La Wikly de Emilio Dom茅nech
La Wikly
馃捀 C贸mo millones de ciudadanos est谩n al borde del precipicio en EEUU
2
1脳
0:00
-25:15

馃捀 C贸mo millones de ciudadanos est谩n al borde del precipicio en EEUU

2

26 de agosto | Nueva York

Hola, charlie. A qu茅 se enfrenta realmente Estados Unidos a nivel econ贸mico y por qu茅 JoJo Siwa vende tantos juguetes.

El podcast de La Wikly聽tambi茅n est谩 disponible en聽iTunes,聽Spotify y聽iVoox. Puedes a帽adir el podcast de hoy a tu plataforma favorita haciendo click en el bot贸n 鈥淟isten in podcast app鈥 que aparece justo debajo del reproductor de ah铆 arriba. Con eso ya deber铆as recibir todas las actualizaciones.

Este mi茅rcoles, La Wikly Premium incluye un podcast especial en el que hago un an谩lisis sobre lo que los dem贸cratas contaron en su convenci贸n dem贸crata. Lo tienes aqu铆.

La Wikly Premium es el complemento perfecto a esta newsletter y te permite apoyar mi trabajo por 5鈧 al mes. Ahora tambi茅n tenemos servidor de Discord donde m谩s de 200 personas estamos todos los d铆as hablando sobre pol铆tica, cine, series y memes, por supuesto:

Suscr铆bete ahora

Leer esta newsletter te llevar谩聽10 minutos y 30 segundos.

No sab铆a que pod铆a sufrir arcadas y morirme de risa todo al mismo tiempo. Bienvenido a La Wikly.

Si no est谩s suscrito, hazlo aqu铆


漏聽Billie Grace Ward (Flickr)

馃捀 La realidad econ贸mica de EEUU

Lo importante: Con los pol铆ticos de la Casa Blanca y el Capitolio siendo incapaces de llegar a un acuerdo, millones de estadounidenses se enfrentan a meses de incertidumbre: alquileres dif铆cilmente asumibles, presupuesto limitado para comida y deudas que se acumulan.

  • The Washington Post public贸 este domingo un reportaje sobre el desolador panorama econ贸mico de la poblaci贸n estadounidense y la falta de respuestas por parte de su clase pol铆tica.

Qu茅 est谩 pasando. A primeros de agosto, m谩s de 28 millones de personas segu铆an recibiendo prestaciones al desempleo, aunque sin la ayuda extra de 600 d贸lares a la semana que hasta hace un mes proporcionaba el gobierno federal.

  • Recuerda que el Capitolio y la Casa Blanca aprobaron un paquete de est铆mulo, la CARES Act, que aportaba 600 d贸lares extra a la semana a lo que los estados ya dan por s铆 mismos a sus ciudadanos desempleados. Por ejemplo:

    • Pre-Covid: tengo un trabajo en Manhattan en el que cobro 3.000 d贸lares al mes.

      • Y comparto piso en Harlem por el que pago 1.200 d贸lares al mes (y da gracias).

    • 20 de marzo: empieza el confinamiento en Nueva York y me quedo en el paro.

      • Pido prestaciones al desempleo y el estado me empieza a dar 350 d贸lares a la semana, una cifra acorde a mi salario previo.

    • 27 de marzo: Trump firma la CARES Act y el gobierno federal empieza a aportar 600 d贸lares extra a la semana.

      • Es decir, paso a cobrar 3.800 d贸lares al mes por el paro. 800 d贸lares m谩s que antes de que llegara la pandemia.

    • Finales de julio: se acaban los 600 d贸lares a la semana que da el gobierno federal y paso a cobrar solo los 350 d贸lares a la semana que da el estado.

      • En total: 1.400 d贸lares al mes.

      • Repito: mi alquiler es de 1.200 d贸lares al mes.

    • Septiembre: qui茅n co帽o sabe qu茅 voy a hacer con mi vida.

El ejemplo que he puesto no es en absoluto extremo y simplifica mucho la situaci贸n. Cada estado tiene unos precios de vivienda, una calidad de vida y unas prestaciones diferentes.

  • No es lo mismo vivir en Boston, Massachusetts, donde las ayudas al desempleo para una persona pueden llegar a los 823 d贸lares a la semana; que hacerlo en Louisiana, donde el l铆mite de esas prestaciones es de 247 d贸lares a la semana.

    • Suerte para encontrar un estudio en alquiler en Boston por menos de 1.200 d贸lares al mes.

Pero los c谩lculos ayudan a poner cifras a la situaci贸n por la que pasan millones de estadounidenses que ahora ven el precipicio m谩s cerca que nunca porque las cuentas no salen, como bien se帽alan varias personas en este art铆culo de The New York Times o en este otro de The Washington Post.

  • En reportajes como el del Times tambi茅n se incluyen a personas en el paro que durante la pandemia ganaban m谩s que antes porque las ayudas potenciadas al desempleo eran superiores a sus salarios previos.

    • Lo cual quiz谩 habla peor de las condiciones salariales de la clase media que de los posibles excesos de las prestaciones potenciadas aprobadas con la CARES Act.

      • (Pocos se pueden permitir decir que no a un trabajo, por mucho que cobren m谩s qued谩ndose en el paro. Ese trabajo podr铆a no estar esper谩ndoles en unas semanas).

    • Ni qu茅 decir que la falta de ayudas al desempleo tambi茅n est谩 teniendo consecuencias en los gastos de los consumidores, lo que a su vez podr铆a tener implicaciones desastrosas en la econom铆a:

Y ahora qu茅. Trump firm贸 hace un par de semanas unas ayudas federales al desempleo que ya se han aprobado en una treintena de estados, incluido Nueva York, con lo que millones de ciudadanos empezar谩n a recibir 300 d贸lares extra a la semana 鈥攁dem谩s de lo que ya reciben de sus respectivos estados.

  • La medida era pol茅mica porque la administraci贸n de Trump parec铆a que iba a exigir a los estados aportar 100 d贸lares a la semana por encima de los 300 que pon铆a el gobierno federal, algo que muchos estados no se pod铆an permitir.

    • Pero al final se han retractado de esa exigencia.

Las tiritas de Trump est谩n lejos de ser la soluci贸n a todos los problemas. Algunos de los datos que menciona el art铆culo del Post al que refer铆a al principio ilustran lo que se le viene encima al pa铆s:

  • M谩s del 40 por ciento de negros y latinos viviendo en casas de alquiler dijeron el pasado julio que se ve铆an con poca o ninguna confianza de poder pagar el siguiente mes de alquiler, seg煤n una encuesta de la Agencia del Censo Estadounidense.

    • Y entre blancos, el 21 por ciento dec铆a lo mismo hace meses, seg煤n un an谩lisis del Urban Institute con datos recogidos entre finales de mayo y primeros de junio.

  • Se prev茅n m谩s de 40 millones de desahucios de aqu铆 a finales de a帽o, seg煤n la Coalici贸n Nacional de Viviendas de Bajos Recursos.

  • Un 22 por ciento de la poblaci贸n estadounidense tiene inseguridad alimentaria desde que empez贸 la pandemia, seg煤n un informe del pasado abril del Hamilton Project.

    • Esa cifra se dispara por encima del 40 por ciento entre madres con hijos de 12 a帽os o m谩s peque帽os.

      • Y s铆, esos datos son de ABRIL.

  • Un 33 por ciento de los trabajadores suspendidos al inicio de la pandemia ya no ten铆an trabajo llegado el mes de julio, seg煤n la firma Gusto.

    • Y mirad esta gr谩fica del Post sobre la p茅rdida de permanente de empleos en comparaci贸n a la recesi贸n econ贸mica desencadenada por la crisis de 2008:

Wall Street vs. Main Street. Todo esto se compara con las incre铆bles cifras que llegan desde la bolsa, donde la econom铆a sigue al alza y la desconexi贸n entre la clase financiera y el resto de los mortales se hace cada vez m谩s evidente.

  • Este dato de The Wall Street Journal: el 10 por ciento de los estadounidenses m谩s ricos cuentan con el 87 por ciento de las acciones en circulaci贸n.

    • El 50 por ciento por la cola no tiene ni siquiera el 1 por ciento del total de las acciones en circulaci贸n.

鈥淟a clase media ha quedado esencialmente fuera de la subida en la bolsa. Los ricos han despegado y se han alejado del resto de la sociedad. Se han convertido en un reducto en s铆 mismos鈥. 鈥 Edward Wolf, catedr谩tico de econom铆a de New York University.

El panorama, ya digo, es una mierda. Y los pol铆ticos siguen empe帽ados en hablar de la agencia postal y Antifa e ignorar los problemas de bolsillo a los que se enfrentan millones de ciudadanos ahora y en cuesti贸n de d铆as y/o semanas.

驴Desea saber m谩s? Los art铆culos que he enlazado dan una perspectiva bastante completa de los problemas. Y el Times tiene un buen repaso de c贸mo se va a aplicar la nueva ayuda federal al desempleo de 300 d贸lares.


馃 Qu茅 est谩n leyendo en鈥

Washington D.C.: 鈥楲as 鈥榤adres furiosas鈥 con las que cuentan los dem贸cratas鈥, por Lisa Lerer y Jennifer Medina en The New York Times (en ingl茅s; 9 minutos).

Entre el verano de protestas contra la violencia policial y una gesti贸n del coronavirus que ha dejado una econom铆a tiritando y muchos colegios cerrados, los dem贸cratas esperan que un tipo de votante en particular les ayude a ganar en noviembre: las 鈥榤adres furiosas鈥. Hartas de ser 鈥榩rofesoras, cuidadoras, empleadas y madres鈥 al mismo tiempo, estas mujeres son el demogr谩fico cuya participaci贸n, en un amplio tramo del espectro pol铆tico, podr铆a hacerles la vida m谩s f谩cil a los dem贸cratas en los estados bisagra, especialmente en los suburbs de clase media-alta cercanos a las urbes.

Silicon Valley: 鈥楥贸mo 鈥楽alvad a los ni帽os鈥 se convirti贸 en un timo conspiranoico鈥, por Eddie Kim en MEL Magazine (en ingl茅s; 10 minutos).

Este pasado fin de semana, seguidores de la teor铆a de la conspiraci贸n QAnon lograron que miles de personas en todo Estados Unidos (y otras partes del mundo como Londres) se echaran a la calle a denunciar el tr谩fico sexual de menores. Las manifestaciones se organizaron en grupo de Facebook y otros foros de internet con el t铆tulo #SavetheChildren (y otros derivados) que en realidad son solo la careta tras la que se esconde el fen贸meno disparatado de QAnon, ese por el cual miembros de las 茅lites de la cultura y la pol铆tica tienen un cabal sat谩nico con el que trafican con ni帽os. El art铆culo de Kim explica bien c贸mo hashtags aparentemente bienintencionados pueden guiar a personas de verdad preocupadas por el tr谩fico de menores hasta teor铆as de la conspiraci贸n de las que luego es dif铆cil sacarles.

Hollywood: 鈥楲a industria de la televisi贸n nunca se recuperar谩 del coronavirus鈥 por Lucas Shaw en聽Bloomberg聽(en ingl茅s; 4 minutos)

Los art铆culos apocal铆pticos sobre Hollywood siguen llegando a mi bandeja de entrada semana a semana. En el caso del de Shaw, se trata de un vistazo a las pesimistas cifras de ventas publicitarias de las cadenas de televisi贸n tradicionales. Se habla mucho de c贸mo el coronavirus ha acelerado la transformaci贸n de algunas industrias, pero cuesta pensar en muchas otras que vayan a vivir tantos cambios (y tan r谩pidos) como Hollywood en los pr贸ximos meses. La adaptaci贸n de los estudios a tan duro momento ser谩 fascinante de ver. La p茅rdida de empleos, menos.


馃槅 Quit谩ndole聽la聽gracia

Netflix se meti贸 en un l铆o merecido la semana pasada con la publicaci贸n del cartel promocional de Cuties [en espa帽ol, Guapis], una pel铆cula francesa sobre una ni帽a de 11 a帽os que se encuentra entre dos mundos: los valores tradicionales de su familia musulmana de origen senegal茅s o la cultura de internet y la hipersexualizaci贸n de las j贸venes que promueve el grupo de baile en el que participa una vecina de su edad.

Sin venir a cuento, Netflix decidi贸, a diferencia de la distribuidora francesa (primera imagen), que el filme deb铆a tener este p贸ster (segunda imagen):

Lo s茅. Infame. Desde Netflix ya se han retractado y han pedido disculpas tras el cabreo generalizado de las redes. Por supuesto, la derecha ha aprovechado para culpar del marr贸n a la izquierda libertina que supuestamente representan Netflix, Hollywood y los dem贸cratas. Pero siempre nos quedar谩n los memes:

Btw, Leonardo DiCaprio SIGUE pet谩ndolo en Reddit. Ya van tres semanas consecutivas. Miren, miren:

Y en v铆deos e im谩genes que te alegrar谩n el d铆a:


馃ぉ Un v铆deo para entender a JoJo

JoJo Siwa es un icono de la generaci贸n Z en Estados Unidos. Imagino que la reconocer谩s por alg煤n meme o v铆deo viral, pero quiz谩 desconozcas que junto a la cadena infantil Nickelodeon ha montado un aut茅ntico imperio en torno a su nombre con canciones, actuaciones en vivo, juguetes, maquillaje, merchandising y montones de otros productos. Seg煤n desvela ella misma en esta entrevista con James Charles, otro de los youtubers m谩s famosos del momento, JoJo Siwa es una marca valorada en m谩s de 1.000 millones de d贸lares. Una locura, vaya.

Creo que la entrevista acerca al personaje en formas que no lo hacen los v铆deos de su canal, donde adem谩s habla A TODA pastilla y a veces es dif铆cil seguirle el ritmo. Y creo que de paso tambi茅n sabr谩s apreciar por qu茅 Charles tiene tanto 茅xito. Coge a personajes clave de la cultura de internet y debate con ellos sobre c贸mo es vivir dentro de esa burbuja. Y viendo el dinero que generan, no viene mal tener m谩s informaci贸n del que estoy seguro es un mundo extraterrestre para muchos de los lectores de esta newsletter.


馃憢 Y para terminar...

Una recomendaci贸n.聽No he puesto ninguna serie al d铆a porque estoy empezando Friends, que sorprendentemente nunca he visto salvo que por algunos episodios sueltos. La que s铆 he terminado es la serie alemana de viajes en el tiempo Dark, de Netflix. Creo que la historia de amor en el centro tiene mucha m谩s fuerza que el resto del enrevesado argumento, y por eso la segunda temporada es superior a la tercera y 煤ltima que tanto me ha costado terminar. 驴Alguna recomendaci贸n sobre qu茅 ver ahora? Puedes responder directamente a este email.

Hasta la semana que viene.

2 Comentarios
La Wikly de Emilio Dom茅nech
La Wikly
Las ideas de pol铆tica, cultura y tecnolog铆a que mueven el mundo. Con podcast.