerte militancia en contra de esta iniciativa por los siguientes motivos.

Recorte de facultades estatales: que los Estados pierdan la facultad de legislar a gusto sobre régimen electoral parece ser el principal argumento en contra de la HR1. Es entendible, considerando que la autonomía estatal es uno de los pilares básicos sobre los que se asienta la democracia estadounidense.

  • Según los defensores de esta postura, la nueva legislación se cargaría los sistemas electorales “cuidadosamente diseñados” en cada estado para amparar las necesidades de sus habitantes teniendo en cuenta cada contexto particular.

    • Y también gran parte del trabajo de las leyes electorales federales aprobadas con un amplio apoyo bipartidista en 1993 y 2002.

Alegato de inconstitucionalidad: Ken Cuccinelli, republicano exsubsecretario de Seguridad Nacional, tuiteó “varios” de los problemas constitucionales de la HR1.

  • En el apartado que reforma el proceso de redistribución distrital, se dispone que el trazado de mapas congresionales debe estar a cargo de una comisión independiente, en lugar de en las legislaturas estatales.

    • Quien quiera ser miembro de tales comisiones debe especificar si cuenta con “cualquier participación o apoyo financiero de organizaciones o causas profesionales, sociales, políticas, religiosas o comunitarias”.

      • Es decir, la ley podría estar sugiriendo que las afiliaciones religiosas afectan a la capacidad de un individuo para ser imparcial y que, por tanto, no debería ser elegible para servir en la comisión.

        • Lo cual podría ser discriminatorio e inconstitucional.

  • Cuccinelli, además, está liderando una iniciativa de Transparencia Electoral para "actuar rápidamente para derrotar los esfuerzos de los demócratas en Washington para federalizar las leyes electorales a través de HR1".

Excedentes a la competencia del Congreso: la HR1 incluye la anulación de las restricciones del derecho a voto para delincuentes en elecciones federales.

  • Podría ser considerado como exceso en tanto que el Congreso tiene facultad para legislar respecto del proceso de voto —es decir, el cómo—, pero no sobre el quién pueden ejercer tal derecho. Por otro lado, se argumenta que:

    • La Decimocuarta Enmienda permite expresamente que los delincuentes sean privados de sus derechos, según sostuvo la Corte Suprema en 1974.

Creación de un órgano “partidizable”: La Comisión Federal de Elecciones que dispone la HR1 como órgano que cumpliría funciones de control y supervisión del proceso electoral en todo el país representa para muchos republicanos la puerta mediante la cual los demócratas se harían con el control total de las elecciones.

  • Mitch McConnell, líder de la minoría republicana en el Senado, dijo que el proyecto de ley permitiría a los demócratas "tomar un poder sin precedentes sobre cómo Estados Unidos conduce sus elecciones y cómo los ciudadanos estadounidenses pueden participar en el discurso político".

The Heritage Foundation, una fundación que promueve políticas públicas de corte conservador, ha redactado un informe señalando todas las falencias de la ley. Sostiene que la HR1 pretende, entre otras cosas:

  • Dañar la participación de los votantes al implementar 15 días de votación anticipada.

    • Auspiciar el voto tan anticipado resultaría perjudicial porque quienes votan temprano no tienen la misma información que los que votan el día de las elecciones.

  • Obligar a votar por correo sin culpa, “la herramienta preferida por los ladrones de votos”.

    • Al liberar restricciones para el voto por correo mediante la prohibición del requisito de firma de testigos, la certificación notarial para las papeletas de voto en ausencia o la obligación a los estados a aceptar las papeletas de voto en ausencia recibidas hasta 10 días después del día de las elecciones, se favorecerían prácticas fraudulentas de manipulación de votos.

  • Ampliar la regulación y la censura gubernamental de las campañas, la actividad política y el discurso,  incluido el discurso en línea.

    • El apartado que regula los aspectos de campaña electoral, como especificar el origen de las contribuciones de campaña, impondría onerosas cargas y costos de cumplimiento legal y administrativo a candidatos, ciudadanos, grupos cívicos, sindicatos, corporaciones y organizaciones sin ánimo de lucro.

      • Y muchas de estas disposiciones, como los requisitos de divulgación para organizaciones sin ánimo de lucro, podrían someter a sus miembros y donantes a “intimidación y acoso”.

Además del rotundo “no” republicano durante la votación del proyecto en la Cámara de Representantes, hubo un congresista demócrata que votó en contra. Fue el congresista Bennie Thompson (Mississippi), que aclaró que el motivo de su voto es que sus electores se manifestaron en contra de la reforma.

Conclusiones

La clave: las leyes que los republicanos están promoviendo en multitud de estados, así como el gerrymandering que usarán en lugares como Texas y Georgia para perpetuar su poder, prometen dejar tiritando a los demócratas en 2022 (y más allá).

Por eso la HR1 se establece como una prioridad para el partido demócrata, pues ven al gobierno federal como su única vía para limitar los excesos republicanos en los estados de cara a las próximas elecciones de medio mandato.

  • En su camino se interpone el filibuster del Senado que explicamos aquí y que solo los senadores demócratas Joe Manchin y Kyrsten Sinema están protegiendo.

Todo esto no significa que algunas críticas republicanas sobre las licencias que se toman los demócratas con la HR1 estén faltas de razón, y de ahí que las hayamos expuesto en esta newsletter.

  • (Creednos cuando os decimos que no ha sido fácil encontrar buenos artículos de análisis que critiquen con criterio las principales medidas propuestas en la HR1).

La necesidad de un régimen electoral federal que regule de forma unificada los criterios de elección de funcionarios federales es innegable. Lo hemos visto en las últimas elecciones con multitud de estados envueltos en caos electoral.

  • Sin embargo, la HR1 legisla en muchos otros aspectos y traería consecuencias que afectan a la normativa vigente en todos los estados, no sólo en la elección de cargos federales.

Pero el debate ilustra por qué las batallas políticas del país se disputan a varios niveles distintos y cómo las pequeñas victorias de estos meses pueden tener implicaciones trascendentales en el futuro político del país en las generaciones venideras.

¿Desea saber más? Cada medida tiene su propia historia, pero si os quedáis con ganas de más siempre podéis leer al progresista Stephen Wolf, un genio en materia de acceso al voto cuyos artículos en The Daily Kos son servicio público al máximo nivel para conocer las constantes afrentas republicanas contra el acceso al voto.


🎬 Una recomendación

Con la colaboración de Filmin.

No de Pablo Larraín es uno de los títulos de cine político más memorables que recuerdo de mis tiempos cubriendo festivales de cine. El director chileno se ha convertido en toda una institución del cine de autor con títulos producidos en casa como la contundente El club y o en Estados Unidos como la angustiosa Jackie. Y vamos a seguir escuchando mucho su nombre con el cercano estreno de Spencer, su biopic sobre Diana de Gales que está rodándose en estos momentos y que verá a Kristen Stewart ponerse en la piel de la princesa.

Larraín es un maestro en lo formal. En No, se valió de cámaras poco tradicionales para transportarnos al Chile de la era Pinochet y contar la campaña de plebiscito que pretendía acabar con el alargado mandato del dictador. La película se centra en la innovadora campaña de marketing con la que la oposición intentó convencer a la ciudadanía que el tiempo de Pinochet en el poder había llegado a su fin.

La campaña electoral logró récords en el registro de nuevos votantes pese a la histórica represión ejercida en algunas regiones por el gobierno, lo cual demuestra cómo querer reprimir el voto puede crear el efecto contrario al pretendido. Es una lección fácilmente extrapolable a estados como Georgia. Y el mayor logro de Larraín es sin duda transmitir el miedo a esa represión, sea oculta o abiertamente violenta, hasta casi el final de la película.

Aunque el verdadero logro de No es contagiarte de buenrollismo con la canción de Chile, la alegría ya viene que estarás tarareando durante días.


🤓 Qué están leyendo en…

Washington D.C.: ‘Tom Hanks, la NBA y el Día de la Verdad en Estados Unidos: una historia oral’ por la redacción de BuzzFeed News. (en inglés; 1 hora y 15 minutos).

Desde ya icónica crónica del 11 de marzo de 2020 que repasa los acontecimientos que en un solo día cambiaron la percepción que se tenía en Estados Unidos sobre la pandemia de COVID-19. El reportaje de BuzzFeed News incluye entrevistas con más de 60 personas, incluyendo a Anthony Fauci y Chet Hanks, hijo del actor, así como una cronología de las fatídicas horas de aquella jornada desgraciadamente inolvidable. Sigue siendo bastante flipante que en un solo día pasaran tantas cosas, pero fue así de dramático y leerlo ahora es a la vez peliculero y traumático. Una lectura imprescindible… para cuando estés preparado.

Silicon Valley: ‘Exdirectivos inmobiliarios de Amazon Web Services, acusados de llevarse millones en comisiones ilegales, desafían los motivos de Amazon en torno a una investigación del FBI’ por Levi Pulkkinen en GeekWire. (en inglés; 20 minutos).

Sí, lo sé: Emilio, wtf, qué titular tan random. Bueno, una vez a la larga sale una de esas noticias que parecen pequeñas cuando en realidad esconden una saga ambiciosa de chantajes, poderosos y agencias de inteligencia que da para miniserie de Netflix. Es el caso de esta crónica de GeekWire de la que esta semana se estaban haciendo eco cabeceras como Bloomberg por lo enrevesado del asunto. El resumen es algo así como que Amazon logró que el FBI se pusiera a investigar bien rápido un supuesto soborno llevado a cabo por unos directivos inmobiliarios de la división de almacenamiento en la nube de la compañía, Amazon Web Services. La historia incluye emails anónimos, casos judiciales en varios estados y una segunda parte que mete también en el meollo a la esposa de uno de los implicados (y su startup de coworking para mujeres). Todo bastante tremendo y con la promesa de que habrá nuevos capítulos a la vuelta de la esquina.

Hollywood: ‘30 grandes películas rechazadas por los Oscars 2021’ por Zach Sharf en IndieWire. (en inglés; 19 minutos).

Las nominaciones de los Oscars 2021 fueron motivo de celebración para compañías tecnológicas como Amazon o Netflix que solo llevan unos años produciendo películas, amén de las 10 nominaciones de Mank, pero igual de importantes son los títulos de los que la Academia se olvidó este año. La web IndieWire, a todas luces la más importante de los medios hollywoodienses a la hora de poner el foco en el cine independiente de Estados Unidos, hace un gran repaso de los títulos ignorados en esta edición. No he visto la mayoría, pero es la típica lista que merece la pena guardar para los deberes pendientes de los próximos meses. Tres que sí he visto y me han encantado: Never Rarely Sometimes Always, The Assistant y Palm Springs. Las dos últimas están en Filmin.

🤩 Unos vídeos para flipar con los GRAMMYs

Dua Lipa lideró una de las mejores actuaciones de la gala de los premios GRAMMYs del pasado domingo con una actuación que junto sus canciones ‘Levitating’ y ‘Don’t Start Now’. Pese a no ganar ninguno de los galardones gordos, la británica sí consiguió llevarse el GRAMMY al Mejor Álbum Pop Vocal. La otra gran favorita de la noche, Taylor Swift, se coronó con su tercer galardón al Mejor Álbum del Año por el aclamado (y genial) ‘folklore’.

Este lunes, hablé de los GRAMMYs en un directo de Twitch en el que repasé los galardones más importantes y analicé el significado de los momentos más destacados de la ceremonia. Mi conclusión es que la mejor performance de la noche fue la de DaBaby al ritmo de ‘Rockstar’, aunque fue en general una gala repleta de momentos espectaculares. La tenéis entera y en buena definición en Rolling Stone, aunque aquí podéis haceros una idea aproximada de lo mucho que moló gracias a las señoras juezas que el rapero tenía detrás:


😆 Quitándole la gracia

Cómo de rápido te matarán estos perros es un meme que se ha hecho especialmente popular en TikTok en las últimas semanas. Nace de un TikTok en el que el usuario bobby_0714 comparte una serie de fotografías de perros con habilidades suficientes como para despedazarte bien rapidito.

Malinois, en cuestión de segundos.

American Akita, en unos tres minutos.

Días después, un usuario llamado Real Dajakey publicó otro vídeo en el que parodiaba el original con un selfie de su inofensivo perro Zeke y el texto:

Zeke, con el tiempo.

El TikTok generó multitud de respuestas similares en las que otros perros adorables aparecían junto a frases como Brody, lo intentará lo mejor que pueda o Jerry, se lo pensará. La recopilación de arriba tiene muy buenos ejemplos y junta las risas de un meme con lo cuqui de los perretes. Win-win.

Y en vídeos e imágenes que te alegrarán el día:

Hasta la semana que viene,