✨ Llega Disney+, la gran apuesta de Bob Iger

... y también: la posible entrada de Michael Bloomberg y Deval Patrick en la carrera.

11 de noviembre | Nueva York

Actualización. Cada día estamos más cerca de los 1.000 suscriptores. Recordad que el objetivo es llegar a la marca de los 1.500 para empezar a lanzar newsletters especiales sobre noticias de última hora explicadas de forma concisa y divertida. Y con algún TikTok para alegraros el día, por supuesto. Este nuevo botón hará más fácil que podáis compartir la newsletter con quien queráis:

Share La Wikly


Hola a todos. Ya he probado el Disney+ de Bob Iger y Michael Bloomberg está considerando entrar en la carrera presidencial.

Leer esta newsletter te llevará 14 minutos y 30 segundos.

Nunca pensé que llegaría a alegrarme tanto de ver a alguien pudrirse en tierra de nadie administrativa. Bienvenido a La Wikly.

Si no estás suscrito, hazlo aquí


✨ Hola, Disney+

Lo importante: Este martes, Disney+ desembarcó en Estados Unidos, Canadá y Holanda. La plataforma representa la entrada de The Walt Disney Company en las guerras del streaming.

Te la juegas, Iger. Disney+ también es la gran apuesta de su consejero delegado, Bob Iger, después de una década plagada de éxitos en las salas de cine, los parques temáticos y las tiendas de juguetes. Él es la persona que lideró las compras de Pixar, Marvel, Lucasfilm y la Fox.

Y qué tiene de guay. Disney+ es una plataforma en la que el estudio ofrecerá contenido familiar de su amplísima librería de series y películas, la que más valor tiene sobre la faz de la Tierra. Eso incluye:

  • Disney Animation. Todos los clásicos animados del estudio, incluidos los que durante años quedaron relegados a la conocida como Disney Vault, o Caja Fuerte de Disney. Esto es, muchos títulos de Disney que solo podían comprarse en ediciones limitadas de DVD o BluRay que la compañía sacaba a la venta cada cierto tiempo.

  • Pixar. Todas las películas del estudio que te trajo Wall-E y Toy Story, pero ninguna de las que se han estrenado en los últimos dos años… todavía. Pensad que algunos títulos siguen licenciados a otras plataformas o todavía están dentro de la llamada ventana de distribución (esto es, el tiempo que pasa entre que una película se estrena en cines y sale en streaming; normalmente, unos siete meses).

  • Star Wars. La saga entera, incluyendo las originales de George Lucas, las series animadas The Clone Wars y Star Wars Rebels, las entregas de LEGO Star Wars y la primera serie en acción real de la franquicia: The Mandalorian.

    • Con The Mandalorian hay más hype que con Jumanji 2 y os escribo esto mientras actualizo el navegador como un condenado para poder ver el piloto. Más sobre ella, al final de este bloque.

  • Marvel. Estarán muchas de las películas y series de la franquicia, aunque no las que estrenaron con Netflix (Daredevil, Jessica Jones y tal) ni numerosas películas que todavía están bajo contrato de licencia con otras plataformas de streaming. Algunas que sí estarán desde el principio: Capitana Marvel y Vengadores: Endgame.

  • Películas en acción real. Desde títulos familiares de la Fox como la saga de Solo en casa (¡yay!) y El retorno de las brujas, hasta blockbusters como Alicia en el País de las maravillas, Piratas del Caribe y Avatar. Oh, y las High School Musical.

  • Mogollón de series. Animadas y en acción real. Eso incluye una nueva serie original de High School Musical, Lizzie Maguire, La banda del patio, Phineas y Ferb y Gravity Falls.

  • National Geographic. Documentales y series documentales a punta pala de la reputada cadena. Ah, y estará el increíble documental Free Solo que ganó el Oscar el año pasado.

  • Los Simpsons. Sí, estará toda la serie desde el lanzamiento. Cosas que tiene comprar la Fox.


Como veis, Disney+ empieza con un catálogo espectacular, muy diferente a la corta carta de presentación de Apple TV+, el servicio del que hablé la semana pasada. Y por un precio de 6,99 dólares al mes, apenas 2 dólares más caro que lo que da Apple por unas cuantas series no muy bien recibidas por la crítica. ¡Pero!

Son ligas diferentes. Apple es una compañía tecnológica. Disney es un estudio pensado por y para sus series y películas. Mickey necesita que esas historias se retroalimenten dentro del ecosistema que Iger ha construido para ellas. Es decir, un universo en el que una película como Frozen 2:

  • Recaude más de 1.500 millones de dólares en la taquilla global.

  • Venda tropecientos mil juguetes y disfraces inspirados en la película.

  • Cause estragos en las colas de las atracciones que se construyan con su nombre en los parques temáticos de Disney.

  • Obligue a que millones de familias se suscriban a Disney+ para que sus hijos vean la película hasta echar la pota —que es algo que estoy seguro que muchos padres lectores de esta newsletter hacen a menudo.


Tened en cuenta
que la división de parques temáticos de Disney hace más dinero que la del estudio de cine, pero nadie iría a los parques si las películas que produce The Walt Disney Company no existieran.

Fortaleza. Disney+ es el centro donde convergen todos los productos que hacen de Disney el imperio cultural que es hoy en día. Y a través de un servicio que pronto usarán millones de personas, la compañía sabrá recalibrar sus esfuerzos de cara a satisfacer de forma más efectiva a sus clientes.

  • Con Disney+, la compañía va a tener información directa y en tiempo real de los gustos de sus seguidores. Qué serie ven con más intensidad, qué película merece antes una secuela o qué personaje necesita su propio muñeco.


Sangría
. Disney+ le va a hacer perder mogollón de dinero a Disney en estos primeros años:

  1. Dinero que Disney deja de ganar por perder licencias multimillonarias por las que antes vendía su contenido a plataformas como Netflix.

  2. Dinero que ha invertido Disney en sacar adelante una plataforma de streaming a la altura de sus competidores y con un catálogo de aúpa (hello, 85.000 millones de dólares que costó la Fox).

  3. Dinero que Disney tiene que invertir en series y películas originales para apuntalar la oferta de su librería y lograr que los medios y los fans nunca dejen de hablar de Disney+.


Afinidad
. Mantener ese ecosistema vivo y optimista es algo que el analista Matthew Ball define como afinidad marginal, la habilidad que tiene Disney de explotar el amor que sentimos por sus historias. A más cariño sintamos por Frozen, más dinero generará esa marca dentro del ecosistema de Disney.

  • Es decir, que aunque Disney+ vaya a ser un éxito solo por lo que ofrece a millones de familias, también necesitará saber aprovechar las marcas que están a su disposición para hacer contenido a la altura de esa afinidad de los seguidores de Disney.

    • Recordemos que las marcas también pueden saturar (hey, peli de Han Solo) o agotar (hola, DC Comics) y Disney no se puede permitir perder en ese terreno porque su negocio entero peligraría.


Dos cosas más
. Primero, la táctica de Iger pasa por convertir a Disney+ en la plataforma de streaming imprescindible para las familias de todo el mundo en un desembarco internacional que tendrá lugar en los próximos meses:

  • Ahora: EEUU, Canadá y Holanda.

  • Marzo de 2020: España, Alemania, Italia, Reino Unido, Francia y más.

  • Finales de 2020: Disney+ ya estará en gran parte del globo.


Segundo, ¿es Disney+ el mata-Netflix?
Nah. Son servicios complementarios. Sobre todo, teniendo en cuenta que uno no tiene que invertir más de 20 dólares por estar suscrito a los dos. Para mí, lo difícil lo tienen las plataformas que vienen por detrás: HBO Max, Peacock y compañía.

Mis impresiones. He estado esta noche tocando un poco la app de Disney+ desde mi iPhone y estoy muy impresionado a todos los niveles. Fluida e intuitiva. La calidad de reproducción es impecable en varios de los títulos que he probado (Endgame, por ejemplo).

  • También he podido ver el inicio de El jorobado de Notre Dame con el doblaje español de España sin problema alguno. También estaba el doblaje latino y un cojón y medio más de idiomas.


The Mandalorian. El primer episodio de la serie de Star Wars me ha dejado algo frío. La he visto más cercana a una Marvel’s Agents of SHIELD que a la superproducción que nos habían vendido. Tampoco creo que el piloto sea demasiado bueno y diría que hasta me ha parecido algo cutrecillo. Me quiero esperar porque el cliffhanger del final me ha volado la puta cabeza, pero no os puedo decir nada concreto porque es sorpresa.

  • Lo que sí diré es que el humor de la saga está muy presente, que la música es cojonuda y que me intriga la mitología que presentan. Lo que se me hace más difícil es entrar en la historia y ver al protagonista como a alguien con el que de verdad vaya a querer pasarme muchas horas en el espacio. Veremos.

¿Desea saber más? En The Verge tienen una lista con todos los títulos que están disponibles desde el lanzamiento. La propia Disney hizo un vídeo de más de 3 horas con todo el contenido que habría en la fecha de lanzamiento en EEUU. Y de Matthew Ball, leed este ensayo del pasado marzo en el que ahondaba en por qué el ecosistema de Disney lo tendrá tan fácil para aprovechar el potencial de Disney+ (25 minutos).


🗳 Bloomberg y Patrick, ¿al rescate?

Lo importante: Michael Bloomberg y Deval Patrick estarían pensándose entrar en la carrera presidencial a última hora porque creen que hay un hueco para ellos de cara a la nominación demócrata que ahora se disputan una docena de candidatos.

Me suena Bloomberg. Fue alcalde de Nueva York durante más de una década y es la novena persona más rica de Estados Unidos con un patrimonio de más de 57.000 millones de dólares. Es moderado en lo económico, pero progresista en temas como el control de armas o la lucha contra el cambio climático. Es blanco y tiene 77 años.

Deval, who? Este ya es más difícil que os suene. Fue gobernador del estado de Massachusetts durante ocho años. Es moderado y representa bastante bien al establishment del partido demócrata. Es afroamericano y tiene 63 años.

¿Y por qué ahora? Eso se preguntan periodistas y resto de candidatos en estos momentos. Ninguno va a cambiar de forma notable la carrera como sí harían, por ejemplo, una Hillary Clinton o una Michelle Obama, así que no está muy claro qué pretenderían conseguir con esta entrada tardía.

  • Lo de tarde lo digo porque la mayoría de candidatos demócratas llevan en la carrera presidencial desde primeros de año y este viernes es el último día para presentar candidatura en New Hampshire, así que lo de Patrick lo deberíamos saber seguro este mismo jueves.

  • Además, muchos de los candidatos que siguen en la carrera tienen una infraestructura enorme de campaña en los primeros estados en los que se celebran primarias en febrero de 2020, algo que a Bloomberg y Patrick les costaría muchísimo montar en unas pocas semanas.


¿Qué tiene Bloomberg?
Dinero de sobra para financiarse su propia campaña y enterrar al resto en billetes y anuncios televisivos que le conviertan en un candidato a tener en cuenta.

¿Qué tiene Patrick? Quizá el apoyo del establishment de su partido y cierta popularidad en New Hampshire, un estado vecino a Massacusetts en el que un buen resultado puede catapultarle a la primera plana de la carrera.

Danger Biden. Bloomberg y Patrick representan el temor por parte de cierta clase de donantes demócratas de que el exvicepresidente Joe Biden se va a desfondar y les deje sin ninguna alternativa moderada que pueda ganar a Trump en unas generales. Es decir, hablamos de un perfil de votante/donante…

  • … que está preocupado con que alguien como Elizabeth Warren o Bernie Sanders consiga la nominación, con todo lo que ello implica:

    1. Que son demasiado progresistas para ganarle a Trump en 2020.

    2. Que son demasiado progresistas para sus intereses económicos liberales.

  • … que ha perdido la confianza en que figuras mainstream como los senadores Cory Booker, Kamala Harris o Amy Klobuchar puedan remontar.

  • … que cree que apostar por un alcalde gay como Pete Buttigieg o un empresario asiático como Andrew Yang es jugársela demasiado.


Encuestas. El problema principal que tienen Bloomberg y Patrick es que los votantes ya están contentos con el plantel de candidatos actual. Nadie está pidiendo más candidatos salvo que esa cierta clase de votante/donante de la que hablaba y que a estas alturas es un ente no demasiado bien definido.

  • Ni qué decir que este mismo lunes una encuesta apuntaba que Bloomberg no levantaba más de un 2 por ciento entre votantes que le votarían seguro en las primarias de New Hampshire. En cambio, un 54 por ciento de encuestados aseguraban que jamás le votarían.


Tampoco ha ayudado
que una encuesta de The New York Times en los estados que serán decisivos en 2020 haya acojonado de nuevo a los demócratas.

  • Según el NYT, solo Biden le lleva algo de ventaja a Trump en estados como Michigan, Wisconsin o Pennsylvania, los que decantaron la balanza del lado de Trump en 2016.

  • Con Sanders, podríamos estar hablando de unas elecciones que se decidirían por unos cuantos miles de votos.

  • En cambio, la favorita en las casas de apuestas Warren las pasaría canutas en un estado determinante como Michigan.

¿Desea saber más? En FiveThirtyEight tienen un buen resumen de todas las razones por las que tampoco habría que tomarse demasiado en serio la posibilidad de que Bloomberg se presente (6 minutos).


🤓 Tres lecturas relevantes

Silicon Valley: ‘En internet, nadie sabe que no eres rico. Salvo esta cuenta’, por Taylor Lorenz en The New York Times (en inglés; 6 minutos).

Esto de Lorenz me ha recordado al caso del youtuber español JPelirrojo, que intentó timar a un puñado de chavales para que hicieran un curso impartido por él en el que enseñaba a ¿cumplir tus sueños? Bueno, pues Lorenz lo que hace es seguir la actividad de una cuenta que se dedica a desenmascarar a influencers que van de forrados y exitosos para vender cursos, programas de mentoría y movidas similares.

Hollywood: ‘¿Puede Kevin Mayer conseguirle el futuro a Disney?’, por Erich Schwartzel y Joe Flint en The Wall Street Journal (en inglés; 15 minutos).

Mayer es el nuevo ‘probable sucesor’ de Bob Iger al frente de The Walt Disney Company. En el WSJ le han dedicado este perfil sobre los retos que se le presentan ahora que está al frente de la estrategia de Disney+. La sucesión de Iger siempre ha sido un tema fascinante en Hollywood y los resultados de la plataforma de streaming sin duda influirán en la decisión final de Bob.

Washington D.C.: ‘Los demócratas no están moviéndose a la izquierda, están volviendo a sus raíces’, por Joshua Zeitz en Politico (en inglés; 11 minutos)

Uno de los aspectos más divertidos de cubrir EEUU siendo europeo es que las frases a lo ‘Los demócratas quieren traer los males del socialismo a este país’ suenan un poco a chino teniendo en cuenta lo que cuesta ponerse enfermo en este lado del charco. Este artículo de Politico recuerda que los demócratas no están virando tantísimo a la izquierda, sino que solo estarían volviendo a sus orígenes. Es una buena lección de historia.


😆 Quitándole la gracia

Home Depot. Desde hace cosa de un mes, la canción de la cadena de bricolaje Home Depot se ha convertido en uno de los temas estrella de los TikTokers. Alguien decidió muy acertadamente que la cosa era muy temazo y los zeta se encargaron del resto. Para que os hagáis una idea, esta es la canción.

Y ahora, pensemos en qué haré yo cuando salga el álbum de Home Depot y qué haremos juntos cuando estemos todos enganchados a esta mierda.

Qué tiempos aquellos cuando te quedabas en una de las cocinas del Ikea esperando a tus padres como si estuvieras en casa. O cuando tu padre te decía que le ayudaras solo un momentín a arreglar el cortacésped. Si es que nos engañan tantas, veces. Pero sigamos bailando al ritmo de Home Depot. Venga, Marshmello, dale caña.

Lo que no había pensado es que lo que hace BUENA de verdad a la canción es algo muy de marca por parte de la peña de Home Depot. Escuchad.

Y para terminar: típica cagada que te metes en el baño del Leroy Merlin (el que no toca); cuando sabes aprovechar el drop de la forma más épica posible; y este vídeo random de una chica y su novio imitando enchufes en el Home Depot que GRACIAS POR EXISTIR.

Btw, este meme recuerda un poco al de las listas de música lo-fi beats que se pusieron de moda en 2018. Esta de Rick & Morty es el ejemplo perfecto. ¡Las uso a veces para trabajar y van dabuti!

Y en vídeos que os alegrarán el día: un veterano de la Segunda Guerra Mundial tocando el himno estadounidense con su armónica, Chewbacca hablando nuestro idioma en el set de rodaje de Star Wars, este bailecico porque sí, el mejor vídeo de abrir un refresco con una patada, perros sacados de El Exorcista, por supuesto que tenía que decir ESE Pokémon para ganar 1 dólar, las cebollas también merecen sus propias historias de amor, hay gatos que ya saben hablar, este hilo de chavales usando a Google como psicólogo, el gato estrella de la NFL y joder a mí también me pasa esto todas las noches.


🤩 Un vídeo para despollarse

Si me seguís desde hace tiempo sabréis que David Dobrik es mi youtuber favorito en estos momentos. Sus vídeos se ven como pipas y siempre tienen unas cuantas anécdotas divertidísimas de su vida-desfase en Los Ángeles. Su último NO decepciona. Por favor, aguantad hasta el final para ver la putada que le gastan a su amigo Jonah con un helicóptero. Ah, y si no le conocéis, ved esta otra cabronada que le gastó a un chaval haciéndole creer que era invisible delante de toda su familia. Lloro siempre que lo veo.


👋 Y para terminar...

Una recomendación. Si podéis cazarla en el cine, The Farewell es una de las pocas películas que me han hecho llorar en salas este año. Es un relato honesto y difícil sobre cómo una familia china le oculta a su matriarca que tiene cáncer —se ve que a nivel cultural es algo común en China. Debería lograr un par de nominaciones al Oscar si nada se tuerce.

Ah, y yo también me siento así cuando un desconocido me pide que vigile sus cosas.

Hasta la semana que viene.