Qué es La Wikly

La Wikly es una newsletter bisemanal escrita por mí, Emilio Doménech, y mi equipo de colaboradores (Anita Pereyra y Mario Castroviejo) en la que indagamos en la actualidad desde cuatro focos: la política y las intrigas de Washington D.C., la cultura y el glamour de Hollywood, la innovación y la tecnología de Silicon Valley y la geopolítica internacional del planeta Tierra. Todo, contado desde el centro del mundo: la Nueva York de los poderosos y de Wall Street.

La Wikly es una publicación gratuita y sin publicidad. La mejor forma de apoyar estre proyecto es compartiéndola con tus amigos o suscribiéndote a nuestra versión premium:

Suscríbete con Premium

La Wikly Premium

La Wikly también tiene una versión premium para los más adictos a la actualidad estadounidense y que no solo quieren recibir información, sino participar en debates constantes sobre lo que sucede en la mayor potencia del mundo. Esto es lo que incluye La Wikly Premium:

  • Cada lunes, el maricoffee, un podcast y tres titulares rápidos para empezar la semana bien informado.

  • Cada martes, miércoles y jueves, un podcast, una columna de actualidad y dos titulares rápidos para ponerte al día.

  • Cada viernes, el buque insignia de La Wikly: un podcast y un artículo explicativo de actualidad.

    • Y como extra, una recomendación cinéfaga, un vídeo para estar al día de la cultura pop y una sección con el mejor meme de la semana.

  • Acceso a la comunidad privada de Maricopa Land en Discord donde cientos de suscriptores participan en canales de texto y voz, debaten sobre la actualidad o quedan para jugar y estudiar.

    • Y como extra, eventos exclusivos como charlas en directo con invitados especiales.

  • Poder escribir en las secciones de comentarios de La Wikly y acceder al archivo con todas las publicaciones de la newsletter desde su creación.

Manténte al día

Todos los números de La Wikly irán directos a tu bandeja de correo electrónico todos los miércoles, y los lunes y viernes si eres premium, así que no tienes por qué preocuparte de nada.